www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CIFUENTES CONTRA GRANADOS

martes 13 de febrero de 2018, 14:17h
En los más diversos sectores de la sociedad española se califica la actuación de Francisco Granados de...

En los más diversos sectores de la sociedad española se califica la actuación de Francisco Granados de miserable. Ha denunciado sin piedad a Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes e Ignacio González. Los ha cubierto de corrupción y ludibrio. Ha consumado en frío su venganza y ha demostrado la ruindad y la falta de dignidad de un hombre que descarna a los suyos y ahonda además en la descomposición de la imagen de su partido, el PP.

Cristina Cifuentes ha reaccionado como deben hacerlo los políticos serios. Ha anunciado acción jurídica por lo civil y lo penal contra el político ruin que la ha denunciado. Esperanza Aguirre debería hacer lo mismo. No se pueden tolerar ni las presuntas calumnias ni las insidias desgranadas ante el juez.

Dicho todo esto, que es elemental, los dirigentes del Partido Popular deberían atender con mayor diligencia a los suyos cuando se encuentran en dificultades. La cárcel es muy mala consejera y personas que, en otras circunstancias, no encenderían el ventilador sobre la basura, reaccionan echándolo todo a rodar. El no hacer nada, la cachaza, el dejar que el tiempo lo arregle todo, puede desencadenar situaciones de gravedad extrema.

Que Cifuentes y Aguirre han sido calumniadas no cabe duda. Que mejor para ellas hubiera sido que no se lanzaran esas calumnias, también, porque algo queda. Sin rebajar un gramo la responsabilidad de los que como Francisco Granados han cometido presuntamente delitos de corrupción, los dirigentes del PP, por razones de humanidad, deberían atender en lo que fuera posible a sus antiguos compañeros. Por razones de humanidad, primero, y por inteligencia, después, para evitar que se dediquen a esparcir la basura, ensuciando incluso a los que siempre han actuado de forma transparente.