www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Muerte en el fútbol

viernes 23 de febrero de 2018, 12:43h

La tragedia relacionada con la violencia en el fútbol ha vuelto a golpear a España. Esta vez se ha desatado en al marco de una competición europea y se ha saldado con la muerte de un agente de la Ertzaintza. El policía autonómico ha sufrido un infarto cuando trataba de neutralizar la guerra activada por los aficionados más descerebrados

El fútbol ha vuelto a ser una perfecta excusa para que dos grupos de violentos se dedicaran a desatar la violencia entre ellos y poner a toda una ciudad en máxima alerta. Los enfrentamientos en Bilbao entre ultras del Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú se han convertido en una auténtica batalla campal que ha conmocionado la capital vizcaína. Ni siquiera el dispositivo de la policía vasca, compuesto por más de quinientos agentes, fue capaz de impedir que se desatara la violencia.

Los problemas comenzaron con la llegada de los ultras rusos a las cercanías de San Mamés. A escasos metros del campo del Athletic, se desató una batalla campal con bengalas, lanzamientos de vasos de cristal, botellas y pelotas de golf atacándose, además, con palos, barras y puños de hierro. Se produjeron decenas de heridos y fueron detenidas siete personas.

Llama la atención que tanto las autoridades políticas y policiales así como los dirigentes futbolísticos estuvieran alertados desde hace semanas de la llegada de uno de los grupos de seguidores más violentos, los del Spartak de Moscú. Muchos de ellos son conocidos y están fichados. Sin embargo, nadie impidió que llegaran a Bilbao y camparan a sus anchas.

Como ha declarado el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, “es necesario que los estamentos del fútbol piensen seriamente sobre esta cuestión. Hinchadas de equipos que van generando y dejando un reguero de violencia deben ser objeto de análisis por la UEFA para impedir que vayan a mas sitios a partir de ahora".

Es más, los clubes como el Spartak de Moscú, cuyos seguidores más radicales protagonizan siempre violentos enfrentamientos con los hinchas de otros equipos deberían ser duramente multados y, llegado el caso, expulsados de las competiciones internacionales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)

+
0 comentarios