www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONFLICTO CON LA COMPAÑIA GESTORA

¿Una Fórmula Uno sin Mercedes ni Ferrari?
Ampliar

¿Una Fórmula Uno sin Mercedes ni Ferrari?

miércoles 29 de noviembre de 2017, 21:40h
Los dos aristócratas de la F-1 amenazan con rebelarse ante los gestores de la competición.

El 31 de octubre Liberty Media presentó en París su proyecto para renovar la Fórmula Uno. La empresa gestora de la disciplina automovilística más cara anunció un viraje para hacer más sencillo y barato el sistema de los monoplazas. Subir en 3.000 revoluciones por minuto con el fin de incrementar el sonido y la espectacularidad de los eventos; mantener el propulsor turbo híbrido 1.6 V6 y eliminar el operativo de recuperación de energía el MGU-H; y aumentar la potencia del MGU-K, el sistema que aprovecha la energía cinética de las frenadas y que será controlado por los pilotos. En resumen, reducir los costes y la complicación de los sistemas para sobrevivir a la deriva de pérdida de negocio y atención que sufre la F-1 desde el final de la era de Ecclestone.

Pues bien, el 1 de noviembre Mercedes saltó contra el paquete de medidas destinado a ser implementado en 2021. Y es que uno de los dominadores del periodo de monopolio de la era híbrida, campeón de los dos últimos Mundiales, entiende que el lema oficial de "Una Fórmula 1 más ruidosa, sencilla y barata" esconde el final de su dominio. El mandamás de la escudería alemana, Toto Wolff, expuso que, en lugar de implemnentar una modificación rompedora, la organización obligará a los equipos a trabajar en dos propulsores a la vez. Mayor trabajo y más gasto. "Exige un desarrollo completamente nuevo que significará que estamos trabajando en dos motores al mismo tiempo entre 2018 y 2020", censuró.

"Es una visión más que un reglamento, y es su visión más que la de los fabricantes. Es importante definir todos juntos qué fórmula debería estar en 2021, no solo desde el punto de vista del motor. Lo que tenemos es el punto de partida de un diálogo en lugar de algo que hemos acordado. Ciertas cosas son correctas, pero no totalmente acertadas", expuso antes de señalar que "sólo quiero dejar claro que hay opiniones diferentes. Fue una presentación de la dirección de la F1, ahora vamos a esperar y ver qué se pone sobre la mesa la próxima semana y comenzar un diálogo".

Acto y seguido, Renault se unión a las críticas de Mercedes. Pero sería Ferrari el encargado de subir la apuesta por la confrontación con Liberty Media. Los italianos, en boca de su dirigente Sergio Marchionne, anunciaron el tres de noviembre que si se ponían en práctica las modificaciones en el reglamento previstas abandonarían la Fórmula Uno. Así de rotundo. El renacimiento saboreado en este 2017 apunta a un crecimiento prolongado que, desde luego, contempla como un contratiempo abrupto el cambio de paradigma.

"Liberty tiene intenciones buenas, una es reducir los costes de los equipos, que creo que es algo bueno, pero hay un par de cosas con las que no estamos de acuerdo. Una es el hecho de que, de alguna manera, la singularidad del motor no será uno de los factores distintivos de los participantes, y no toleraría esto. Si vemos que en 2021 el deporte toma un aire diferente nos forzará a tomar decisiones", sentenció.

"Debe quedar totalmente claro que, a menos que encontremos una serie de circunstancias cuyos resultados sean beneficiosos para el mantenimiento de la marca y del mercado y para el fortalecimiento de la posición única de Ferrari, Ferrari no jugará. Eso tendría muchas implicaciones, aparte de la reducción de costes de nuestra estructura, abriría una gran cantidad de alternativas sobre lo que podríamos estar haciendo en el futuro y más allá de 2021", resumiría un Marchionne que evidenció el disgusto de su equipo ante la perspectiva de volver a ceder terreno si se igualan las fuerzas -reiniciando los procesos de desarrollo- como imposición desde la gerencia.

"(Abandonar la Fórmula Uno) Sería totalmente beneficioso para nuestro balance de cuentas. La F1 ha sido parte de nuestro ADN desde el día en que nacimos, pero no es que no podamos definirnos a nosotros mismos de manera diferente. Así que si cambian el arenero hasta el punto en que se convierta en un arenero irreconocible, no quiero jugar más", añadió, antes de finalizar esclareciendo que aunque el análisis de situación era muy desfavorable, estudiarían con calma los pasos a seguir. Es decir, sólo se trataba de emitir una estruendosa amenaza.

El problema para Libertty Media es que este noviembre de convulsión en su contra no se cerraría con todo lo apuntado. Este miércoles ha regresado a la palestra Wolff. Lo ha hecho incidiendo en la posición contraria de su escudería con respecto al cambio de reglamentación de motores ideado para 2021. "Es un escenario bastante posible (abandonar la F-1). Al igual que lo es para Ferrari. Si no entendemos para qué sirve la Fórmula 1, tendremos que hacernos la difícil pregunta. Queremos operar en un automovilismo de alto nivel", ha esputado el dirigente germano en el cierre de las pruebas de neumáticos de cara a 2018 que han efectuado la parrilla en Yas Marina.

El jefe de Mercedes ha subrayado la caída drástica de beneficios para argumentar su hipótetica y traumática salida. "No veo ningún plan firme de Liberty. Nadie sabe en qué dirección vamos. Todo lo que sabemos es que los beneficios han caído drásticamente", ha proclamado. Y ha puesto punto y seguido a este vibrante capítulo de rebeldía de dos colosos concluyendo que "necesitamos un rendimiento más estable y la interacción entre los neumáticos y el chasis tiene que mejorar. Pero en algún momento cerraré el libro 'Fórmula 1' y me conformaré. Hice un buen trabajo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.