www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY DERROTÓ A LA OPOSICIÓN

jueves 15 de marzo de 2018, 13:37h
Mariano Rajoy sangra por la herida de la política catalana que permanece abierta y sin cicatrizar...

Mariano Rajoy sangra por la herida de la política catalana que permanece abierta y sin cicatrizar. Pero su gestión económica ha constituido un clamoroso éxito, reconocido internacionalmente. Heredó una España al borde de la intervención. La evitó. Redujo la prima de riesgo de 638 puntos a menos de cien. Combatió el déficit zapateresco, que rozaba los dos dígitos, hasta dejarlo en un tres por ciento, al borde ya de cumplir con las exigencias europeas. Lleva más de tres años reduciendo el paro en cifras apabullantes que superan el medio millón anual, mientras la crisis de las primaveras árabes ha robustecido nuestro turismo. Es verdad que la deuda se mueve en cifras preocupantes pero, en líneas generales, la gestión económica de Mariano Rajoy ha sido sobresaliente. Llevarle a un debate parlamentario, con la economía como eje, constituye un error más de la evanescente oposición española.

Mariano Rajoy es, además, un excelente parlamentario, dueño de una dialéctica irónica y demoledora. Se merendó a la finas hierbas a todos sus contendientes en el Congreso de los Diputados, cuando le quisieron acosar con el vidrioso asunto de los pensionistas. Dialécticamente solo Pablo Iglesias puede competir con el presidente del Gobierno.

Hoy hasta los periódicos hostiles reconocen la victoria parlamentaria de Mariano Rajoy. El acoso de todos los partidos de la oposición, e incluso el de su aliado natural Ciudadanos, fue desbaratado por un Mariano Rajoy en plenitud que exhibió su palabra fácil y su sólida argumentación. Otra cosa habría sido si el debate se hubiera producido sobre la situación política en Cataluña. Pero, a la espera que se plantee ese debate, Mariano Rajoy ha podido orquestar la marcha triunfal en su regreso al Palacio de la Moncloa.