www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CATALUÑA

JxCat y ERC cierran un acuerdo que incluye un proceso constituyente

La portavoz de JxCat, Elsa Artadi.
Ampliar
La portavoz de JxCat, Elsa Artadi. (Foto: EFE)
EL IMPARCIAL/Efe
jueves 08 de marzo de 2018, 09:35h
También contempla instituciones "en el exilio".

JxCat y ERC han cerrado un acuerdo recogido en un documento que ya ha sido trasladado a la CUP y que incluye el desarrollo de un proceso constituyente con participación de la ciudadanía, con el que se redactaría una "constitución catalana", un proceso que culminaría con una "multiconsulta" a los ciudadanos "con todas las garantías".

En una entrevista en TV3, el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ha dicho que la CUP ya tiene en sus manos este acuerdo y le ha pedido "un esfuerzo" a los antisistema para que se pronuncien sobre el mismo antes del lunes, cuando está programado el pleno de investidura de Jordi Sánchez, que está en el aire porque depende de si el juez del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena decide excarcelarlo antes de esa fecha.

Pujol ha indicado que el documento acordado con ERC desarrolla un proceso constituyente participativo con la ciudadanía, en el que, sobre "un papel en blanco", se pondrá "todo en cuestión" y que acabaría en una suerte de "constitución catalana".

En concreto, el plan de JxCat y ERC señala que el proceso constituyente "deberá ser de base ciudadana, transversal y participativo", para "generar grandes consensos sociales sobre el modelo de país", y culminaría con la "redacción y aprobación de un texto con la propuesta de bases de una futura Constitución de la república catalana".

Pujol ha indicado que ese proceso constituyente se hará también "desde Bélgica o con Bélgica", en referencia a la participación del expresidente catalán y líder de JxCat, Carles Puigdemont, que sigue en Waterloo (Bélgica) y para el que se reserva una estructura denominada como "Espacio Libre de Bruselas". Así, se plantea "construir la república en el "Espacio Libre del exilio", nombre con el que se designa una triple estructura 'institucional', formada por una "Asamblea de Representantes por la República", un "Consejo por la República" y su presidente, que sería Puigdemont.

Esta construcción de la "república catalana", por lo tanto, se llevaría a cabo a través de "tres vías de acción": el Parlament y el Govern desde Cataluña, las tres patas del "Espacio Libre del exilio" y la "ciudadanía catalana empoderada con la autoorganización colectiva y el proceso constituyente".

La Generalidad tendría un "plan de gobierno de obediencia republicana y un "plan de políticas de progreso", mientras que el "Espacio Libre del exilio" desarrollaría la estrategia política, la internacionalización y un frente común para la defensa de los derechos civiles y colectivos de los catalanes.

La "Asamblea de Representantes por la República", compuesta por cargos electos catalanes, representantes del mundo local y de la sociedad civil, se reuniría como mínimo dos veces al año y le correspondería promover acciones para "avanzar hacia el establecimiento de la república", impulsar la "internacionalización" de la causa independentista y fomentar el proceso constituyente.

A Puigdemont le tocaría presidir el "Consejo por la República", asumir su "representación exterior" e "impulsar las políticas, estrategias y consensos necesarios para alcanzar la república".

El "Consejo por la República" tendría la función de "asesorar" a su presidente, fomentar acciones para "avanzar" hacia la república e "impulsar debates constituyentes".

Además, incluye como anexo una "apelación a los pueblos del mundo" para que "denuncien la violación de los derechos civiles y políticos" en Cataluña por parte del Estado. El documento, denuncia la "violencia policial contra la ciudadanía" durante el 1 de octubre, así como la aplicación "autoritaria" del artículo 155 de la Constitución por parte de un Estado que, pese a la mayoría independentista surgida de las elecciones del 21 de diciembre, sigue "impidiendo y bloqueando la restitución del gobierno legítimo de Cataluña".

Se constata que Puigdemont "contaba con la mayoría parlamentaria suficiente" para ser investido de nuevo president pero, tras su renuncia para dejar paso a Jordi Sànchez, se le nombra "presidente del Consejo de la República", otra de las estructuras que JxCat y ERC quieren poner en pie en el exterior.

Pujol ha explicado que con ERC está cerrada la estructura del futuro Govern, sin detallar los nombres, y que el acuerdo incluye puntos que ya se pactaron con la CUP para la investidura fallida de Puigdemont, como la no renovación de conciertos para escuelas que segregan por sexo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+
0 comentarios