www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Alicia Giménez Bartlett: Mi querido asesino en serie

domingo 19 de noviembre de 2017, 18:57h
Alicia Giménez Bartlett: Mi querido asesino en serie

Destino. Barcelona, 2017. 416 páginas. 18, 50 €. Libro electrónico: 12,99 €.

Por Cora Cuenca Navarrete

Querida inspectora Delicado: En primer lugar, mi más sincera enhorabuena a usted, a su eterno compinche Fermín Garzón y a esa flamante adquisición que es el inspector Roberto Fraile, por la magistral resolución del último caso. Sepa que lo inmarcesible de su pericia y de su instinto es motivo de alegría entre quienes la seguimos y admiramos. Garzón y usted siguen formando un dúo entrañable, lleno de contrastes que encajan a la perfección, pero, y asumo que en esto está conmigo, la llegada de Fraile ha supuesto un magnífico contrapunto y ha aportado calma y serenidad cuando parecía que la desesperación se apoderaba del equipo.

Por su parte, Fermín y usted le han transmitido enseñanzas valiosísimas, como que, cuando la situación nos supera, no hay mejor refugio ante lo oscuro de la realidad que una cerveza en buena compañía y unos cuantos chascarrillos para rebajar la tensión. Soy consciente de que la capacidad para relativizar es una virtud fundamental en un oficio como el suyo. Esas pobres mujeres que encontraban salvajemente asesinadas, criaturas solitarias en busca de un giro vital que las sacara de su miseria, no merecían ese final.

He observado que sigue conversando consigo misma y pronunciando extensos monólogos dignos de la literatura shakesperiana. Siempre he adorado sus digresiones porque la revelan como la mujer llena de matices que es, y ponen de manifiesto esos contrastes que su nombre tan bien retrata. Y es que, como bien dice usted, al final del día todos tenemos miedo de algo. Me alegro de que haya buscado equilibrio en sus seres queridos y en la cotidianeidad que entraña el simple hecho de hornear un bizcocho o salir a cenar con Marcos. Sin duda, su marido es de los buenos.

Por cierto, he de admitir que me ha divertido especialmente el entusiasmo con el que su suegra Elvira se lanzó a participar en la investigación. Para ser justos, su aporte supuso un gran paso y me alegro de que, una vez cazados los criminales, la honrara haciendo que el comisario Coronas la felicitase.

Es verdad que ha sido un caso largo y avieso, de compleja resolución debido a la cantidad de actores implicados en el mismo y a la diversidad de sus respectivos móviles. Ustedes trabajan con pasiones ajenas como el amor y la ambición, protagonistas de esta macabra historia, pero también han de lidiar con sus propios miedos e incertidumbres, en una batalla constante donde ambos contendientes confluyen en uno solo, en cada uno de ustedes. Y, como suele ocurrir, inspectora, se ha vuelto a imponer el deber y la responsabilidad, materializados ambos en un adictivo devenir de los acontecimientos que culmina con una magistral y emocionante coda en la que la justicia está servida (y también algún que otro mamporro). A propósito, aunque a usted no le haga especial gracia, seguí la persecución final con el corazón en un puño. Tanto el inspector Fraile como usted estuvieron a la altura de la situación.

En fin, Petra, concluyo felicitándola de nuevo por el trabajo bien hecho y agradeciéndole los buenos ratos que nos brinda a nosotros, sus adeptos. Tengo la placentera certeza de que su fuerza y su espíritu residen en millones de mujeres de carne y hueso que cada día desempeñan su labor con su mismo compromiso y responsabilidad. Gracias, y hasta la próxima.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+
0 comentarios