www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENSIÓN A LA LLEGADA DEL ACUSADO A LA AUDIENCIA

Morate se niega a declarar en el juicio por los asesinatos de Cuenca

Sergio Morate durante el arranque del juicio de los asesinatos de Cuenca
Ampliar
Sergio Morate durante el arranque del juicio de los asesinatos de Cuenca (Foto: Efe)
Se encuentra en prisión desde 2015 por la muerte de Marina Okarinska y Laura del Hoyo.

Sergio Morate, interno en la cárcel de Estremera (Madrid), se ha acogido a su derecho a no declarar en el juicio con jurado que se sigue contra él en Cuenca, acusado de los asesinatos de Marina Okarinska y Laura del Hoyo en agosto de 2015. A las puertas de la Audiencia Nacional de esta provincia, los familiares de las víctimas, principalmente de Laura del Hoyo, han increpado al procesado con gritos de "criminal" y "asesino".

En sus exposiciones, tanto la fiscal Cristina Moruno como los abogados de las acusaciones particulares han expuesto al jurado su consideración de que Morate es el autor de las muertes de Marina y de Laura. Sin embargo, su abogado defensor ha subrayado que no hay una sola prueba que incrimine a su representado. También ha aseverado que desde un primer momento se ha buscado un culpable "y no se han tenido en cuenta otras alternativas".

La fiscal ha sostenido que Morate mató a Marina con alevosía, dándole un golpe en la cabeza por detrás y poniéndole una brida en el cuello, mientras que hizo lo propio con Laura para evitar que se descubriera un crimen, por lo que su muerte debe considerarse también asesinato.

La representante del ministerio público pide que Morate sea condenado a 48 años de prisión por el doble asesinato, 25 años por el de Marina y 23 años por el de Laura, y que indemnice a las dos familias con 510.000 euros.

Por su parte, la abogada de la familia Okarinska ha pedido una pena de 31 y tres meses años de prisión por el asesinato de Marina y una indemnización de 650.000 euros, mientras que el abogado de la familia de Laura del Hoyo ha pedido una pena de 25 años de prisión por su asesinato y a que indemnice con 300.000 euros a sus padres y con 50.000 a cada una de sus dos hermanas.

Entre gritos de "asesino", "miserable" y "queremos justicia" ha salido Morate tras casi once horas sentado en el banquillo como único acusado. Los familiares de ambas víctimas han esperado a Morate a la salida de la Audiencia, quien ha bajado de nuevo las escaleras a la carrera custodiado por dos agentes de la Guardia Civil hasta el furgón que le traslada hasta la cárcel de Estremera, donde lleva interno desde hace dos años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.