www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONTINÚAN LOS ESCÁNDALOS CON LAS ONG'S

Dimite el número dos de Unicef, tras las acusaciones de tres empleadas

El número dos de Unicef, Justin Forsyth.
Ampliar
El número dos de Unicef, Justin Forsyth. (Foto: Unicef)
jueves 22 de febrero de 2018, 19:04h
Aseguran que el directivo les envió un "bombardeo de mensajes de texto" que les hicieron sentir "profundamente incómodas".

El director ejecutivo adjunto de Unicef, Justin Forsyth, dimitió hoy entre acusaciones de conducta inapropiada mostrada hacia trabajadoras de la ONG Save The Children, donde fue consejero delegado.

"Le agradecemos al Sr. Forsyth su trabajo en los dos últimos años por defender a los niños más vulnerables y ayudar a que Unicef avanzara en su misión para salvar las vidas de los niños", dijo en un comunicado la directora ejecutiva de la organización, Henrietta Fore, quien aceptó su renuncia.

Forsyth fue investigado en dos ocasiones, en 2011 y en 2015, tras haberse visto implicado en incidentes con tres colegas mujeres, según Save The Children. En cada una de esas ocasiones, y tras la investigación pertinente sobre su conducta, Forsyth emitió una "disculpa sin reservas" ante las afectadas y el asunto se consideraba cerrado.

El propio Forsyth admitió en un comunicado que había "cometido algunos errores personales" durante su época en Save The Children y reconoció que "en alguna ocasión" mantuvo "conversaciones inadecuadas" con colegas mujeres, que ocasionaron "ofensa y dolor".

Las empleadas que se quejaron de la conducta de Forsyth indicaron a la BBC que el directivo les envió un "bombardeo de mensajes de texto" que les hicieron sentir "profundamente incómodas". Si éstas no le respondían, él enviaba un email citándolas para mantener una "charla privada".

"Las denuncias por acoso no se abordaron con el grado de gravedad apropiado. Parecía que había más interés en evitar la exposición de mala conducta que en proteger a las empleadas mujeres de conductas de depredadores", indicó una de estas trabajadoras bajo anonimato.

Una más

Ese hecho se suma al reciente escándalo en el que otra ONG británica, Oxfam, se ha visto envuelta recientemente tras destapar "The Times" que excooperantes y directivos organizaron orgías y contrataron a prostitutas en Haití en 2010 tras el terremoto que asoló ese país.

Oxfam está ahora sumida en una profunda crisis, en la que ha visto seriamente dañada su reputación y ve peligrar sus subvenciones. Según apuntaban varios medios locales, la dimisión de Forsyth de Save The Children se produjo apenas cuatro meses después de que Brendan Cox, el viudo de la diputada laborista Jo Cox, asesinada durante la campaña del referendo europeo en 2016, presentara su renuncia de esa misma ONG, de la que era responsable de estrategia.

El pasado domingo, el tabloide Mail On Sunday señaló que Cox -quien era amigo de Forsyth- dimitió de sus funciones en dos organizaciones creadas en memoria de su esposa tras verse involucrado en episodios pasados de supuesto acoso sexual. El citado dominical destapó acusaciones hechas por dos excolegas de Cox, ocurridos supuestamente cuando éste ya estaba casado con la parlamentaria laborista, fallecida a manos de un hombre de extrema derecha, que la disparó y apuñaló a sangre fría.

Una de las acusaciones contra Cox -figura muy conocida en el Reino Unido por haber continuado con el legado de su esposa- alude a un caso de supuesto acoso contra una colega en 2015, cuando ambos trabajaban en la citada Save The Children.
Ese periódico también desveló que meses después, Cox intentó forzar supuestamente a otra mujer durante un viaje a la Universidad de Harvard (Estados Unidos).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.