www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GOLF

Masters de Augusta. Esta es la cena con la que Sergio García inaugura el evento

miércoles 04 de abril de 2018, 04:02h
El vigente campeón lidera la delegación nacional en el pomposo torneo.

Sergio García ha sido el encargado de diseñar el menú que los campeones del Masters de Augusta han degustado este martes, en la previa del inicio de la edición de 2018. Lo ha hecho en condición de vigente ganador del afamado campeonato y cumplimentando la tradición de la que ha tenido el gozo de ser protagonista. El castellonense, que lidera una delegación española en la que también figuran Jon Rahm, Rafa Cabrera Bello y José María Olázabal, se ha mostrado entusiasmado sobre lo venidero.

"Espero que a todos les guste la comida. No puedo esperar para sentarme alrededor de todos esos grandes campeones y escuchar sus historias”, ha declarado antes de remarcar su elección gastronímica. En la relación de platos figuran una ensalada internacional -con ingredientes inspirados en los países de los campeones del torneo-, un arroz caldoso con bogavante -guiño español- y el pastel Tres Leches de Angela García, la mujer del golfista. Todo ello estuvo regado por un vino Albariño (Sketch 2016) y un Ribera del Duero (Pinea 2014).

Y, más allá del elitista banquete protocolario, García ha compartido sus sensaciones ante el torneo en el que defenderá la chaqueta verde por vez primera. "Entrar por Magnolia Lane y no meterte en la primera parte del club, sino en la zona de campeones con muchos detalles dedicados a mi victoria del año pasado es una sensación muy bonita", admitió un jugador emocionado y que ha vivido unos meses gloriosos desde aquel histórico triunfo de 2017.

Porque en esta temporada entre torneos Sergio García ha sido padre de una niña, recién nacida, que se llama Azalea en honor al hoyo 13 de Augusta National. "Todo el mundo te dice que ganar el Masters te cambia la vida, pero tener una hija sí que me ha cambiado la vida", declaró un jugador llamado a ejercer como faro del talentoso Jon Rahm en el intento del vasco por dar el golpe definitvo que le consagre como presente del gof mundial.

Además, Rahm disfrutará como pupilo de Olazábal, otro campeón del Masters. Este torneo será su vigésima novena participación en el torneo del Augusta National. El chaqueta verde (ganó en 1994 y 1999), que ha paladeado la cena ofrecida por su compatriota García, ha confirmado que "siempre es precioso volver aquí, tengo grandes recuerdos y el sitio es una maravilla". Y lanzó su diagnóstico: "Es verdad que ha habido algunos buenos resultados, pero mi juego no está todavía como tiene que estar. El campo es un señor campo, para gente que le pegue fuerte y duro".

Rahm, sin embargo, sí atraviesa un buen momento. Ha rondado el Top-3 en los meses precedentes y sigue hambriento, pues todavía le falta la conquista de un grande. En su segundo Masters parte como tercero del mundo y se descubre "muy consciente de lo que difícil que es este campo y ganar este tipo de torneos. El año pasado se me dio más importancia de que se me debía haber dado, porque al final es muy difícil ganar el Masters el primer año".


Por último, Rafa Cabrera Bello cierra el póquer de ases que presenta España en Augusta. El golfista, que arriba tras haber cosechado resultados notables en Estados Unidos y sigue manteniendo vigente la potencialidad de alcanzar la gloria algún día, ha veticinado que "aquí la organización hace lo que quiere con el campo, así que estoy seguro que va a volver a ser un año muy emocionante". El jueves se abrirá el fuego en el Augusta National.

Uno de los momentos emotivos en la cena ha sido la ausencia del fallecido Severiano Ballesteros, ganador de la chaqueta verde en 1980 y 1983 (primer español, pionero, en conquistar territorio norteamericano). Su hijo Javier ha subrayado que "lo primero que se me viene a la cabeza cuando llega el Masters es mi padre y que su cumpleaños siempre cae en esa semana o muy cerca".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.