www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PARADISE PAPERS

La BBC revela que el príncipe Carlos de Inglaterra invirtió millones en empresas 'offshore'
Ampliar

La BBC revela que el príncipe Carlos de Inglaterra invirtió millones en empresas 'offshore'

miércoles 08 de noviembre de 2017, 03:04h
Mandó casi tres millones de y medio de euros al paraíso fiscal de las Islas Caimán.

Los Papeles Paraíso están asestando un golpe severo a la legitimidad de la monarquía británica. Tras deslizarse los nexos que la propia reina Isabel podría tener con la evasión fiscal relacionada con intermediarios expertos en el uso de empresas 'offshore', la BBC ha publicado este jueves que el príncipe Carlos de Inglaterra invirtió, a través del Ducado de Cornualles, 3,9 millones de dólares (3,35 millones de euros) en cuatro fondos registrados en las Islas Caimán en 2007.

Aunque la cadena pública precisa que no hay indicios de evasión fiscal ni de ilegalidad en dichos movimientos, revela que el heredero del trono del Reino Unido trató de impulsar cambios en la legislación internacional relativa al mediocambiente toda vez que hubo comprado acciones de una compañía que podría beneficiarse de dichos cambios. La sede fiscal de esa empresa en la que invirtió se localiza en el paraíso fiscal de las Islas Bermudas.

Además, The Guardian ha explicado que Carlos invirtió un millón de libras (1,13 millones de euros) en el fondo Coller International Parners IV-D, en las Islas Caimán y ha relatado que el príncipe "ha pagado impuestos de forma voluntaria sobre los beneficios que recibe de ese fondo cada año" en el Reino Unido. Este hecho ha desinflado el escándalo, si bien el Ducado de Cornualles, controlado por el primogénito de Isabel II, compró acciones de la firma Sustainable Forestry Management Ltd por valor de 113.500 dólares (97.610 euros).

Fue en 2007 y esa empresa se dedicaba a comercial con bonos de carbono, una mercancía favricada por los tratados internacionales que pretenden luchar contra las emisiones causantes del calentamiento global y el cambio climático. Después de convertirse en accionista a partir de la ancestral institución, Carlos batalló en defensa de ejecutar modificaciones en el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea y el protocolo de Kioto, normas y acuerdos que impedían comerciar con los bonos de carbono con los que trabaja la firma mencionada, con sede en las Caimán.

La respuesta oficial ha llegado a través de un portavoz de la residencia oficial del príncipe de Gales, la Clarence House. En declaraciones ofrecidas a la BBC, se señala que el heredero "ciertamente nunca ha decidido hablar sobre el tema simplemente por ser una compañía en la que podría haber invertido". "En el caso del cambio climático, sus puntos de vista son bien conocidos, dado que ha estado alertando sobre los riesgos del calentamiento global para nuestro medioambiente durante más de 30 años", ha defendido el vocero.

Asimismo, ha apuntado que "los mercados de carbono son solo un ejemplo (de las causas) que el príncipe ha liderado desde la década de 1990 y que continúa promoviendo hoy en día". Pero cuando el príncipe compró las acciones de Sustainable Forestry Management uno de sus directores era Hugh van Cutsem, banquero, conservacionista y amigo muy cercano de Carlos que en 2007 hizo campaña para lograr "cambios en la normativa" que regula los bonos de carbono.

En junio de aquel año, según la cadena pública británica, cuando se cumplían cuatro meses después de la inversión efectuada por el Ducado de Cornualles, Van Cutsem ordenó el envío de documentos relacionados con esa campaña al despacho del príncipe. En julio, Carlos pronunció un discurso en el que criticó la exclusión de los bonos de carbono -de selvas tropicales, los que poseía- del mercado comercial. Y defendió la urgencia de un cambio. En octubre aceleraría al promover una campaña en favor de los cambios anhelados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.