www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

All Star NBA. Mitchell y un histórico Booker, nuevos reyes del mate y del triple

EL IMPARCIAL/Efe
domingo 18 de febrero de 2018, 07:35h
El tirador de los Suns registró la anotación más alta jamás vista en el concurso de tiros de tres.

"Este siempre ha sido mi concurso favorito, siempre lo veía cuando era pequeño", dijo Donovan Mitchell, novato sorprendente de los Jazz, tras dejar asombrado al público con su mate final. "Es genial añadir mi nombre a la lista de ganadores", agregó. Suyo fue el protagonismo del clímax al que llegaría un concurso de mates que fue de menos a más.

Arrancaría con una innovación del propio Mitchell, que colocó un segundo tablero en la pista donde se apoyó para lanzar el balón al cristal, recogerlo en el aire y machacar en la canasta original (48 puntos). Más tarde, , luciendo la camiseta de un Jazz ilustre como Darrell Griffith, ejecutó un portentoso látigo saltando a tres personas agachadas (50 puntos). Pero su paseo no sería un monólogo, ya que su gran rival, el Cavalier Larry Nance Jr, que lució la camiseta de los Phoenix Suns con la que su padre, Larry Nance, ganó el concurso en 1984, empezó calcando una acción clásica de su progenitor (44 puntos), para desmarcarse con un golpe de efecto: el molinillo imperial partiendo desde línea de fondo (49 puntos).

En la cuneta quedaron Victor Oladipo y Dennis Smith Jr. Ambos dejaron momentos notables también, sobre todo el mate realizado con la máscara de Black Panther, el protagonista de la nueva película de Marvel, y otro de casi 360 grados y por debajo de las piernas, respectivamente. Pero su nivel no llegó a hacer dudar que el título no se resolvería en el tú a tú entre Nance Jr. y Mitchell. Entonces, el nuevo compañero de LeBron James se apoyó en una asistencia de su padre para machacar el aro del Staples, en una acción que fue superada por la agresividad y el sentido estético de su rival, en un perfecto 50.

Nance Jr. alzaría el listón con un mate inaudito, apoyándose dos veces en el tablero (50 puntos), y Mitchell, con la camiseta de Vince Carter, se adjudicó el concurso con un 360 grados definitivo que dejó sin palabras al jurado compuesto por Julius Erving, Mark Wahlberg, Chris Rock, Lisa Leslie y DJ Khaled. Una traca final eléctrica que puso fin a unajornada en la que Grant Hill tributó hacia las figuras de Kareem Abdul-Jabbar y Bill Russell, por su coraje y su defensa de los derechos de los afroamericanos a lo largo de sus carreras. "A través de sus voces nos ayudaron a encontrar la nuestra propia, y sobre sus hombros nos apoyamos y nos hacemos más grandes y más orgulloso, unidos", dijo el fino exjugador.

Antes de ese emotivo momento se desarrolló el otro plato fuerte: el concurso de triples. El esperado torneo no arrancó de forma prometedora, tras la temprana eliminación en primera ronda de Paul George (con 9 puntos, habiendo fallado todo el penúltimo carro), Kyle Lowry (11 puntos), Bradley Beal (15 puntos), Wayne Ellington (17 puntos) y Eric Gordon (12 puntos), campeón en la última edición. Pero los finalistas responderían. Pasaron a la siguiente ronda Tobias Harris (18 puntos), Devin Booker (19 puntos) y Klay Thompson (19 puntos), que logró el billete en el último suspiro.

En ese brete, el alero de los Clippers se desinfló en la recta final y registró 17 tantos, al tiempo que el anotador compulsivo de Phoenix se fue hasta los 28 con un ejercicio estratosférico. De hecho, esa tarjea de acierto es la mejor marca registrada en un concurso de triples en la historia. "Es algo especial, sin duda", afirmó tras recoger el galardón sobre el parqué del Staples Center. Thompson, de los Warriors y con la presión de superar la marca de su rival, quedó algo por debajo de las expectativas y sus 25 puntos proclamaron campeón a la joven promesa que ya dejó helado al personal asestando 70 puntos a los Celtics.

Previamente, en el concurso de habilidades brotó la faceta bromista del camerunés Joel Embiid, que no tuvo inconveniente en hacer trampas frente a Al Horford y Lauri Markkanen, saltándose la parte de la prueba en la que debía introducir el balón por un aro con un pase de poca distancia. Tras intentarlo en un par de ocasiones sin acierto, el brillante jugador de los Sixers pasó de largo y logró superar a Horford pero no así a Markkanen, que saldó el duelo directo con un triple a la primera. El finés, en el duelo final contra Spencer Dinwiddie, se quedó encasquillado precisamente en la parte donde Embiid llevó a cabo sus travesuras y el jugador de los Nets no perdonó, convirtiéndose en el primer base que se lleva el concurso desde Patrick Beverley en 2015.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios