www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRABAJA A MARCHAS FORZADAS EN LA PREINSCRIPCIÓN PARA FINALES DE MARZO

El Gobierno garantizará “la libertad de los padres a elegir el castellano"

El Gobierno garantizará “la libertad de los padres a elegir el castellano'
Ampliar
(Foto: Efe)
Javier Cámara
x
javiercamaraelimparciales/12/12/24
viernes 16 de febrero de 2018, 20:01h
Cumple “con una obligación” del Constitucional, el Supremo y el TSJC.

El Gobierno ha abierto el melón de la educación en castellano en los colegios de Cataluña. No debería ser noticia porque la medida para esto es obligatoria desde 2013, cuando el PP aprobó la Lomce. A día de hoy se permite a las familias elegir en qué lengua reciben la educación sus hijos, si en catalán o en castellano, pero nunca se ha cumplido.

Ahora, aprovechando la petición del sindicato de profesores AMES y la asociación Sociedad Civil Catalana para que en la matriculación para el próximo curso escolar en Cataluña se incluya una casilla para elegir el castellano, el Ejecutivo quiere asegurar de manera real y efectiva "la libertad y el derecho de los padres a elegir el castellano como lengua vehicular de sus hijos en los centros educativos de Cataluña”.

El Ejecutivo actúa ahora que está en vigor el artículo 155 y tiene las competencias de la Consejería de Educación catalana. Por ello, fuentes del Ministerio de educación han confirmado a El Imparcial que “se está estudiando la fórmula” para que esto sea así y que “es sólo una cuestión técnica”. Pero, al tiempo, se ha insistido en que no se trata de un cambio de modelo educativo, ya que para eso sí que hace falta un cambio en la ley que solo puede hacer el Parlamento catalán.

“Se trata de garantizar este derecho de los padres con el modelo educativo catalán”, han apuntado las fuentes, que han añadido que “la idea es tener el modelo inscripción listo para finales de marzo”.

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha sido claro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros “El cómo lo hagamos, lo estamos estudiando, pero sin duda lo haremos”.

El también portavoz del Gobierno ha recordado que en los tres últimos cursos el Ejecutivo “no ha estado de acuerdo” con la forma de hacer las cosas y la falta de garantías para estudiar en y, por ello, lo ha recurrido: “Lo coherente es que, de acuerdo con esos recursos, queramos en estos momentos modificarla (la preinscripción) en ese sentido, pero eso no significa ningún cambio del modelo educativo de Cataluña”.

Cumplir la ley

Méndez de Vigo ha insistido este viernes en que “esto no es más que cumplir con una obligación”, tal y como lo establecen el Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo y Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que ya fijó que se imparta un mínimo del 25% de las clases en castellano.

El titular de Educación también indicó que se está estudiando cuántos alumnos podrían solicitar estudiar en castellano como lengua vehicular y su coste.

Hay que recordar que AMES inició hace unos días una campaña de recogida de firmas en la plataforma change.org para que “en el modelo de preinscripción se introduzca una casilla de opción lingüística, para que los padres, madres o tutores legales puedan indicar si quieren que su hijo o hija curse sus estudios utilizando también el castellano como lengua vehicular”. En dos días llevaba casi 10.000 firmas.

Hay que recordar que, actualmente, las familias que no tengan garantizado para sus hijos recibir la educación en castellano como lengua vehicular en un centro público podrán acudir a una centro pivado y el Ministerio de Educación cubrirá los gastos de su escolarización.

Del mismo modo, es importante subraya que el Gobierno ha ido reduciendo año tras año la partida económica para aplicar esta disposición. En el curso 2015 se destinaron 5 millones, en 2016 bajó a uno y en 2017 se quedó en tan solo 500.000 euros.

Reacciones de todo tipo

Y tras el anuncio del Gobierno, las reacciones en los distintos partidos no se han hecho esperar. Así, PSOE y PNV se han opuesto a la iniciativa y han señalado que cualquier modificación solo le corresponde al Parlamento del futuro Govern.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dejado claro que su modelo educativo es una presencia “conjunta y equilibrada” del catalán y el castellano y ha pedido al presidente Rajoy que pase “de las palabras a los hechos”.

Igualmente, el presidente de la Generalidad cesado, Carles Puigdemont, ha dicho en Twitter que con esta medida el Gobierno solo “intenta dividir a los alumnos catalanes por su lengua”.

La Federación de AMPAS de Cataluña y la Confederación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Cataluña, se han sumado a las críticas y consideran que no se debe segregar a los alumnos por la lengua.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
1 comentarios