www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL SENADO APRUEBA LAS MEDIDAS PARA DEVOLVER LA LEGALIDAD A CATALUÑA

Sáenz de Santamaría ejercerá la Presidencia de la Generalidad

EL IMPARCIAL
sábado 28 de octubre de 2017, 09:53h
Sáenz de Santamaría ejercerá la Presidencia de la Generalidad
Ampliar
(Foto: Efe)
Destituido el Govern, disuelto el Parlament y convocadas elecciones.

El Consejo de Ministros ha aprobado las medidas previstas para Cataluña en aplicación del artículo 155 de la Constitución. El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha informado desde el Palacio de la Moncloa de que ha disuelto el Gobierno de la Generalidad y ha ordenado el cese de su presidente, Carles Puigdemont, de su vicepresidente, Oriol Junqueras, así como de todos sus consejeros. Según refiere el BOE, ahora será la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la que asumirá las funciones de la Generalidad.

Real Decreto 944/2017

- Artículo 3. Presidente del Gobierno.
Con relación al Gobierno, a la Administración de la Generalitat de Cataluña, sus organismos, entes, entidades y sector público empresarial dependientes, el Presidente del Gobierno de la Nación asume las funciones y competencias que corresponden al Presidente de la Generalitat de Cataluña, previstas en el Estatuto de Autonomía, en la Ley 13/2008, de 5 de noviembre, de la presidencia de la Generalitat y del Gobierno, y en las demás disposiciones autonómicas que resulten de aplicación.

- Artículo 4. Vicepresidenta del Gobierno.
Con relación al Gobierno, a la Administración de la Generalitat de Cataluña, sus organismos, entes, entidades y sector público empresarial dependientes, la Vicepresidenta del Gobierno y Ministra para las Administraciones Territoriales asume las funciones y competencias que corresponden al Vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, previstas en la Ley 13/2008, de 5 de noviembre, de la presidencia de la Generalitat y del Gobierno, y en las demás disposiciones autonómicas que resulten de aplicación.

Igualmente, Rajoy ha disuelto el Parlamento catalán y ha convocado elecciones autonómicas para el jueves 21 de diciembre. Además, el Consejo de Ministros ha ordenado el cese del secretario general de Interior, César Puig, y al director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler. Durante la madrugada, el BOE ha publicado también el cese del mayor Josep Lluis Trapero.

Por otra parte, el Gobierno ha ordenado también el cierre de las las "embajadas" catalanas, excepto Bruselas, así como la clausura del patronato de Diplocat, una entidad público-privada al servicio del Govern para impulsar la proyección internacional de Cataluña, y el cese de los delegados de la Generalitat en Madrid y Bruselas.

Rajoy ha justificado estas decisiones porque considera que es "urgente devolver la voz a los ciudadanos catalanes para que decidan su futuro". Y lo es también, ha añadido, para que "nadie pueda cometer ilegalidades en nombre" de los ciudadanos de Cataluña. "Son las urnas, las de verdad", las que tienen que establecer "los controles y garantías" y "las que pueden sentar las bases de la necesaria recuperación de la convivencia entre catalanes", ha añadido Rajoy. Y ha apostillado que el Gobierno no quiere dilatar esta tarea de recuperar la convivencia "ni un minuto más".

Por eso ha defendido convocar cuanto antes unas elecciones "libres, limpias y legales, que puedan restaurar la democracia en la comunidad autónoma".

Cinco decretos

Las decisiones anunciadas se desarrollan en cinco decretos han entrado en vigor tras ser publicados en el Boletín Oficial del Estado este mismo viernes. El primero es el del cese del presidente de la Generalitat y el segundo, el que acuerda igualmente el cese del resto de miembros del Govern. No incluye al consejero Santi Vila, ya dimitido. A ellos se suma un tercero, por el que se fija que los ministerios asuman las competencias respectivas de cada consejería y que adjunta un anexo con las equivalencias respectivas.

Otro decreto incluye extinciones de organismos y otros ceses, como el del personal eventual que deja de ejercer su función cuando cesa a su vez el cargo del que dependen.

El quinto decreto es el de convocatoria de elecciones en Cataluña para el día 21 de diciembre. Este último decreto se publicará este sábado y así empezará a contar el plazo de 54 días fijado en la Ley orgánica del régimen electoral general y que deben transcurrir desde entonces hasta el día de los comicios.

Mayoría en el Senado

El pleno del Senado ha aprobado por mayoría absoluta (81,6%), tan solo 45 minutos después de que el Parlament declarase la independencia, el acuerdo del Gobierno con las medidas que, al amparo del artículo 155 de la Constitución, prevén devolver la legalidad constitucional y estatutaria a Cataluña.

Así, la autorización al Gobierno se aprobado con 214 votos a favor del PP, PSOE, Ciudadanos, UPN, Foro y Coalición Canaria, frente a 47 votos en contra de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, PNV, EH Bildu y Compromís, y la abstención de Nueva Canarias. Se han ausentado de la votación el expresidente de la Generalidad de Cataluña y senador socialista José Montilla y su compañero de partido y expresidente de Baleares, Francesc Antich.

De esta forma, el Senado autoriza al Gobierno a destituir al presidente Carles Puigdemont y a todos los miembros de su Gobierno, así como a limitar las funciones del Parlament y a asumir el mando de los Mossos al amparo del citado artículo de la Carta Magna.

