www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETAPA 5

Dakar 2018. Barreda gana, Loeb se retira y Peterhansel lidera, seguido por Sainz

miércoles 10 de enero de 2018, 18:41h
El piloto catalán impulsa sus opciones en la categoría de las motos.

Joan Barreda triunfó este miércoles al imponerse en la quinta etapa del Dakar 2018. El piloto español fue el que menos tiempo invirtió en recorrer el trazado de 266 kilómetros cronometrados, que nació en San Juan de Marcona y concluyó en Arequipa, siempre en terreno peruano. El motorista registró un crono de 3 horas, 54 minutos y 42 segundos. Este rendimiento, amén de entregarle la victoria parcial, le ha servido para recortar de forma notable la distancia que le sacan algunos de los favoritos en la general.

Y es que el líder, Adrien Van Beveren, sólo pudo conducir su Yamaha hasta la quinta plaza, a 14 minutos y 32 segundos. Lejos de Barreda, el francés también vio cómo se abrió un agujero con respecto a Matthias Walkner y a Kevin Benavides. El primero siguió la estela de Joan aunque perdió 10 minutos y 26 segundos y el segundo, en cambio, cedió 12 minutos y 20 segundos. Ellos completaron el podio del día y añadieron pimienta a la batalla por la clasificación.

El argentino se ha situado en la segunda plaza, justo por delante del chileno Pablo Quintanilla, que sufrió varios percances para finalizar a más de 28 minutos de Barreda. Además, el también español Gerard Farrés volvió a brillar. Su KTM arribaría en meta en la octava posición, a 16 minutos y 54 segundos. De esta manera, la segunda victoria de etapa de Barreda aprieta el ajeredez en pos del título definitivo. El de esta fecha es el triunfo parcial número 21 de su trayectoria en el Dakar.

Joan hubo de luchar contra las molesitas que arrastra en la muñeca izquierda. Lo hizo saliendo al asalto de la jornada y para tratar de dar un golpe sobre la mesa ante la retirada del vigente camopeón, el británico Sam Sunderland. El trazado, tan complicado como en la previa, contempló la última aventura entre dunas antes de entrar en los Andes, de camino a Bolivia.

"Ha salido al final un buen día, como buscábamos. Sabíamos que era el último día de arena y que había que intentar salir atrás. Hemos mantenido un ritmo muy alto durante toda la especial y al final hemos podido recuperar algunos de los minutos que perdimos el tercer día", confesó el catalán sobre su exitosa puesta en escena. Pero, antes de diagnosticar la dureza de lo venidero, quiso poner las cosas en perspectiva y añadió que "queda mucho retraso que recuperar". En total, son siete los minutos de desventaja con respecto al líder Van Beveren.

Por otra parte, en la categoría de coches destacó esta vez Stéphane Peterhansel. El candidato al título final se ha puesto serio y ha ampliado su distancia como líder de la prueba después de exhibir su talento y ganar en la quinta etapa. El piloto de Peugeot implementó un tiempo de 2 horas, 51 minutos y 19 segundos, aumentando, de esta manera, la ventaja a gestionar antes de salir de Perú. El galo dictó el ritmo y los que más se le acercaron fueron Bernhard Ten Brinke (a 4 minutos y 52 segundos) y Giniel De Villiers (a 12 minutos y 47 segundos).

La mala noticia del día la protagonizó Sébastien Loeb, compañero de equipo del puntero, que hubo de retirarse después de que le ganaran los problemas físicos que inundaron a su copitolo después de un accidente. Daniel Elena se golpeó cuando el choche cayó en un hoyo, hecho que provocó el abandono de uno de los principales oponentes de Peterhansel. Mientras tanto, otro de sus rivales y enemigos íntimos, Carlos Sainz, llegó a más de 18 minutos para mantenerse como tercero en la general.

La particularidad de esta jornada para la categoría de coches fue sufrida por Loeb en particular. Y es que el francés tuvo que abrir la ruta para los demás al salir el primero después de haber ganado este martes. El problema es que las motos y quads compitieron por una ruta diversa y, por tanto, no dejaron una huella por la que el francés pudiera guiarse. Tampoco los camiones compartieron la ruta de las motos. En consecuencia, Loeb padeció en las dunas de Tanaka, características por su fina y blanda arena. Ya en el arranque de la etapa se quedó atrapado, perdiendo más de 20 minutos. Así finalizó su tercera participación en este mítico rally.

Para este jueves se prepara una jornada en la que la prueba dejará Perú para aterrizar en Bolivia. El recorrido finalizará el La Paz e incluye el paso al borde del Lago Titicaca, el navegable más alto del mundo, pues está sito a 3.800 metros de altura sobre el nivel del mar. La altura, por tanto, puede ser el siguiente juez del devenir de la carrera.

Villas-Boas se retiró del Dakar en la cuarta etapa

Este miércoles se ha conocido, asimismo, el abandono del entrenador de fútbol portugués André Villas-Boas. El pupilo y otrora mano derecha de Jose Mourinho se enroló en el Dakar para emular a su tío Pedro Villas-Boas, quien participó en la edición del rally celebrada en 1982 y 1984. Pero se vio obligado a salirse de la dinámica en la cuarta etapa que se desarrolló en terreno peruano y contó con 330 kilómetros cronometrados.

La dureza del trazado, salpicado de caminos pedregosos, cañones, y 100 kilómetros de dunas -uno de los trechos de este estilo más largos en toda la historia de la prueba- pudieron con él. Finalmente, decidió bajarse de su Toyota Hilux, vencido por el dolor de espalda que le aquejaba. Así, también se despidió su copiloto Ruben Faria, segundo del Dakar en motos en 2013.

Caería en el kilómetro 165 de la especial y tuvo que ser evacuado al campamento, situado en la localidad peruana de San Juan de Marcona, donde fue atendido y certificó su retirada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.