www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

HALLAN OCHO FALLAS CON GRUESAS CAPAS DE HIELO EN SU INTERIOR

La NASA confirma que un tercio de Marte contiene hielo bajo su superficie

En la imagen, una de las ocho zonas de la superficie marciana donde se han detectado grandes cantidades de hielo.
Ampliar
En la imagen, una de las ocho zonas de la superficie marciana donde se han detectado grandes cantidades de hielo. (Foto: NASA)
viernes 12 de enero de 2018, 19:37h
"Los astronautas podrían ir allí con un balde y una pala y obtener toda el agua que necesitan".

"Esto es sólo el comienzo", declaraba en 2002 el científico Philip Christensen, poco después de que la sonda Odyssey confirmara lo que muchos investigadores sospechaban desde hace años: Marte contenía hielo. El hallazgo, que causó un gran impacto en todo el mundo, marcaría un antes y un después para la astronomía, ya que, por encima de todo, ofrecía algo fundamental para los científicos: esperanza. La esperanza de que en un futuro no muy lejano el ser humano pudiera valerse de esas reservas de hielo para colonizar el planeta rojo.

Casi 16 años después, y tras varios descubrimientos adicionales, los pronósticos de Christensen parecen haberse confirmado. Tal y como ha anunciado esta semana la NASA, el hielo parece ser un elemento recurrente en la orografía marciana. En un nuevo estudio, publicado por la revista Science, ha revelado hasta ocho zonas del planeta en las que se han observado grandes formaciones de hielo, que han quedado expuestas debido a la erosión de las laderas donde se sitúan.

La pendiente pronunciada en el borde norte (hacia la parte superior de la imagen) muestra una sección transversal de una gruesa capa de hielo subterráneo | NASA

Los depósitos, que han sido detectados gracias a la Mars Reconnaissance Orbiter, se encuentran bajo la superficie marciana, aunque a escasa profundidad (de uno a dos metros) y podrían adentrarse hasta al menos 100 metros bajo la corteza del planeta. Según indican los autores del estudio, este hielo provendría de nieve que quedó depositada hace mucho tiempo en el suelo marciano, y el devenir de muchos millones de años habría desplazado la inmemorial capa helada bajo la roca y el polvo.

"Existe hielo superficial bajo casi un tercio de la superficie marciana, que registra la historia reciente de Marte", explica el autor principal del estudio, Colin Dundas, del Centro de Ciencias Astrogeológicas del Servicio Geológico de EE. UU. "Lo que hemos visto aquí son secciones transversales que nos dan una vista tridimensional con más detalles que nunca", añade el científico.

El primer paso para la colonización

Si se confirma la teoría de Dundas, los responsables de las misiones programadas para colonizar el planeta rojo habrán tachado de su lista de necesidades la principal prioridad para los astronautas: el agua, y con ella, el oxígeno. "Los astronautas podrían ir allí con un balde y una pala y obtener toda el agua que necesitan", indicaba el coautor delo estudio, Shane Byrne, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona.

Y es que Marte pasaría de ser un planeta desértico a un entorno potencialmente habitable por el ser humano. "Si el hombre llega alguna vez a colonizar Marte, lo primero que necesitará de forma urgente es agua, algo que es tremendamente caro de transportar. Si se puede obtener in situ, la instalación de una base se simplifica mucho", explica a El Imparcial Miguel Mas Hess, director del Centro de Astrobiología.

Pero antes de eso habrá otras expediciones. 2020 será un año clave para la exploración del planeta rojo. Durante ese año la ESA y la NASA tienen programadas las misiones ExoMars 2020 y la Mars 2020. Ambas llevarán nuevos rovers a la superficie marciana para intentar averiguar más sobre el planeta. Ni que decir tiene que, desde hoy, las áreas donde se localiza el hielo descubierto, se convertirán en puntos clave de estudio.

Una sección transversal de hielo subterráneo se expone en la pendiente pronunciada que aparece de color azul brillante en esta vista de color mejorado de la cámara HiRISE en el Mars Reconnaissance Orbiter | NASA

El análisis de ese hielo antiguo, que rondaría los 3.500 millones de años (cuando se cree que Marte se desecó y perdió su atmósfera), concedería a los científicos una oportunidad única de encontrarse cara a cara con la vida desarrollada en el planeta en esa época remota, que coincide, curiosamente, con la génesis de la vida en la Tierra. "Si realizasemos misiones en algunos de estos lugares podríamos obtener una historia climática detallada de Marte", señala Leslie Tamppari, científica adjunta del Proyecto MRO del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. Una historia que, según Tamppari, nos ayudaría a dar respuesta a preguntas como: "¿a dónde va el hielo? ¿Cuándo se acumula? ¿Cuándo retrocede?".

No deja de ser curioso que las áreas donde se han descubierto los depósitos de hielo, se denominen Utopía y Arcadia, sinónimos para el hombre de una sociedad ideal y por lo tanto inalcanzable; y de un mundo soñado y feliz. Quién sabe si, después de todo, sea precisamente en esos lugares donde el ser humano comience a hacer realidad sueños que un día parecieron imposibles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (41)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.