Finalmente, el PP ha aceptado dos enmiendas del PSOE para suavizar el texto, ya que se prevé modular las medidas a aplicar, incluso suspenderlas, si cesan las circunstancias que las han originado, y, por otra parte, se renuncia a controlar los medios públicos catalanes, como TV3, que seguirán dependiendo del Parlament. Tras la aprobación de las medidas, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha remitido una comunicación oficial al Gobierno, a la Generalitat de Cataluña y al Congreso de los Diputados. El Gobierno ultima ya el decreto con el que las hará efectivas.

Con la autorización del Senado, requisito imprescindible para la aplicación de las medidas, tal y como establece el propio artículo 155, el Gobierno ha convocado para esta misma tarde dos reuniones del Consejo de Ministros, una de ellas extraordinaria, para aprobar su aplicación.

Declaración ilegal de independencia

Por su parte, el Parlament ha aprobado de forma ilegal con la mayoría de JxSí y la CUP, y con la ausencia de Ciudadanos, PSC y PP, la independencia de Cataluña. Se prevé que el Tribunal Constitucional dejará sin efectos la votación del parlamento catalán admitiendo a trámite el recurso de amparo presentado por el PSC. Igualmente, el Gobierno recurrirá ante el Constitucional la declaración de independencia.

El texto presentado por JxSí y la CUP para declarar la independencia proclama literalmente: “Asumimos el mandato del pueblo de Cataluña expresado en el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre y declaramos que Cataluña se convierte en un Estado independiente en forma de república”. También en su preámbulo dice: “Constituimos la república catalana, como Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social”.

En la votación, en urna y de forma secreta, no han querido participar los diputados de Ciudadanos, el PSC y el PPC, que han salido del hemiciclo.

Después de que se constituyerá una República en Cataluña, sin contar con la presencia de ningún diputado de la oposición, el presidente del Gobierno ha asegurado que "el Estado de Derecho restaurará la legalidad en Cataluña" y ha pedido tranquilidad a los españoles ante esa decisión. Mariano Rajoy, en un mensaje en Twitter, ha dicho: "Pido tranquilidad a todos los españoles. El Estado de Derecho restaurará la legalidad en Cataluña".


El Parlament, con los votos en urna y de forma secreta los de JxSí y la CUP, ha aprobado una resolución en la que insta al Govern a dictar todas la resoluciones necesarias para desplegar el marco legal de la "república" catalana y, en cuyo preámbulo, se declara un "Estado independiente en forma de república".


Junts pel Sí y la CUP pidieron votar de forma secreta mediante voto por “llamada” y en “urna” por la “cultura política antirrepresiva”. Esto provocó que desde el PPC, Xavier García Albiol les llamara “cobardes”: “¿Cómo quieren proclamar la independencia si no tienen narices de dar la cara? ¿Qué independencia quieren proclamar si le tienen miedo a legalidad española?”.

Al término de la votación, los diputados soberanistas cantaron "Els Segadors" y salieron entre besos y abrazos. Puigdemont, que no intervino en el pleno de respuesta al 155, hizo su primera intervención pública junto a las escalinatas del Parlament, arropado por sus consellers y diputados, así como por más de 200 alcaldes soberanistas. Dijo que ha llegado la hora de que las instituciones y los ciudadanos mantengan "el pulso del país" en el terreno de "la paz, el civismo y la dignidad".

Rajoy, contundente

El presidente del Gobierno ha asegurado que el Estado "reaccionará" ante la aprobación de la independencia por parte del Parlament, porque es algo que para la mayoría "no solo va contra la ley, sino que es un acto delictivo". En declaraciones en los pasillos del Senado, Mariano Rajoy ha subrayado que el objetivo ahora es "recuperar la legalidad" ante algo que "no es posible", la independencia de Cataluña.

Rajoy también ha destacado que España "es un país serio, una gran nación" y el Estado no está dispuesto "de ninguna de las maneras" a que algunas personas pretendan "liquidar" la Constitución, las normas de convivencia y las reglas de juego.

Por la mañana, el presidente del Gobierno ya aseguraba que "no hay alternativa" a la aplicación del artículo 155 de la Constitución ante la actitud del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de quien ha dicho que "él y sólo él" ha elegido este camino.

Por su parte, desde el PSOE, que ha estado en todo momento al lado de las decisiones del Gobierno, su secretario general del PSOE ha apelado al sentido común y a la racionalidad "frente a la fe irracional que predican los que conducen a Cataluña al abismo". Pedro Sánchez ha dicho que su partido no renunciará "jamás a la España de la reconciliación" y ha señalado que por "disparatados" que sean los proyectos de muchos gobernantes "hay vínculos que prevalecerán sobre el absurdo".

Al tiempo, Junts pel Sí (JxSí) y la CUP proponían abrir en Cataluña un proceso constituyente liderado por la sociedad civil, por lo que serían creados un consejo asesor y una plataforma promotora, si bien finalmente serían convocadas unas elecciones constituyentes para aprobar el texto constitucional definitivo. La propuesta de resolución conjunta registrada en el Parlament instan a "declarar el inicio y apertura del proceso constituyente". Esto implica, se apunta en el texto, instar al Govern a "activar de forma inmediata todos los recursos humanos, públicos y sociales así como medios materiales a su alcance, para hacer efectivo el proceso constituyente democrático, de base ciudadana, transversal, participativo y vinculante, que tiene que culminar con la redacción y aprobación de la Constitución de la República".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
2 comentarios