www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

Amstel Gold Race. Valgren sorprende a Sagan y Valverde para coronarse

EL IMPARCIAL
domingo 15 de abril de 2018, 19:18h
Astana supo romper el control de los equipos de los grandes colosos en esta clásica ilustre.

Casi dos décadas hacía que un corredor danés no triunfaba en la "carrera de la cerveza". El último fue un tal Bjarne Riis. Pues bien, este domingo irrumpieron Michael Valgren Andersen y el Astana para contravenir los planes del grupo de gallos aristocráticos que, en teoría, se repartirían la victoria en la edición de 2018 de la Amstel Gold Race. La exhibición de potencia y ambición del corredor y de estrategia del equipo kazajo fueron suficientes para cruzar en la primera plaza los 263 kilómetros entre Maastricht y Valkenburg.

El día nació con una fuga precoz. Tankink, Grmay, Bono, Craddock, Riesebeek, Dunbar, Tizza, Smit y Van Hecke fueron los aventureros que desafiaron a todos de inicio. Su escapada llegaría a alcanzar los 15 minutos de ventaja con respecto a un pelotón que se lo tomó con calma. El consentimiento de los bloques interesados en llegar al sprint, y no en la guerra de guerrillas, era notorio, ya que sabían que cuando se acercara el momento de la verdad neutralizarían hasta la anécdota la mencionada fuga.

Así, la distancia ganada por esos nueve ciclistas pasó a ser sólo de 5.24 minutos a 66 kilómetros de meta. Y sería cuando se atravesó la barrera de los 55 kilómetros posteros cuando se desbarataría el diapasón del viaje. El Sky de uno de los favoritos, el polaco Kwiatkowski, comenzó a tirar con fuerza del grupo para empezar a tensar la cuerda y a exigir al personal. El Quick Step de los otros pesos pesados (Gilbert y Trentin) permanecería atento al tiempo que la escapada se deshacía.

La ascensión a Loorberg, subida número 27 de las 35 que componen el recorrido, se realizaría con menos de 3 minutos de brecha en favor de unos fugados ya sentenciados por los protagonistas de la segunda prueba del calendario World Tour en lo que va de año. Al atisbar a los aventureros la tensión y el nerviosismo se extendería, pues los ataques serían continuados y el Lotto Soudal quiso exigir aún más a los corredores, pautando un ritmo infernal por los callejones por los que trancurría la carrera.

Volaba el grupo de favoritos, con riesgo de imprevisto desafortunado. La velocidad del Lotto examinaba la concentración de los rivales, pues una caída sería definitiva para que el la sufriera. Y fue Rigoberto Urán la víctima de esa maniobra, al caer antes de aproximarse a la subida al Kruisberg. El cuerpeo por la posición entre los trenes de los llamados a lazar los brazos en meta era ya inosportable. En ese trance Movistar sacó la cabza, con Mikel Landa. El alavés aceleró a 31 de la conclusión y puso en fila india a todos. Jon Izagirre le tomaría el revelo para confirmar al dubitativo que ya no cabría el respiro.

En esa altura del esfuerzo Peter Sagan buscó reproducir el guión que le hizo triunfal en Roubaix. Atacó desde lejos, pero los otros gigantes, puestos en preaviso, salieron a la sombra del eslovaco de inmediato. Tras apagar el incendio del vigente campeón del Mundial, Kreuziger y Gasparotto soltaron marras. Este par de rodadores de prestigio alcanzaron a los fugados a 16 de meta y cosecharon un intervalo de 30 segundos de colchón, al tiempo que los que quedaron atrás organizaban su plan.

Con 13 kilómetros por rodar Alejandro Valverde saltó del grupo de gallos. Lo hizo en la subida al Geulhemmerber y seleccionó al pelotón. Sólo 13 ciclistas aguantaron el filtro del murciano, que lo trataría de rematar en la siguiente ascensión. Pero en el Bemelerberg fue objetivo de un marcaje pegajoso del que no pudo desembarazarse. Él y Sagan no dejarían de escudriñarse, mientras que alrededor entró en ignición Valgren, a cinco de meta. El peón de Astana dio en la tecla en su segundo ataque consecutivo, pues las dudas a su espalda se multiplicaron.

El danés tuvo fuelle para contactar con Gasparotto y luego para ganar al sprint a Kreuziger. Con rutilante superioridad. El corredor de 26 años cantaría victoria por delante de los mencionados, que completaron el podio. Peter Sagan, Alejandro Valverde, Tim Wellens y Julian Alaphilippe completarían la clasificación final, en otro episodio en el que el favoritismo permitió a un secundario tocar techo. Valgren, ganador de 2 Lieja-Bastoña-Lieja sub 23 y este año de la Omloop Het Nieuwsblad celebró con cerveeza su primera gran gesta como profesional.



Clasificación final


.1. Michael Valgren (DIN) Astana Pro Team

.2. Roman Kreuziger (CZE) Mitchelton-Scott

.3. Enrico Gasparotto (ITA) Bahrain-Merida

.4. Peter Sagan (SVK) Bora-Hansgrohe

.5. Alejandro Valverde (ESP) Movistar Team

.6. Tim Wellens (BEL) Lotto Soudal

.7. Julian Alaphilippe (FRA) Quick-Step Floors

.8. Jakob Fuglsang (DIN) Astana Pro Team

.9. Lawson Craddock (USA) EF Education First-Drapac

10. Jelle Vanendert (BEL) Lotto Soudal

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios