www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SERIE A

¿Está sin un duro el dueño chino del Milan que eligió Berlusconi como su relevo?

¿Está sin un duro el dueño chino del Milan que eligió Berlusconi como su relevo?

EL IMPARCIAL
martes 20 de febrero de 2018, 01:55h
El fútbol italiano vive bajo una sospecha sostenida sobre el propietario del club rossonero.

Yonghong Li fue el elegido por Silvio Berlusconi para sucederle en el cargo de dueño del AC Milan, club al que subió a los cielos y abandonó cuando su libertad se vio acuciada por la Justicia del país transalpino. El asiático aterrizó en San Siro el 13 de abril de 2017, cuando compró el 99,93 % de las acciones del club al ex primer ministro italiano. Entonces, el monto de la operación se calculó en 740 millones de euros que fueron desembolsados con la ayuda de un préstamo de 300 millones -recibido del fondo estadounidense Elliott-.

Desde entonces, la entidad ha visto cómo su inversión en fichajes alcanzaba los 200 millones de euros. Figuras regionales como Leonardo Bonucci y Lucas Biglia se añadieron a otros peones prometedores en el ámbito europeo para dibujar un proyecto que ilusionó a la tribuna rossonera, tan desperada por recuperar el estatus aristocrático perdido hace más de un lustro.

Pero lo que no se sabía en aquel punto ilusionante es que Yonghong Li estrechó la mano de Berlusconi dos meses después de haber sido sancionado por un tribunal de China que demostró el imago de la devolución de un préstamo por valor de 60 millones de euros. Ese brete correspondía a un episodio que tuvo al banco Jiangsu Bank como emisor del crédito en 2015. Y tampoco se conocía la insolvencia de su empresa Shenzhen Jie Ande.

La compañía de Li está siendo investigada en estas semanas por el gigante asiático, según ha publicado el Corriere della Sera. Las sospechas sobre Li, debido a la opacidad de su figura, se han extendido desde hace meses, al tiempo que el equipo zozobraba en la Serie A hasta el punto de tener que cambiar de entrenador y recurrir al impredecible Gennaro Gattuso como salvavidas. Pero, es que las dificultades no sólo se detectaban en el verde.

El diario italiano asegura que la ya complicada situación de Yonghong Li se agravó el pasado enero, después de que el banco de Cantón le demandara por no haber devuelto el dinero de un préstamo económico que le fue otorgado en 2015. Ahora, las autoridades de la Lega Serie A, que en junio de 2017 aceptaron la nueva propiedad milanista, y la comunidad balompédica transalpina, descabezada, no le queda otra que sonrojarse.

Las acusaciones por impago de las deudas contraidas con los bancos de Jiangsu y de Cantón, supuestamente en el proceso de acopio de dinero para acometer empresas mayores, como la compra del club, desembocarán pronto en un juicio que tendrá lugar en China. En ese lance, la supervivencia de la empresa Shenzen Jie Ande de Yonghong Li podría quedar en bancarrota. Esta es una hipótesis que, según el medio de comunicación transalpino que ha destapado el escándalo, es más que factible.

Berlusconi, fuera de la tribuna y de vuelta en la política, con 81 años, ya salió al paso de las informaciones que ponían en cuestión la verdadera identidad de Li. Lo hizo con esta declaración en la que defiende la credibilidad de su cliente en la jugosa venta del Milan: "Para ceder el Milan, Fininvest (la sociedad presidida por Berlusconi) se encomendó a consultores, estudios legales y bancos de nivel internacional. Los inversores chinos siempre han respetado los acuerdos tomados".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios