www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REVISTA DE PRENSA

El día después de la huelga feminista

El día después de la huelga feminista
Ampliar
EL IMPARCIAL
viernes 09 de marzo de 2018, 11:03h

El Mundo lleva una gran fotografía de la Gran Vía madrileña. El titular, en un tamaño de letra grande: “La mujer se abre paso en un 8-M histórico”. Dice que centenares de miles de españolas protagonizan una movilización sin precedentes en Europa a favor de la igualdad. Con un titular irónico: “…Y hasta Rajoy se puso el lazo”. “Más sueldo, más días libres y menos horas para los funcionarios”, puede leerse en la primera también.

Federico Jiménez Losantos asegura que la huelga fue un fracaso: “Como sucede desde la Komintern, fueron periodistas, políticos y profesores -con estudiantes adjuntos- los protagonistas y responsables del fracaso de ayer. Les da igual, porque toda movida con lacito buenista no busca convencer sino imponer, no explicar sino aplastar. Ya digo que son clavadas a las orquestaciones soviéticas, donde las Sauquillo y Carmena, el PCE y, de entrada, el PSOE, servían a la mayor potencia militar del mundo, la tiránica URSS, manifestándose en nombre de la Paz, con la palomita de Picasso archifotocopiada”.

La Razón también elige la Gran Vía para ilustrar la manifestación feminista: “Las mujeres toman la calle”. También habla de un seguimiento irregular de la huelga, que fue “relevante en colegios e imperceptible en comercios”, mientras que “La izquierda intenta politizar la marcha con gritos contra Cs por la presencia de Villacis”. Además: “El Gobierno subirá un 8% el sueldo a los funcionarios en tres años”.

En el editorial anima a los políticos a tomar nota de lo que sucedió el jueves. Aunque le da un palo a Podemos: “Con su sobreactuación y con la mixtificación puramente ideológica de conceptos que son trasversales y a todos competen, los populismos caen en la caricatura y proporcionan argumentos a aquellos sectores de la sociedad, que los hay, interesados en que nada cambie, especialmente porque supone mantener una bolsa de mano de obra barata, sin aspiraciones viables de superación y condicionada, en el mejor de los casos, por la necesidad de completar los ingresos familiares”.

El País asegura que España es un “referente mundial de las protestas del 8 de marzo”. Dice que se vivió una “Movilización histórica por la igualdad de las mujeres”, con “marchas en 120 ciudades, huelga y paros” contra “la discriminación, el acoso y la violencia”.

Jorge Galindo habla de “un ejemplo exitoso de movilización laboral posindustrial” y le preocupa “el equilibrio entre inclusión y cohesión”, un dilema que el 8-M y el movimiento que le rodea “ha confrontado” como “pocos ejemplos en los últimos años”.

ABC prefiere el primer plano al plano general, y en esto se distancia del resto. Dice que “Miles de mujeres toman la calle por la igualdad”. También que “centenares de manifestaciones y paros parciales en toda España logran dar voz y visibilidad a las reivindicaciones de la mitad de la población”.

Ya en páginas interiores, Hermann Tertsch sostiene la idea de politización: “Este 8 de marzo ha sido un éxito de la agitación populista de la extrema izquierda que debiera alarmar. Que ha demostrado la falta de defensas de la sociedad española frente a la obscena mentira que se les ha servido. Alarmante ha sido el apoyo y aplauso de los medios de comunicación a un convocatoria de aberrante contenido ultraizquierdista”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios