www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En la FRONTERA

Crónica religiosa. “Una Iglesia sin caridad no existe”

Crónica religiosa. “Una Iglesia sin caridad no existe”
domingo 19 de noviembre de 2017, 10:47h

Estas son palabras del Papa Francisco. Palabras que han estado presentes durante los tres días que ha durado el XIX Congreso Católicos y Vida Pública y que este domingo ha sido clausurado en Madrid. Un Congreso organizado por la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, bajo el título “La Acción Social de la Iglesia” y por el que han pasado los ponentes más cualificados de las realidades sociales más importantes de España y del mundo, desde Cáritas, Manos Unidas, Ayuda a la Iglesia Necesitada hasta Mensajeros de la Paz, pasado por la Comisión de Justicia y Paz o la Comunidad de San Egidio.

Un Congreso con tres conferencias-marco pronunciadas por tres importantes personalidades como Víctor Ochen, Fundador de la African Youth Initiative; Alexandra Zunino, responsable del campo de refugiados de la ciudad italiana de Ventimiglia y Monseñor Enrique Figaredo, Prefecto Apostólico de Nattambang, en Camboya. Tres conferenciantes que aportaron sus experiencias personales y con la coincidencia de la “necesidad de la presencia de todos los cristianos en ayuda al necesitado”. A destacar también el importante debate sobre el tema central del Congreso, “La Acción Social de la Iglesia”, en el que participaron Santiago Cantera, Prior de la Abadía Benedictina del Valle de los Caídos y uno de las personalidad más importantes en el mundo de la Doctrina Social de la Iglesia; Gonzalo Ruíz RuÍz, Presidente de la HOAC; Luís H. de Larramendi, Presidente de la Acción Social Empresarial y María Luisa San Juan, Presidenta de las Hermandades del Trabajo. Un debate que volvió a poner en presente la difícil, para algunos, asignatura de gran actualidad hoy, como es precisamente la Doctrina Social de la Iglesia.

Estos tres días de convivencia e intercambio de experiencias personales han servido también para que los más jóvenes y los niños tuvieran también su lugar de encuentro con el objetivo principal de que fueran capaces de encontrar otras alternativas de ocio para que puedan desarrollar todo su potencial para de esta forma, ser conscientes de su responsabilidad frente a la sociedad del futuro. Un ejemplo ha sido el “debate joven” que tuvo lugar en el Colegio Mayor San Pablo en el que varios jóvenes desarrollaron sus propias experiencias personales.

A destacar también la gran Exposición de la Acción Social, realizada por la ACdP y sus centros educativos. Una Exposición titulada “Custodios los unos de los otros”, en la que se han podido conocer los centenares de proyectos realizados en más de cincuenta países , hombres y mujeres del CEU que “son custodios, dispuestos a trabajar por el bien común”. La solidaridad es uno de los pilares sobre los que el CEU desarrolla una educación en valores. Fomentar, pues, la toma de conciencia de las necesidades de los demás, la empatía con los más desfavorecidos y la colaboración a través de un espíritu solidario son algunas de las máximas de una institución encaminada a la formación integral desde la infancia.

XIX Congresos ya celebrados y este último ha tenido reflexiones, deseos e inquietudes expresados por todos durante los tres días, como “el compromiso con la Iglesia a promover una concepción positiva del hombre y de su destino; a suscitar e nuestra sociedad comportamientos humanos en favor de la cultura de la paz; a denunciar una visión consumista del ser humano y toda forma de explotación o degradación de la persona; a motivar soluciones políticas respetuosas que ayuden a superar las causas de la pobreza y del descarte de tantas mujeres y hombre, niños y ancianos; promoviendo y apoyando a la familia como sede de la cultura; acogiendo como hermanos a tantos hombres obligados a emigrar por diversos motivos; apoyando el desarrollo de la igualdad de los derechos de la mujer; la cultura del respeto a la vida, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural y, por supuesto, una mayor atención a la ecología, buscando respuestas conjuntas y optimistas al uso racional de los bienes, a la verdadera calidad de vida, al cuidado del mundo y de la naturaleza, la cada de todos, en definitiva, esa verdad saludable que nos ha de llevar a la defensa de la cultura de la vida”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios