www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ARGENTINA

Se confirma la explosión en la zona del submarino y la tensión entre la Armada y Macri

Se confirma la explosión en la zona del submarino y la tensión entre la Armada y Macri

EL IMPARCIAL
viernes 24 de noviembre de 2017, 03:22h
Lo militar ha corroborado el lugar de la detonación y cunde el desánimo en el país.

La desaparición del submarino ARA San Juan y las 44 vidas que lo poblaban mantienen en una agonía nacional a Argentina. Y la información confimada este jueves por la Armada del país ha terminado por contagiar el desconsuelo entre la población. El organismo militar ha explicado que "se ratifica y se confirma" que se registró una detonación en el mar, cerca de la zona donde se perdió la señal de la embarcación, sólo horas después de la última comunicación.

Enrique Balbi, portavoz de la Armada, ha declarado que no se descarta "nada" porque todavía falta por saber "dónde está el submarino", pero ha subrayado que el "incidente hidroacústico" se detectó el pasado 15 de noviembre, tres horas más tarde de la postrera señal. "Fue anómalo, singular, corto y violento, no nuclear, consistente en una explosión", recalcó el mando encargado de corroborar uno de los peores escenarios que se barajaban. Estados Unidos había anunciado el miércoles el evento hidroacústico y este jueves Rafael Grossi, embajador argentino en Viena -lugar que acoge la Organización de Control de Test Nucleares-, aseguró la veracidaz de la noticia.

En la actualidad hay un amplio despliegue de búsqueda, con ayuda internacional de países cercanos y lejanos, con el fin de hallar algo de luz en la penunbra que dura ya casi 10 días. Sea como fuere, el hundimiento y desaparición del ARA San Juan -incorporado a la Armada argentina en 1985 y al que Cristina Kirschner auguró una vida de 30 años-, dos días después de su salida de Ushuaia, en el extremo sur de Argentina, ha desnudado tensiones entre la Armada y el Jefe del Gobierno, Mauricio Macri.

Desde el Gobierno se ataca al jefe de la Armada, Marcelo Srur. Se le reporcha que se demorara 48 horas en cominar al Ejecutivo y al titular de Defensa, Óscar Aguad, la grave situación de la nave. El caso es que el ente militar entiende que no debían informar inmediatamente a los políticos, sino hacer prevalecer el protocolo en este tipo de contingencias. Pero este lamentable suceso, que ha arrastrado al pesimismo a todo el país, sólo ha desemplovado el enfrentamiento latente entre el mando naval y el equipo de Macri.

La Armada, que ha recalcado y profundizado su tradicional queja por la falta de fondos que consideran que se le dispensan desde la llegada del nuevo presidente de la república, considera como una afrenta la decisión de haber comprado cinco aviones a Francia para la Fuerza Aérea, conociendo las estreches de presupuesto por las que tradicionalmente atraviesa el mando dirigido por el almirante Srur. Porque, según exponen desde la Fuerza naval, su situación es precaria durante las últimas décadas -desde 1983, el final de la dictadura de Videla-.

Pero, es que el ministro de Defensa se enteró de la noticia fatal por la prensa, mientras se encontraba en Canadá. Aguad entró en cólera por la incomunicación que le dejaba en evidencia frente a un evento de semejante magnitud. Por ello, al tiempo que diez barcos y tres aviones exploran la zona donde se perdió el contacto y otros nueve barcos y aeronaves investigan en otras áreas, el Gobierno ansía sacarse de encima al jefe de la Armada a las primeras de cambio. Podría llegar la decisión incluso antes de que se dilucide el capítulo final de la tragedia.

La noticia de la explosión, entretanto, ha golpeado a los familiares de los 44 tripulantes con dureza. Todos ellos esperaban una señal que les devolviera la ilusión, en su espera en la base de Mar de Plata. Pero no ha ocurrido así y el desánimo es total. Ya casi derrotados, los familiares critican con dureza la tardanza en las labores de búsqueda, la pobre gestión de la información y la situación efectuada por el Gobierno y el presunto abrasado estado en el que se encontraba el submarino.

El portavoz de la Armada Balbi aseguró, este jueves, que ninguna unidad de la Armada zarpa sin estar en condiciones operativas de "total seguridad". Además, defendió que el inicio del plan de búsqueda del submarino se hizo en "tiempo y forma". "Es un momento crítico. Entendemos a los familiares, los acompañamos en la preocupación, en la incertidumbre. (...) Estamos trabajando para tratar de detectar y localizar el submarino", expuso. Y se limitó a declarar que hasta que no se tenga una "evidencia certera de dónde está" la nave, no se puede "concluir con una afirmación contundente" sobre qué sucedió con la tripulación.

Jorge Faurie, canciller del país, es la única autoridad de la Administración del Estado que ha abierto la boca en estos nueve días de agonía. Expresó su solidaridad con los familiares de los militares y agradeció a los 4.000 profesionales de Argentina y otras 13 naciones que buscan sin desaliento. "Hoy es un día de bastante angustia e inquietud para todos los argentinos. Nosotros, como toda la población, estamos muy movilizados", resumió, ante el silencio de Macri y Aguad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios