www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ISLAM

Muzychuk, doble campeona mundial del ajedrez, se niega a jugar en Arabia Saudí por el trato a la mujer

miércoles 27 de diciembre de 2017, 02:27h
La ucraniana no competirá en el Mundial que se celebra en la nación árabe.

Anna Muzychuk es una ajedrecista ucraniana que se ha rebelado contra el trato que Arabia Saudí dispensa a las mujeres. La doble campeona del Mundo, que debía acudir al Campeonato del Mundo de Ajedrez Rápido Relámpago Rey Salman de la Paz y la Amistad en Riad para intentar revalidar su título, ha denunciado en su cuenta de Facebook que renuncia a viajar y competir en ese país por principios. Todo ello a pesar de exponerse a la pérdida de sus dos campeonatos mundiales, ya que la Federación Internacional de Ajedrez es la que eligió a dicha nación como organizadora del evento.

Muzychuk no quiere ser tratada como "una criatura de segunda", ha expuesto con respecto a las particulares leyes del país árabe. No quiere vivir bajo la obligación de salir a la calle siempre acompañada, por ejemplo. "No quiero jugar bajo las reglas de otro, llevar abaya ni estar acompañada cuando esté en la calle", proclama el icono del ajedrez internacional. Reitera en el texto que se siente triste pero está segura de una decisión que la apea de la posibilidad de sumar un monto de puntos similar a la suma de los que están en disputa en 12 citas del calendario.

"En pocos días voy a perder dos titulos de Campeona del Mundo", comienza la confesión y denuncia pública que señala que "hace un año gané esos dos título y era la persona más feliz en el mundo del ajedrez pero ahora me siento muy triste", prosigue. Lo hace antes de declarar que "estoy preparada para mantener en mis principios, pero lo más desagradable de todo esto es que a casi nadie le importe (el trato que reciben las mujeres en Arabia Saudí)".

"Este es el sentimiento más amargo", expone y cierra su texto relatando que su hermana Mariya, que también iba a competir en el Mundial como componente de la élite del ajedrez, comparte su punto de vista y tampoco irá a Riad. "A quién le importa", finaliza Muzychuk, una deportista de 27 años y con la valentía e inteligencia suficiente como para poner en tela de juicio las injusticias que exceden su jurisdicción deportiva.

Pero este no es el caso más llamativo que ha envuelto en una soberana polémica a la Federación Internacional de Ajedrez por haber elegido al país saudí como organizador del Mundial de este año. Cientos de analistas de todo el planeta han clamado por la decisión de Arabia Saudí de denegar la visa a siete ajedrecistas israelíes que iba a competir en el campeonato que ha empezado este martes. Así lo destaparon Israel y representantes de federaciones internacionales de ajedrez. El veto al país hebreo encubierto quedó al aire.

Georgios Makropoulos, presidente de la Federación Internacional de Ajedrez, manifestó en una rueda de prensa celebrada en la previa de la inauguración del campeonato que esperaba que en próximas convocatorias el reino saudí permitiese la participación de todos los jugadores. Se resignó el dirigente griego a tragar con la elección de Arabia Saudí y se limitó a declarar que "nos gustaría ver que en el próximo evento aquí, como el 'Campeonato Mundial de Ajedrez Rápido y Relámpago Rey Salman de la Paz y la Amistad', todo el mundo sea invitado". Makropolous defendió que llevaron a cabo "grandes esfuerzos para asegurar la visa a todos los jugadores", pero no se contempló desde el Estado árabe esa posibilidad en ningún momento.

"El reino permite la participación de todos los ciudadanos (...) con excepción de países específicos con los que históricamente no ha tenido relaciones diplomáticas", escribió en Twitter la portavoz del ministerio de Exteriores saudí, Fatima Baeshen. Lo hizo al tiempo que Israel mostró su indignación por "la celebración de un torneo internacional que no garantiza la participación de todos los atletas". Este es el último capítulo de las dificultades para competir que encuentran los deportistas israelíes en Oriente Próximo. Por tanto, el escándalo está servido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios