www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CAMBIO CLIMÁTICO

El nivel del mar está aumentando el doble de rápido de lo esperado

Iceberg en el Estrecho de McMurdo, en la Antártida.
Ampliar
Iceberg en el Estrecho de McMurdo, en la Antártida. (Foto: NASA)
Eduardo Villamil
x
eduardovillamilelimparciales/16/7/16/28
jueves 15 de febrero de 2018, 16:03h
De seguir a este ritmo la altura de las aguas podría verse incrementada en más de 65 centímetros para el año 2100.

El aumento global del nivel del mar se ha acelerado en las últimas décadas, según indica un nuevo estudio basado en el análisis de 25 años de datos satelitales, recopilados por la NASA y la ESA.

De seguir así, esta aceleración, impulsada principalmente por el deshielo de grandes zonas de Groenlandia y la Antártida, podría dejar las previsiones actuales obsoletas. De hecho, algunos científicos como Steve Nerem (que ha dedicado media vida a estudiar cómo el deshielo puede influir en el nivel del mar) creen que las aguas podrían elevarse hasta el doble de lo que indican las actuales previsiones, duplicando el aumento total del nivel del mar proyectado para 2100.

Si la tasa de crecimiento volumétrico de los océanos continúa cambiando a este ritmo, el nivel del mar podría aumentar hasta 65 centímetros en el 2100, suficiente para causar problemas significativos a las ciudades costeras, según la nueva evaluación de Nerem y sus colegas del Vuelo Espacial Goddard de la NASA. El equipo, impulsado a comprender y predecir mejor la respuesta de la Tierra a un mundo en evidente transformación, publicó su trabajo el pasado 12 de febrero en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

De acuerdo al análisis de Nerem, el principal problema de los pronósticos actuales es que "asumen que el nivel del mar continuará cambiando al mismo ritmo que lo ha hecho durante los últimos 25 años", algo que según el investigador "no parece probable", máxime si se tienen en cuenta los grandes cambios que se están registrando en las capas de hielo.

Las aguas no se elevan al mismo ritmo que en el pasado. Si se contrastan los datos del aumento de las aguas recopilados en los 90 con los obtenidos por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en la última década, puede constatarse esa aceleración. En la década de 1990 el nivel del mar aumentaba a 2.5 milímetros por año, mientras que en la actualidad la cifra ronda los 3.4 milímetros anuales.

Las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra aumentan año a año la temperatura del aire y el agua, lo que, a su vez, provoca que el nivel del mar suba. Fundamentalmente a través de dos fenómenos: la expansión térmica (el agua se calienta y se expande) y la fusión del hielo (que aumenta el volumen de agua de los mares).

Aumento del nivel del mar en los últimos 22 años. NASA

"Las misiones de altimetría como Topex, Poseidon o Jason han sido esencialmente el equivalente a una red global de casi medio millón de medidores de marea, lo que ha proporcionado información de la altura del mar cada 10 días durante más de 25 años", explica Brian Beckley de la NASA Goddard. "A medida que este registro de datos climáticos se acerca a las tres décadas, las huellas dactilares de Groenlandia y la pérdida de hielo terrestre en la Antártida se están revelando en las estimaciones mundiales y regionales del nivel medio del mar".

Incluso con un registro de datos de 25 años, detectar la aceleración es un desafío. Episodios como las erupciones volcánicas pueden generar variabilidad: la erupción del Monte Pinatubo en 1991 disminuyó el nivel medio del mar mundial justo antes del lanzamiento del satélite Topex / Poseidon, por ejemplo. Además, el nivel global del mar puede fluctuar debido a patrones climáticos como El Niño y La Niñas (las fases opuestas de El Niño-Oscilación del Sur), que influyen en la temperatura del océano y en los patrones de precipitación global.

En 2018, la NASA lanzará dos nuevas misiones satelitales que se antojan claves para mejorar las proyecciones futuras del nivel del mar: la misión de Gravedad de Recuperación y Experimento Climático (GRACE-FO), una asociación con GeoForschungsZentrum (GFZ) en Alemania, continuará con las mediciones de la masa de capas de hielo de Groenlandia y la Antártida; mientras que Ice, Cloud y Land Elevation Satellite-2 (ICESat-2) harán observaciones muy precisas de la elevación de la capas de hielo y los glaciares.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (33)    No(1)

+
0 comentarios