www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MOTOGP

Valentino Rossi no perdona: vuelve a atacar con furia a Marc Márquez

domingo 15 de abril de 2018, 03:44h
El piloto italiano sigue acusando al español de pilotar de forma peligrosa y con intención de dañar a sus rivales.

"Es peligroso, tengo miedo cuando voy con él", denunció Valentino Rossi horas después de que una maniobra punible de Marc Márquez le enviara al asfalto y al fondo de la parrilla en el pasado Gran Premio de Argentina. "En 2015 me hizo perder el Mundial expresamente y no puede ser que golpee a seis pilotos en un fin de semana y no pase nada", arguyó en Termas de Río Hondo antes de proclamar que "ésta es una situación muy mala porque ha destrozado nuestro deporte y es cierto que un error lo puede cometer todo el mundo, pero el viernes lo hizo con Viñales, Dovizioso, conmigo y hoy lo ha hecho con cuatro pilotos".

Entonces, todavía caliente, el transalpino se refirió al intento de pedir perdón personalmente que el catalán trató de realizar toda vez que concluyó la carrera, dirigéndose al box de 'Il Dottore'. Allí fue frenado y expulsado por una de las manos derechas de Rossi, que no aceptó las dispulpas. "Viene a pedirte perdón con Puig delante de las televisiones, pero eso no es sincero porque luego vuelve a hacerlo otra vez. Si pide perdón y se acaba, vale, pero después de tantas veces no acepto sus disculpas, que venga a pedirme perdón me hace reír", analizó.

Con las pulsaciones al dictado de la rabia y la impotencia por haber sido víctima de una puesta en escena temeraria, Valentino fue contundente en su ataque: "He tenido miedo al ver su nombre en la pizarra porque sabía que venía a por mí, ya decidirá Dirección de Carrera pero a trescientos kilómetros por hora hay que respetar a todos los rivales". "No es inconsciente, lo hace a mala fe", espetó antes de aclarar que el motociclismo "no es un deporte de contacto como el fútbol pues aquí te haces daño de verdad y si todos fuéramos iguales en cinco carreras no habría pilotos, todos nos habríamos hecho daño y yo no me siento protegido por Dirección de Carrera".

Dos días después y desde Brasil, en el marco de un acto publicitario, Marc Márquez confesó que "cometí un error, lo entendí. Por mala suerte toqué a Valentino y después cuando entró a la hierba se cayó. Entendí el error, fue mío, y fui penalizado por ello". "Al final yo intento estar centrado en mi box, estar centrado en mi estilo y ya te digo, tengo la facilidad de poder estar cerrado en mi núcleo. Siempre intento pues aprender de todo, analizarlo todo, pero (Rossi) es uno más en pista. No pasa nada", argumentó.

Y, calmado, compartió con los micrófonos su filosofía tras el incidente: "Ya está. Se queda ahí, lo que ocurre es que pasó con Valentino. Podía haber pasado con mi compañero de equipo o con otro y (de hecho) le pasó a mi compañero de equipo con otro piloto, Zarco y Pedrosa, en la misma carrera, pero no pasó nada. Es un lance de carrera en el que un piloto comete un error. Por mala suerte, estamos compitiendo, por mala suerte tocas a otro piloto. El piloto que comete el error es sancionado y lo importante es que ese piloto, que soy yo, sepa entender el error".

Termas de Rio Hondo,Argentina Sunday Difficult race destroyed by a dangerous rider 📸 @falex79

Una publicación compartida de valeyellow46 (@valeyellow46) el

Pues bien, este sábado, cuando quedan todavía siete días para que MotoGP aterrice en el Circuito de las Américas, Valentino Rossi ha vuelto a la carga. Demostrando que para él el tiempo no cura las heridas. Ni mucho menos. Todavía tiene atravesado aquel marcaje que le sacó de quicio en 2015, cuando Jorge Lorenzo terminó por ganarle el Mundial que tanto anhelaba para redondear su legendario currículo. Aunque haya explicado su admiración hacia el catalán en los últimos meses, la costra de la rivalidad se ha abierto para el transalpino.

En esta jornada ha publicado el siguiente mensaje en su cuenta de Instagram: "Termas de Rio Hondo, Argentina. Domingo. Difícil carrera destruida por un piloto peligroso". Parecería que Rossi quiere presionar a aquellos que gestionan MotoGP. Precisamente esa persona, española, se ha mostrado tajante en torno a la escalada dialéctica creada. Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna -la empresa organizadora del Mundial- se limitó a respetar las decisiones previstas por los comisarios. "Yo no llamo al orden a nadie. Es un incidente de carrera que los árbitros han penalizado como han considerado necesario. Que estén enfadados, pues es lo lógico".

El dirigente español dejó bien clara su postura si la guerra Rossi-Máquez renace tras la pladicez con las que se han desarrollado las dos últimas temporadas. "Esto no es el colegio. Cada uno hace lo que hace y hay un reglamento que se tiene que cumplir. Luego, las opiniones son completamente libres", sentenció. Jorge Lorenzo, que ha compartido equipo con el italiano ha apuntado a este respecto que "Valentino es muy itneligente" y la tensión sigue fesca, pues en la rueda de prensa previa al Gran Premio de EE.UU. los dos protagonistas del incidente mencionado compareceran por separado y en solitario, en sus respectivos 'motorhome' de Texas. Lejos del protocolo que reúne a los pilotos con más mercado en una sala.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.