www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INMENSO BOADELLA, PESADILLA DE PUIGDEMONT Y LOS SECESIONISTAS

miércoles 17 de enero de 2018, 12:29h
Si algo caracteriza a Albert Boadella es su inmenso talento. Lo ha demostrado en su vida personal y, por supuesto...

Si algo caracteriza a Albert Boadella es su inmenso talento. Lo ha demostrado en su vida personal y, por supuesto, en el teatro, en el cine con aquella inolvidable película Buen viaje, Excelencia, y en cuantos espectáculos ha dirigido. Con su irónica sagacidad y su inacabable capacidad para el cachondo cachondeo, se ha convertido en pesadilla del secesionismo catalán desde su “exilio” madrileño. Los soberanistas le han perseguido hasta la náusea, como no se hubiera atrevido a hacerlo el más agrio régimen totalitario. Albert Boadella respondió siempre desde la serenidad, descargando sobre sus rivales el talento y el desdén.

Ahora se ha convertido en el “presidente” de Tabarnia. La victoria del constitucionalismo en Barcelona, también en Tarragona, ha permitido que se clave en las carnes del expresidente felón Carlos Puigdemont, del evanescente Oriol Junqueras y del pobre Arturo Mas, la cuña de su propia madera. El constitucionalismo ha ganado en votos las últimas elecciones. No en escaños porque Jordi Pujol urdió un sistema electoral que primaba escandalosamente las comarcas catalanas más cercanas al secesionismo y que recibieron durante largos años del dinero público copiosas cantidades. Pero en Tarragona y, sobre todo, en Barcelona, tanto en la capital como en la provincia, los constitucionalistas vencieron claramente.

Tabarnia, que dispone ya de himno, bandera y portavoz, ha elevado a la presidencia de la Autonomía a Albert Boadella, que ha pronunciado telemáticamente su discurso de “investidura” para decir: “Los usurpadores de sentimientos, dinero, instituciones, clubes de fútbol y banderas, han hecho de Cataluña un territorio irrespirable para los amantes de la libertad y el buen humor”. Tabarnia es el resultado de la sagacidad de un sector cualificado de la sociedad catalana. En cualquier momento pueden solicitar formalmente la creación de una nueva Autonomía, formada por Barcelona y Tarragona, que se escindiría de Cataluña para permanecer como parte de España. El pitorreo de Albert Boadella al referirse a una Cataluña independiente formada por Lérida y Gerona ha causado sensación en toda España y la ciudadanía se ha rendido al talento de ese intelectual inconmensurable que se llama Albert Boadella.