www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AMISTOSO: ESPAÑA 5 COSTA RICA 0

España estrena camiseta y se gusta en el festival de calidad ante Costa Rica | 5-0
Ampliar

España estrena camiseta y se gusta en el festival de calidad ante Costa Rica | 5-0

sábado 11 de noviembre de 2017, 23:24h
Isco gobernó en un primer tiempo imperial del combinado nacional que decidió el duelo. Por Diego García.

La ovación honorífica al recién fallecido Chiquito de la Calzada y la calidad de los jugadores de España, con exhibición relamida del Isco maestro de ceremonias, arrinconaron los pitos a Gerard Piqué para confirmar lo que se pretendía con este amistoso: que la autoestima y el compromiso de los internacionales permanezcan por las nubes. Con el debut de Kepa bajo palos y la acertada inclusión de Odriozola como relevo de Carvajal como novedades, Julen Lopetegui ordenó a los suyos disfrutar ante la ya clasificada para el Mundial Costa Rica. Y lo hicieron con creces en Málaga.

Salió de vestuarios con hambre y tensión competitiva disparadas el conjunto nacional ante un bloque centroamericano que sólo pudo tratar de achicar lo venidero. La ambición táctica y jerarquía quedaron sin rebate desde el primer minuto, con Thiago, Isco, Silva e Iniesta fluctuando en la mediapunta y filtrando pases entre líneas en combinaciones que deleitaron a la grada. Jordi Alba y el lateral de la Real Sociedad se incorporaban como extremos y lograban dañar al oponente.

Crear por dentro para devolver la pelota hacia fuera y dar el pase final desde ahí. Esa parecería ser la jugada ensayada y destinada a ser puesta en práctica. De hecho, el carrilero del Barça y el joven donostiarra avisarían, bajo ese modelo asociativo, en el cuarto minuto. Centró el realista y remató a las nubes el azulgrana, con pierna diestra y desde la frontal. Los ticos sólo acertaron a lanzar una contra en medio de la tormenta, con disparo muy desviado, y en el sexto minuto la conexión entre los laterales españoles concluiría con zurdazo cruzado y a la red de Alba.

El portero Carvajal le negaría a Morata un golazo en el minuto 12. Costa Rica no conseguía sacar a su defensa de la cueva y adelantar líneas, y el delantero del Chelsea sentó a su par con una bicicleta y pegado a la línea de fondo. El delantero titular español quiso golear sin ángulo pero el meta taponó el intento. Sin embargo, en el 24 no podría revertir la inercia el arquero visitante, que repelió un centro venenoso de Silva -tras el pase sedoso filtrado por Iniesta- y entregó al goleador canterano del Madrid el 2-0.

La posesión de España registraba ratios absolutos, con pizcas de deliciosa clase distribuidas entre Iniesta e Isco. La placidez de posesión perpetua de los de Lopetegui no se despegaría ni bajaría el listón. Odriozola y Alba proseguían abriendo espacios para que los interiores profundizaran con pases verticales y dañinos. Piqué firmaría un doble remate en acciones a balón parado y Carvajal sacaría de la escuadra un lanzamiento de falta directa de Isco. El mandato español era irrebatible.

Aún así, Venegas dispuso del recorte de distancias. No atinó a cabecear un centro mordido de Gamboa, con Kepa batido -minuto28-. Esta sería la única contra que encuadró deslocalizada a la cobertura local. Y es que, como se presumía desde el primer paso del enfrentamiento, esta iba a ser una de esas jornadas en las que el rigor y el trabajo táctico patrocina el gobierno de la calidad. Uno de esos eventos en los que el estilo de esta España más hambrienta se vuelve irresistible. Y sus peones se gustan. La defensa de cinco de los americanos no taponó lo previsto y la espalda de sus carrileros fue una autopista para el talento local. Además, las bajas de Bryan Ruiz y Joel Campbell mermaron su potencialidad atacante en transición -Ureña yacía aislado en este menester-.

El sustituto de Keylor Navas repelería un nuevo intento de Morata antes del intermedio, cuando el deportivista Borges degustaba, una y otra vez, cómo su centro del campo era superado por el virtuosismo del movimiento continuado de jugadores y balones en la zona central. Un sensacional envío de Isco -estelar- dejó al delantero del Chelsea en mano a mano. Y Piqué efectuó otro par de testarazos desatinados antes de conducirse al intermedio. El magnetismo nacional dejó en nada lo rocoso del repliegue de Costa Rica. Un 12-2 en tiros y 7-0 en disparos entre palos, además de la posesión (casi 70%), describían la escena.

