www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TIRO CON ARCO

El campo de batalla

Dani Villagrasa Beltrán
martes 27 de marzo de 2018, 20:33h
Christopher Wylie, un milenial de 28 años con el pelo teñido de rosa que parece sacado de alguna serie futurista de Netflix, dice que sin sus métodos de manipulación no hubiera habido Brexit. Deducimos que tampoco Trump habría ganado las elecciones, o así lo deslizan los artículos de prensa. Los medios de comunicación no se explican su propia pérdida de capacidad de influencia y por eso están tan contentos de haber encontrado a Wylie, que les explica cosas que, de algún modo, ya se sabían, pero en plan insider-genio del mal. Resumen: Facebook dispone de una enorme cantidad de datos sobre sus usuarios que permiten trazar perfiles psicológicos pormenorizados. La información de 50 millones de ellos llegaron hasta Cambridge Analytica, que la usó para devolver un bombardeo informativo personalizado, con el fin de hacer cambiar de opinión a los ciudadanos -¿debería decir internautas? ¿neociudadanos?-. El nuevo whistle-blower, que sigue la tradición de Edward Snowden, no duda en cargarse sobre los hombros la responsabilidad de lo ocurrido, con la vanidad megalómana de quien es consciente de su poder. Lo que más me gusta es que todas las metáforas que usa son militares. La mente humana como campo de batalla a conquistar por el poder. Lo cierto es que cada vez estamos más implicados emocionalmente en asuntos de la política, que debería ser el terreno de la racionalidad. A la discusión política se viene llorado de casa. Pero esa última frase suena a prehistoria de la democracia, la palabra más de moda, invocada por todos, reinventada y estirada como un chicle. Vamos hacia lo nuevo y, aunque no sepamos qué es lo nuevo, vamos en esa dirección, muy rápido. Mientras los medios de comunicación se llevan las manos a la cabeza, en Twitter los usuarios se ponen a compartir memes sobre el asunto: Mark Zuckerberg aparece junto a un chaval. El chaval: “Mi papá dice que Facebook nos espía”. Zuckerberg: “Él no es tu papá”. Otros se hacen los listos y tuitean el incesante leitmotiv: "Si algo es gratis en Internet, el producto eres tú". En la democracia analógica sí están preocupados. El jefe de Facebook comparecerá ante el Congreso de los EEUU y mandará a uno de sus adjuntos al Parlamento británico. La Comisión Federal de Comercio estadounidense ha anunciado que abrirá una investigación. De momento, el escándalo ha costado unos 70.000 millones de dólares en Bolsa. ¿Puede llegar a caer Facebook como lo hizo en su día Myspace? Christopher Wylie, que es el que parece saber de qué va todo esto, da un consejo, por el momento: que la gente sea un poco más escéptica con los mensajes que le llegan. Eso sí que es optimismo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios