www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Operación Iceta

lunes 18 de diciembre de 2017, 20:12h

Es sospechosa la tranquilidad de la CUP. Algo tienen que saber sobre la operación Iceta para comportarse con tanto sigilo y precaución. “Operación Iceta” llaman algunos entendidos en pactos post-electorales a la posibilidad de que el líder del PSC presida un gobierno catalán con los de ERC y el apoyo de otros partidos. Pudiera ser. Iceta es capaz de hacer cualquier cosa y la contraria, pero nunca combatirá con brío y convicción a la extrema izquierda y a los separatistas. Aprendió muy bien la lección de sus predecesores, y si no que le pregunten a Montilla. Tienen razón, pues, Rivera y Arrimadas, cuando alertan a los constitucionalistas de que votar a Iceta es “jugársela”. Su partido ya hizo dos veces un gobierno tripartito con ERC. Y, además, él mismo dijo la semana pasada que era necesario, incluso antes de ser condenados, amnistiar a los golpistas.

Por si cabía alguna duda sobre las intenciones de Iceta, él ha dejado claro que no se trata de estar con los constitucionalistas o con los separatistas, sino de intentar un cambalache entre los que quisieron separarse, que él llama catalanistas, y los de centroizquierda, que estarían representados por el PSC: “Yo he dicho”, remata Iceta la propuesta, “que no vamos a hacer presidente a ningún independentista ni queremos un presidente conservador. O el presidente es un independentista o lo acabo siendo yo. No hay otra salida.” A partir de ahí, según Iceta, todas las posibilidades pasan por que él sea nombrado presidente de la Generalidad. En cualquier caso, no parece que Iceta tenga la firma intención de apoyar a Inés Arrimadas, porque él sigue jugando a la ruleta rusa, o sea, a medio y largo a plazo a lo que siempre jugó el PSC, a saber, construir un régimen de “federalismo asimétrico”, es decir, de privilegios de Cataluña respecto al resto de España.

Pero lo peor, en mi opinión, no es la estrategia del PSC sino las declaraciones privadas de muchos dirigentes del PP que consideran que Iceta sería mejor que Arrimadas. No quiero ni pensar que Rajoy apoye esa “operación”, pero, si lo hiciere, entonces pasaría a la historia como el peor de los traidores a España. Habría detenido la ruptura de España con la aplicación del 155, pero con su ayuda a Iceta estaría permitiendo que siguiese la destrucción de España. Ojalá, pues, que Ciudadanos gane con holgura el 21-D, e impida todo este tipo de patrañas que nos conducirían, sin duda alguna, a una España rota sin escándalo. O sea a todo lo que le gusta a Rajoy: todo es valido pero sin estridencias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)

+
1 comentarios