www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SECUESTRO Y ASESINATO

La matanza de tres periodistas a manos de 'El Guacho' convulsiona a Ecuador

sábado 14 de abril de 2018, 02:20h
El país ha quedado en shock tras un suceso pionero.

"Con profundo pesar, lamento informar que se han cumplido las doce horas de plazo establecido, no hemos recibido pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato nuestros compatriotas", ha declarado este viernes el presidente de Ecuador, Lenín Moreno. El dirigente habla de la muerte de tres periodistas que fueron secuestrados el 26 de marzo, en un hecho inédito en la historia del país americano.

Es éste matiz, lo novedoso del suceso, el que ha alzado la dimensión de la convulsión que ha causado en el país el lamentable brete. La senda del narcoterrorismo aparece detrás de la matanza de estos reporteros que vivían bajo cautiverio desde el pasado mes. Así lo ha confirmado el mandatario, en una alocución celebrada en la sede del Sistema Integrado de Seguridad ECU911, en Quito. Así pues, la población llora al periodista Javier Ortega -36 años-, al presentador Efraín Segarra -60 años- y al fotógrafo Paúl Rivas -45 años-.

Todos elos conformaban un equipo perteneciente al diario El Comercio, de la capital ecuatioriana, y fueron secuestrados hace 18 días. La incertidumbre se ha extendido en todo este tiempo y las investigaciones persistentes han apuntado a Walter Patricio Arizala Vernaza, alias "El Guacho", como el ejecutor de la trágica maniobra. Éste nacido en Ecuador habría interceptado a la comitiva periodística en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

La investigación sobre la inesguridad creciente en la región llevó a los periodistas hacia ese área y 'El Gaucho' les interceptó. El otrora comerciante, devenido en sanguinario líder de la disidencia de las FARC, habría sido el ejecutor del plan, según las autoridades. Se trata de un violento elemento terrorista que busca ganar peso en su sector al considerar que Juan Manuel Santos ha incumplido las promesas que le hizo a la guerrilla en los acuerdos de paz firmados en 2016.

Lenín Moreno dio un ultimátum a los captores en la pasada madrugada. Les exigía presentar una prueba de vida de los periodistas, toda vez que habían corrido imágenes en las que presuntamente aparecían muertos. La falta de confirmación oficial de la veracidad de esas instanáneas llevó al presidente ecuatoriano a advertir que la Policía y el Ejército actuarían con "acciones contundentes" que no especificó. Después de que expirara el plazo, y de que los efectivos renanudaran la búsqueda, el jefe del Gobierno no ha podido más que explicar al país la terrible situación. El peor desenlace.

"Más allá de los esfuerzos que hemos realizado, se ha confirmado que estos criminales parecería que nunca tuvieron la voluntad de entregarlos sanos y salvos, y es muy probable que lo único que hayan querido es ganar tiempo", declaró, acompañado por Polivio Vinueza, jefe de la Unidad Antisecuestro y Extorsión. Este mando explicó que desde el 26 de marzo, fecha en la que se conoció el rapto -a través de una foto filtrada por 'El Guacho', se habían mantenido cinco comunicaciones con los secuestradores.

Al parecer, expuso Vineuza, los terroristas pidieron la liberación de presos de la guerrilla a cambio de los rehenes por medio de un vídeo en el que el periodsta retenido lo solicitaba. Confirmada la desolación de la ciudadanía, que ha seguido el caso con especial atención, Lenín Moreno ha anunciado la recomensa de 100.000 dólares a quien aporte pistas que ayuden a capturar a 'El Guacho'. Además, anunció la declaración de zona de seguridad a la región fronteriza donde se han desarrollado los hechos, con una multiplicación de los controles militares.

"Estamos de luto, pero no vamos a dejarnos amedrentar. Hoy más que nunca pido al país la unidad por la paz", sentenció el presidente, abatido. Tras especificar que ha contactado con organismos internacionales como la Iglesia católica y la Cruz Roja Internacional a fin de "localizar y repatriar los cuerpos", se ha despedido. El recuerdo de los secuestros de periodistas que llevaba a cabo el grupo terrorista de izquierdas "Alfaro Vive Carajo" en los 80 ha quedado en nada, pues aquellas maniobras finalizaba con la liberación de los retenidos. Nunca se había experimentado el horror en esta medida en Ecuador.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.