www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En la FRONTERA

Siempre con los enfermos

Fotografía cedida por el periódico vaticano L'Osservatore Romano que muestra al Papa mientras saluda a un niño durante su visita sorpresa a la Fundación Santa Lucía
Ampliar
Fotografía cedida por el periódico vaticano L'Osservatore Romano que muestra al Papa mientras saluda a un niño durante su visita sorpresa a la Fundación Santa Lucía (Foto: Efe)
domingo 11 de febrero de 2018, 10:51h

Este domingo celebramos la festividad de Nuestra Señora de Lourdes. Un día que la Iglesia dedica a los enfermos y que este año se inspira en las palabras que Jesús, desde la cruz, dirige a su madre María y a Juan: “Ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa”.

Jornada número XXVI a la que el Papa ha dedicado un Mensaje en el que resalta la labor de la Iglesia en este campo, tanto en los países donde existen sistemas sanitarios públicos y adecuados, y en donde” el trabajo de las congregaciones católicas, de las diócesis y de sus hospitales, además de proporcionar una atención médica de calidad, trata de poner a la persona humana en el centro del proceso terapéutico y de realizar la investigación científica en el respeto de la vida y de los valores morales cristianos”. Pero también en aquellos lugares en donde los sistemas sanitarios son inadecuados o inexistentes. “Allí- según nos dice FRANCISCO- la Iglesia trabaja para ofrecer a la gente la mejor atención sanitaria posible, para eliminar la mortalidad infantil y erradicar algunas enfermedades generalizadas. En todas partes trata de cuidar, incluso cuando no puede sanar. La imagen de la Iglesia como un «hospital de campaña», que acoge a todos los heridos por la vida, es una realidad muy concreta, porque en algunas partes del mundo, sólo los hospitales de los misioneros y las diócesis brindan la atención necesaria a la población”.

Pero también el Papa, en su Mensaje nos invita a “preservar los hospitales católicos del riesgo del «empresarialismo», que en todo el mundo intenta que la atención médica caiga en el ámbito del mercado y termine descartando a los pobres”.

Me va a permitir que, en esta Jornada dedicada al enfermo, recuerde a dos Papas. El primero San Juan Pablo II, que nos dio una lección a todos durante sus últimos años de Pontificado. Una lección de vivir con dignidad y amor su enfermedad. Y el otro Papa, el mérito Benedicto XVI que esta semana ha enviado una carta al director del diario italiano Il Corriere della Sera, Massimo Franco. El sobre contenía una tarjeta doblada y, dentro de otro sobre sellado, un mensaje de nueve líneas, en el que se aprecia cómo Benedicto XVI dice que se prepara para “este último tramo de camino”. ”Es una gran gracia para mí estar rodeado, en este último tramo de camino, a veces un poco cansado, por tanto amor y bondad que no podría haber imaginado”, afirma el Papa emérito quien agradece a los lectores del Corriere su preocupación. “Es por eso que no puedo sino agradecerles, al asegurarles a todos ustedes una oración de mi parte”.

Una gran lección de dos grandes hombres.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios