www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Madrid, capital internacional del arte

martes 24 de octubre de 2017, 20:38h

Complejo asunto de siempre y, también,como siempre, menos entendible que enojoso. Encerrados en desmesuradas ambiciones, en mezquindades territoriales, en afanes de poder, retrocedemos por un lado a niveles inadmisibles;en tanto que, por el otro, avanzamos sorprendentemente. Un año de nuestro tiempo quizá equivale a cientos del pasado. Nada más que echar un vistazo a la fabulosa cibernética para regocijarnos, o asombrarnos. Por suerte el arte sigue vivo y enjundioso proponiendo su tabla de salvación en los muchos naufragios del hombre. Pero no es el propósito de este limitado artículoenumerar acciones desagradables que nos hartan y todos conocemos, sino destacar lo positivo.

Llevo un tiempo, que ya se mide en años, repartiendo mi vida entre Madrid y Buenos Aires, ciudades a las que amo y admiro sobre todo por la intensidad cultural que exhiben permanentemente. Aquí, en esta milenaria tierra de Cervantes y Quevedo he asistido, en lo que va de este mes, a diversos hechos gratificantes que bien vale destacar.

Visité, la magnífica exposición de Ignacio Zuluaga, una verdadera fiesta para los ojos, en la que el artista combina un profundo sentido de la tradición con una visión plenamente moderna, especialmente ligada al París de la Belle Époque y al contexto simbolista donde el pintor se movió por aquellos años.La muestra, con más de 90 obras, ha contado con casi40 prestadores, entre colecciones particulares nacionales e internacionales; además de la propia familia Zuloaga. Laexposiciónse exhibe en la Fundación MAPFRE, de Paseo de Recoletos 23. Y, por supuesto, la recomiendo especialmente.

Otra exposición reveladora es la que presenta el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza tituladaPicasso/Lautrec, la primera exposición monográfica dedicada a la relación de estos dos grandes maestros de la modernidad. Aunque vale agregar quela comparación que intentan forzar los curadores, no viene al caso porque los artistas no nacen de sí mismos, sino que tienen padres, abuelos y tíos, y la relación estéticaes algo reiteradamente establecida por la literatura y la crítica contemporánea. Pero, sí es cierto,que esta es la primera vez que se confronta la obra de ambos artífices en una misma sala. La exposición plantea además nuevos puntos de vista de esta apasionante relación figurada, pues no se limita al tópico del joven Picasso admirador de Lautrec en la Barcelona de sus primeros años y luego en París, sino que ha rastreado la pervivencia de esa huella a lo largo de la dilatada trayectoria del artista español, abarcando también su periodo final.

El 3 de este mismo mes participé, en el Círculo de Bellas Artes, de la presentación del libro España en mí y otros poemas, de Alejandro Guillermo Roemmers, con prólogo de Luis Alberto de Cuenca. Donde el autor leyó, entre tantos otros bellos poemas, el aplaudido soneto “A Miguel Hernández”:

¿Por qué hallaste, Miguel, el lado oscuro,

el absurdo fragor, la estrella hiriente?

¿Por qué clavó en tu integridad ferviente,

la desventura su aguijón más fuerte?...

y“Aprendiendo a vivir”:

Dicen, los que algo saben de este oficio,

que aprendiendo a vivir se va la vida…

Sufrí, amé, me siento bendecido,

aunque no sepa cómo ni por qué,

ni a quien dar gracias por haber vivido.

Dos de los poemas que se cuentan entre los seleccionados.

En el acto también se presentó Un poeta para el siglo XXI, una selección de comentarios, prólogos, entrevistas y reseñas que han merecido las obras de Roemmers, que se desenvuelve entre la poética inscrita en la tradición de la literatura hispana, la prosa más comprometida con los valores humanos y el desarrollo del espíritu crítico; todo en busca de una literatura enriquecedora, sin olvidar la estética de la esperanza y la misericordia que el autor mantiene a lo largo de su trayectoria y que culmina en Franciscus, un musical sobre San Francisco de Asís para el que, además de haber escrito el libreto, ha colaborado con la composición de dos de sus temas. Obra que se prevé estrenar en España el próximo año.Es importante destacar el gran número de jóvenes que acudieron al acto, lo que demuestra que hay que conservar un alma dinámica para ser sensible a la poesía.

