www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESAFÍO SECESIONISTA

Llarena investiga las 47 comunicaciones del 20S entre Jordi Sánchez y Trapero
Ampliar

Llarena investiga las 47 comunicaciones del 20S entre Jordi Sánchez y Trapero

miércoles 21 de febrero de 2018, 01:35h
El juez ha solicitado las escuchas e informes clave de la causa abierta en Barcelona.

El juez Pablo Llarena ha decidido seguir la pista a las 47 comunicaciones que mantuvieron Jordi Sánchez -exlíder de la ANC- y Josep Lluis Trapero -exjefe de los Mossos- en el registro a la Consejería de Economía que tuvo lugar en el 20 de septiembre de 2017. El magistrado del Supremo ha solicitado este informe, entre otros, al juez de Barcelona que investiga los preparativos del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Esta es la intención que ha especificado en el auto dirigido al titular del Juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, al que pide que le envíe las escuchas e informes clave de la causa que mantiene abierta. La pieza más importante de esa pesquisa incipiente es el contenido de las escuchas telefónicas intervenidas. El monto total de esas intervenciones telefónicas pesan en torno a 310 gigas, por lo que es el único elemento que no ha podido enviar el juez de Barcelona hasta este momento.

Es por ello que ha enviado un resumen, tal y como se esclarece en un escrito notificado a la Sala segunda del Tribunal Supremo el pasado 2 de febrero. Lo cierto es que el interés de Llarena está fijado en las "comunicaciones" que trabó Jordi Sánchez el 20S, día en que la Guardia Civil registró Economía. El magistrado mantiene al entonces líder de la Asamblea Nacional Catalana en prisión por rebelión.

Su requerimiento hace hincapié en las 47 comunicaciones que establecieron Sánchez y Trapero entre las 12 y las 21 horas de aquella jornada. Un total de 25 minutos de conversación previa a la llamada que el juez de Barcelona hizo al jefe de los Mossos para ordenarle que el cuerpo policial catalán establecieran un corredor de seguridad para permitir la salida de la comitiva judicial y de la Guardia Civil de la consellería de Economía.

El relato de los Mossos explica que el juez llamó a Trapero y éste le expuso que había contactado con Jesús María Barrientos, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, y con José María Romero de Tejada -ex fiscal superior de Cataluña-, arguyendo que fue la comitiva judicial la que había ido retrasado voluntariamente la salida del edificio. Y sobre el tema del acoso a dicha comitiva, Llarena ha pedido que le sea enviado el informe en el que la letrada de justicia que supervisaba el registro, que denunció la sensación de "absoluto abandono" que padeció ese día y el "terror" de ver a los concentrados a las puertas de la consellería de Economía, impidiendo su salida.

"Pongo de manifiesto la sensación de absoluto abandono que padecía y el terror de ver aquella cantidad de gente enardecida y fuera de control", relata la secretaria judicial en su escrito, y prosigue señalando que a las 23.30 horas, cuando ya no podía "soportar más la presión" por el acoso de los concentrados, aceptó salir por un acceso trasero, "trepando y escalando tejados y azoteas". "Esta letrada jamás ha sentido mayor vergüenza y humillación al verse obligada a escapar cual delincuente, escondiéndose de la vista de unos alterados, cuando únicamente había cumplido con mi deber y representado el poder judicial como así se había encargado", subraya. En su repaso a la situación, la letrada acusa a Sánchez, Oriol Junqueras y Gabriel Rufián de "arengar a las masas" para que les fuera impedida la salida. Incluso, "hasta salir a por comida" les resultó imposible.

Llarena también ha pedido al juez de Barcelona los informes de la Guardia Civil sobre los daños sufridos en tres de sus vehículos durante el acoso a la comitiva judicial y la relación de las peticiones de ayudas solicitadas a los Mossos durante el asedio, que fueron "desoídas". Por esta supusesta inacción la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela imputó a Trapero por sedición. Este viernes el exjefe de los Mossos d'Esquadra habrá de volver a comparecer ante la juez -por otro delito de sedición, correspondiente con otra supuesta pasividad en el impedimento de la celebración del 1-O.

Y el juez del Supremo también ha requerido el análisis de la agenda Moleskine en la que Josep Maria Jové, ex número 2 de Junqueras e imputado, anotó las reuniones claves del núcleo duro de la hoja de ruta soberanista. En esas páginas también se describía el documento Enfocats, que trataba de idear escenarios para implementar la independencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Llarena investiga las 47 comunicaciones del 20S entre Jordi Sánchez y Trapero

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    7471 | javier - 22/02/2018 @ 10:03:03 (GMT+1)
    Pues se van atando cabos en torno al "mayor Trapacero" (tramposo), van encajando las piezas, para acabar acusado de un delito grave de rebelión/sedición. La pena es esos dos jueces que el mismo día 1-O negaron a la G.Civil el registro de las sedes de ANC y Omnium. La de cosas útiles que saldrían de ese registro, y ahora todas esas pruebas quemadas.... Bien por un puñado (pequeño) de Jueces y Magistrados valientes!! Solos ante el peligro, pero sin miedo. Bravo por ellos!!

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.