www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CLASIFICACIÓN PARA EL MUNDIAL

Rugby. España ya ha presentado una protesta, con el apoyo mundial

martes 20 de marzo de 2018, 20:23h
La Federación Española de Rugby ha emitido una protesta por el arbitraje del colegiado rumano.

El pasado domingo se enterraron buena parte de las opciones de la selección española de rubgy de clasificarse para Mundial de Japón 2019. Los 'Leones' cayeron en Bélgica por 18-10 y lo hicieron desquiciados por el arbitraje del rumano Vlad Iordachescu. Tan clamorosa fue la actuación del colegiado, a criterio de la delegación nacional, que los jugadores obligaron al trencilla a salir escoltado del campo. Del mismo modo, el seleccionador Santiago Santos afirmó que habían sufrido "un arbitraje tendencioso y no neutral".

Jaime Nava, capitán del seleccionado, declaró al término de la escaramuza que "soy capitán y pido perdón por la persecución al árbitro. Esa imagen final no se corresponde ni con el deporte ni con los valores de este equipo por hay que entender que se nos ha quitado parte de este sueño". El caso es que Iordachescu es rumano y Rumanía terminó por clasificarse de manera directa, aprovechando el resultado de los españoles, que quedan abocados a un respesca árida ante Portugal y Samoa.

El caso es que el clamor internacional por el arbitraje sufrido por el XV del León ha impulsado a la Federación Española de Rugby (FER) a enviar una reclamación a Rugby Europe (RE), con copia a World Rugby (WR), considerando que Rugby Europe tien por presidente al rumano Octavian Morariu. Los dirigentes del rubgy nacional solicitan que se estudie el caso "por si la actuación arbitral hubiera sido deliberadamente parcial". Se pide que se analice lo vivido por si se hubieran favorecido "los intereses de Rumanía y, de ser así, que se actúe en consecuencia".

"Para ello aportamos un exhaustivo informe sobre los errores arbitrales que consideramos que perjudicaron a España", añade una nota que expone que "se ha producido la vulneración del principio de imparcialidad que debe imperar en cualquier actuación deportiva. El hecho de que el árbitro fuera rumano habiendo intereses de la misma Federación Rumana en el resultado de este encuentro, rompe la imparcialidad requerida, puesto que hay un conflicto de intereses que no ha sido respetado".

Asimismo, la federación recalca que "el pasado 19 de febrero, es decir, un día después de que el XV del León derrotara en Madrid a Rumanía y pasara a depender de sí misma para clasificarse de manera directa para el Mundial de Japón, la Federación Española de Rugby ya solicitó al presidente de la Comisión de Árbitros de Rugby Europe (RE), Patrick Roben, que se cambiara a los jueces que estaban designados para el partido de la última jornada contra Bélgica".

"El motivo no era que el hecho de que los árbitros eran rumanos, precisamente la nacionalidad de la selección con la que España se iba a jugar la plaza, tal y como finalmente sucedió el domingo, de ahí que no pareciera lo más conveniente", relata, pero añade que desde Rugby Europe "no hicieron caso a la reclamación de la FER y adujeron que la designación había sido fijada con varias semanas de antelación, que el árbitro forma parte del panel de RE y que, por tanto, no podían modificarla. Sí se cambió al 'Match Commissioner', que pasó a ser el francés Michel Arpaillange".

El documento federativo recuerda que "tanto el presidente de la Comisión de Árbitros de Rugby Europe como el 'Match Commisssioner' del encuentro disputado este domingo entre Bélgica y España en Bruselas advirtieron al árbitro rumano que su actuación sería analizada detenidamente y que esperaban de él un arbitraje totalmente neutral". Pero considera el organismo español que "el mantenimiento de la designación de estos árbitros rompía la garantía de una competición transparente, propiciando un conflicto de intereses, circunstancia que debe ser evitada en cualquier actividad deportiva. El hecho de que los tres árbitros pertenecieran a la Federación Rumana, alguno de ellos con cargos de responsabilidad en la misma, motivaba la desconfianza sobre su imparcialidad. Esta simple sospecha debería haber sido suficiente para valorar la solicitud de la Federación española".

"La ley no exige certeza, sino temor de parcialidad, y en el caso que tratamos así se producía. De hecho, el sábado anterior un juez de línea del encuentro Inglaterra-Irlanda fue sustituido por motivos menos aparentes de parcialidad que los que se dan en el caso del partido que tratamos", arguye un texto que concluye que "se ha producido una vulneración del código de conducta que establece World Rugby, puesto que la Regulación 20, en su apéndice 1.7, establece que no se adoptará ninguna conducta o actividad dentro o fuera del campo de juego que pueda dañar la confianza pública en la honestidad y la conducción regular de un partido. En el caso que tratamos se producían circunstancias que no garantizaban esta confianza".

"Por otra parte la Regulación 18 6.1b de World Rugby permite que, si ha habido un incumplimiento de los Estatutos y/o regulaciones, existe la posibilidad de la cancelación del resultado de un encuentro y/o la repetición de un partido", finaliza la solicitud federativa, que añade "un vídeo en el que se recogen 19 actuaciones del árbitro durante el desarrollo del encuentro en las que queda manifiestamente probado que los intereses del juego español durante el encuentro se vieron perjudicados".

Horas antes, a lo largo del lunes, el hashtag #JusticeForSpainRugby fue usado en redes sociales por figuras del rugby mundial, que clamaron por España. Clive Woodward, campeón del Mundial 2003 cuando era seleccionador de Inglaterra, no se cortó en la resaca del escándalo y afirmó en Titter que "esto simplemente no está bien y la Federación Mundial acierta totalmente actuando. El partido debería repetirse".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.