En teatro, también en Bellas Artes, asistí a la representación de El rufián dichoso, de don Miguel de Cervantes, adaptada porJosé Padillay bajo la dirección de Rodrigo Arribas y Verónica Clausich. La obra es una de las ocho comedias escritas por Cervantes entre 1605 y 1615, que posee numerosos elementos picarescos, jácaras e incluso personajes alegóricos que dinamizan la trama.A través de esa pieza, Cervantes reflexiona acerca de la evolución de su dramaturgia ante el éxito que la nueva fórmula teatral encabezada por Lope de Vega, en El arte nuevo de hacer comedias, había desarrollado en esa época.Allí se cuenta la historia de la conversión de un hombre perteneciente al hampa sevillana, Cristóbal de Lugo, criado del inquisidor Tello de Sandoval. Bajo la protección de su amo, Lugo tiene libertad para actuar a su antojo en los escalones más bajos de la sociedad hispalense, sin muestras de arrepentimiento.Tras una elipsis temporal, Lugo aparece más tarde convertido en Fray Cristóbal de la Cruz. Este cambio repentino se explica a través de la intervención de los personajes alegóricos de la curiosidad y la comedia, quienes en su conversación explican el cambio que Lugo sufrió al trasladarse a México con su amo y llegar a convertirse en el hombre santo que acaso aparentaba ser. En México, Cristóbal de la Cruz conoce a Ana de Treviño, una mujer que rechaza confesarse en su lecho de muerte ya que ha sido tentada por diversos diablos. Fray Cristóbal de la Cruz ayuda a que Ana de Treviño se convierta y salve su alma, consiguiendo así él mismo la santidad y ascender a los cielos aplaudido por los cristianos. Otro regalo póstumos del genio madrileño.

Finalmente, asistí en la galería de Arte del Ateneo de Madrid a la bellísima exposición Palabras esculpidas, en la que el escultor Paco Sainz, ilustra poemas de Estrella Cuadrado. El resultado es una original exposición que produce el feliz encuentro de la poesía y la escultura. Maestro de la forma y de la armonía de materiales diversos (mármol, bronce, madera, plástico y terracota) a los que da vida y presencia estética, el escultor más que ilustrar los sutiles versos de Estrella:

La mujer sigue esperando

asomada a la ventana.

La mujer sigue soñando…

Por ella y por todas, la mujer espera…

Ambos creadores nos guían por senderos propios que se unen en un mañana más solidario y noble. La dulzura del haikú también tiene presencia en el decir de la poeta:

Fragilidad

alas de mariposa

bajo la lluvia.

Y la correspondiente respuesta del escultor: una mano blanca, delicada, con una mariposa en uno de los dedos.

Los amantes del arte, que aún somos muchos, no se pueden perder esta mágica exposición.Madrid, la asombrosa ciudad radiante sigue sembrando belleza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Madrid, capital internacional del arte

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    6707 | Marina Fagundes Coello - 27/10/2017 @ 04:20:44 (GMT+1)
    El Soplo Celeste Cuanto inquieta Y acalma el alma La excelsa pluma! Es asombro Ante lo inconmensurable de la vida. Gratitud Que pone al Tiempo de rodillas. Y que al rodar En la insondable desnudez de una lagrima Se desvela... En la entrega, El soplo celeste; Presente en la obra De todo genio. Marina Fagundes Coello Poeta brasileña bilingüe
    6694 | María Alicia Farsetti - 26/10/2017 @ 16:59:31 (GMT+1)
    Como buen artista y especial cultor del arte hispánico, Roberto Alifano, realiza una clara reseña de la prolífica actividad artística que lo caracteriza, sin omitir aspecto alguno de su producción. Con clara convicción de que el arte es uno sólo y clara expresión del alma del artista, señala, en igual nivel, obras teatrales, pictóricas, literarias, dibujando poética y magistralmente la conexión que entre ellas existe. Sólo un poeta poseedor de una gran sensibilidad es capaz de unir en abanico y en un sólo corazón el amor que trasunta del alma.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.