El segundo acto dio paso a un enfriamiento local que duró en torno a cinco minutos. Aspas, Bartra, Sául y Nacho sustituyeron a Piqué, Busquets, Morata y Ramos y el tempo de juego se desplomó. Un puñado de despistes -uno de Kepa que fue más bien un susto en el control de la pelota- a punto estuvo de entregar a Costa Rica un remate claro en el área. Pero España se reactivaría y otra combinación efervescente desembocó en el derechazo cruzado de Silva para el tercer gol de la noche -minuto 51-.

El canario pudo aumentar su mochila de inmediato, tras robo alto -por la presión- y centro de Iago Aspas, y lo haría en el 55, representando la gran diferencia con respecto al equipo de Del Bosque: presión abrasiva de la delantera y robo del jugador del City pegado a la banda. Diagonal acelerada y zurdazo hacia el segundo poste que doblega a Carvajal.

El doblete comprimido del zurdo no saciaría la sed de excelencia individual y coral de los locales. Los ticos, sacados de eje, pagaron su impotencia con Isco. Kendall Waston fue el verdugo que sacó del verde a Isco con una matada tenebrosa que puso apear del derbi madrileño al malagueño. El único atisbo de fealdad le tuvo como sujeto pasivo mientras que La Rosaleda le aplaudió de manera atronadora y Asensio le daba la mano. Y en el 73 amanecería Iniesta con una acción resplandeciente en solitario. Su slalom, que arrancó en la medular, terminó con un latigazo angulado y a gol desde la frontal. Un inesperado cambio de ritmo con final redondo del manchego que corrobora su regreso al estado de forma genuino.

Luis Alberto debutaría dando descanso al azulgrana, recogiendo el fruto de su gran trabajo como líder creativo de la Lazio. El andaluz se unió al ramillete de modificaciones que el seleccionador Óscar Ramírez usó para perfilar la convocatoria definitiva para Rusia 2018. Realizaría seis cambios (entraron Ortíz, Wallace, Rodríguez, González, Matarrita y Kenner Gutiérrez por Ureña, Venegas, Bolaños, Gamboa, Bryan Oviedo y Duarte) pero la escueta calidad en los metros finales les negaría anotar una diana. Ortíz chutó fuera de palos en la travesía por el desierto de los suyos -minuto 81-.

Se apagaría la luz del festival español con una bajada de revoluciones postrera de los locales, que asumieron la contra como el esquema de juego que cerrara el envite. Sin puntos que jugarse, la relajación sólo hizo acto de presencia cuando el trabajo ya se había cumplimentado con honores. Ya sea en competición oficial como en amistosos, se vuelve a complicar matizar la ilusión que despierta la rigurosa firmeza con la que el proyecto de Lopetegui solventa sus compromisos pleno de intensidad y clase. Aspas rozó el sexto en el descuento y Kepa salvó la imbatibilidad pero poco importaba ya: esta España sin mitos y con sangre nueva mete miedo.

- Ficha técnica:

5 - España: Kepa, Odriozola, Piqué (Bartra, m.46), Ramos (Nacho, m.46), Jordi Alba, Busquets (Saúl, m.46), Thiago, Iniesta (Luis Alberto, m.74), Silva, Isco (Asensio, m.65) y Morata (Iago Aspas, m.46).

0 - Costa Rica: Carvajal; Kendall Waston (Matarrita, m.66), Óscar Duarte (González, m.56), Francisco Calvo; Gamboa, Celso Borges, Tejeda, Bryan Oviedo, Bolaños (Wallace, m.60); Ureña (Ortiz, m.56) y Venegas (Osvaldo, m.75).

Goles: 1-0, m.6: Jordi Alba. 2-0, m.23: Morata. 3-0, m.51: Silva. 4-0, m.55: Silva. 5-0, m.73: Iniesta.

Árbitro: Anastasios Sidiropoulos (Grecia). Amonestó a Thiago por España; y a Waston por Costa Rica.

Incidencias: encuentro amistoso disputado en el estadio La Rosaleda, abarrotada, con 30.000 espectadores en las gradas. Se guardó un minuto de silencio por los exinternacionales, Manolo Sanchís y Feliciano Rivilla, y por el humorista malagueño Chiquito de la Calzada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • España estrena camiseta y se gusta en el festival de calidad ante Costa Rica | 5-0

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    6841 | SuperVisor - 12/11/2017 @ 16:06:05 (GMT+1)
    El actual equipo de España juega bien porque en el juegan dos de los tres mejores jugadores de futbol que ha tenido España a lo largo de su historia, Iniesta y Silva, (el otro fue Valerón). Además tiene un excelente portero, dos magníficos centrales, un medio centro dominador y dos buenos laterales. Los demás son sustituibles todos e intercambiables por un conjunto de más de quince jugadores españoles que cualquiera lo harían estupendamente. El vendernos la burra de Morata e Isco como él no va más, no deja de ser una pamplina y una cretinez. Son buenos, pero como ellos, en España, hay otros veinte.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.