www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS PIEZAS YA SE ENCUENTRAN EN ARAGÓN

Una de las 44 obras de Sijena "no ha podido ser localizada"

martes 12 de diciembre de 2017, 08:34h
Fotografía facilitada por el Gobierno de Aragón de la llegada de los bienes del patrimonio histórico artístico del Monasterio de Sijena
Ampliar
Fotografía facilitada por el Gobierno de Aragón de la llegada de los bienes del patrimonio histórico artístico del Monasterio de Sijena (Foto: Efe)
El Gobierno aragonés critica el mal estado de conservación de algunos lienzos.

Las obras del Monasterio de Villanueva de Sijena (Huesca) que se encontraban en el Museo de Lérida llegaron este lunes a la localidad oscense entre vítores de las decenas de vecinos que aguardaban su devolución.

El camión con las piezas y el grupo de técnicos del Gobierno de Aragón que ha participado en la tarea de embalaje fueron recibidos en el Monasterio de Villanueva de Sijena por la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Ejecutivo, Mayte Pérez, y por el alcalde del municipio, Ildefonso Salillas.

También ha llegado con la delegación del Gobierno aragonés el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, quien ha lamentado que al final hayan regresado al monasterio de Villanueva de Sijena 43 de los 44 bienes, ya que uno de ellos "no ha podido ser localizado" y el personal del Museo Diocesano de Lérida no sabía tampoco su paradero. Escuín, además, ha denunciado que algunos de los lienzos que han regresado a Sijena se encuentran "muy afectados", hasta el punto de que se antoja "complicada" su recuperación. Con todo, según sus palabras, el Gobierno de Aragón hará lo posible para facilitar que los ciudadanos puedan acudir a un espacio público y disfrutar de los bienes de Sijena.

El director general de Cultura del Gobierno de Aragón, preguntado por los medios, ha subrayado que la relación entre los técnicos aragoneses y los del Museo de Lérida ha sido "de colaboración". Tal y como ha reseñado, a la delegación aragonesa la recibió el director del centro y su equipo de conservadores, quienes fueron indicando la ubicación de las piezas. El trabajo de embalaje y porte lo ha hecho personal de Aragón. Asimismo, a pesar de las protestas callejeras que se podían oír en el interior del museo, el alto cargo aragonés ha afirmado que el camión con las piezas ha podido salir con normalidad.

También en declaraciones a los medios, la consejera Mayte Martín ha expresado su reconocimiento por el trabajo de los técnicos y del personal jurídico del Gobierno aragonés, y acto seguido, ha destacado que la de hoy es "una jornada histórica" para la comunidad autónoma. Según ha señalado, lo que ha ocurrido hoy es que se ha cumplido la legalidad, y por ello, "se ha hecho justicia con el pueblo aragonés" por cuanto se ha cometido un acto de defensa de su identidad y de su patrimonio.

Desde Lérida siguen mostrando su incomodidad con la medida. El director del Museo Diocesano y Comarcal, Josep Giralt ha argumentado que "las ejecuciones provisionales están pensadas para actuar contra aquellas personas, aquellos bienes o aquellas situaciones que suponen un peligro de huida o de esconder pruebas, pero en el caso de un museo, creo que no es del todo correcto".

A su juicio, "el estamento judicial tiene otras muchas maneras de tutelar una sentencia que no es firme" y ha aseverado que se podía haber llegado "tranquilamente a un acuerdo entre el juzgado de primera instancia de Huesca o la Audiencia Provincial, para que mientras la sentencia no fuera firme, tutelar la colección". "Desgraciadamente -ha proseguido- no hay ningún ejemplo ni en el Estado, ni en Cataluña, ni en Europa donde se ha arrebatado una parte de la colección por orden de un juez". Se trata de un hecho, según Giralt, que "en el mundo del patrimonio, de la cultura no se debería producir nunca, lo que deberíamos es llegar al pacto, a la gestión compartida, a poder hablar entre instituciones públicas".

Un litigio de décadas

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca ordenó la semana pasada que si a fecha 11 de diciembre los bienes no habían sido sustituidos, interviniera la Policía Judicial de la Guardia Civil. El magistrado ha advertido que cualquier acto contrario a la ejecución de la orden judicial sería constitutivo de desobediencia.

Se da la circunstancia, como recordó el ministro Íñigo Méndez de Vigo, de que esta esta no es la primera sentencia sobre la devolución de los bienes porque ya hubo otra en julio de 2016 a consecuencia de la que la Generalidad restituyó 51 piezas de Sijena que estaban en el Museo Nacional de Cataluña.

Mientras el Museo de Lérida ha presentado dos recursos para preservar las obras pues considera que la sentencia "no es firme", el Govern ha hecho lo propio mediante un recurso de reposición en el que argumenta que la providencia no solo infringe leyes de patrimonio tanto estatales como las propias de la autonomía catalana, sino que también no atiende a los condicionantes necesarios para garantizar un traslado adecuado de los bienes.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado, sin embargo, paralizar el traslado de bienes, aunque ha afirmado que este proceso no es "irreversible". En uno de los autos, el TSJC pone de manifiesto que "lo acordado por el orden jurisdiccional civil constituye una ejecución provisional, sujeta en este momento a previsibles recursos de casación", y que el proceso contencioso está aún en trámite, "sin que por ende, el traslado que se pretende paralizar deba ser irreversible".

El conflicto por los bienes de Sijena se remonta a los años 80 y 90 del siglo pasado, concretamente entre 1983 y 1994, cuando las hermanas sanjuanistas de la Orden de Malta, propietarias del cenobio, vendieron 97 obras de arte religioso del Monasterio de Sijena a la Generalidad. El Gobierno de Aragón denunció las operaciones al considerar que tenía derecho de tanteo y retracto para adquirir las obras, y en este sentido recurrió el Ejecutivo aragonés al Tribunal Constitucional en 1998. El alto tribunal tardó 14 años en negar este derecho a Aragón.

Entre las 44 piezas por las que pugnan Cataluña y Aragón figuran las cajas sepulcrales de tres prioras del cenobio del siglo XV; cuatro tablas policromadas del siglo XVIII de Santa Rosa de Lima, Santa Ubaldesca, Santa Teresa y Santa Clara; varias pinturas sobre tela de una serie del siglo XVIII sobre la historia del Rey David y catorce pinturas sobre tela de entre los siglos XVI y XVIII. También seis altorrelieves de alabastro obra del escultor francés Gabriel Joly y datados en 1529-1530, y otras siete figuras de alabastro atribuidas al mismo artista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(1)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Las obras de Sijena vuelven a Aragón

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    7021 | Refoxo - 11/12/2017 @ 13:15:33 (GMT+1)
    Manifestar, mi mas sincera satisfacción .Primero porque se respeta la Ley, y segundo por los aragoneses.
    7020 | Refoxo - 11/12/2017 @ 13:12:26 (GMT+1)
    "Puede ser que a la gente de Aragón les pase factura, porque hay servicios que presta Cataluña a los aragoneses de forma desinteresada y generosa y que se paga, como el servicio sanitario, pero podría ser que nos lo repensáramos"[SIC] Catadura moral, se llama , y quiero entender del individuo que no de la Comunidad. Ejemplarizante.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.