www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

La chapuza del tribunal alemán

lunes 23 de abril de 2018, 20:08h

Sin ningún conocimiento específico de las relaciones entre España y Alemania, sino simplemente sabiendo, como cualquiera de la calle que son dos países de la U.E. y que la llamada euroorden, que sustituye a la tradicional extradición, se basa en la confianza mutua entre los tribunales de justicia de los países a los que afecta, llama la atención la chapuza de la resolución emitida por el Tribunal alemán del Land Schleswig-Holstein. Me parece una chapuza por varias razones. La primera es que resulta increíble que una instrucción del Supremo que ha durado meses sea despachada en dos o tres días por un Tribunal de menor rango de un Land alemán. Segunda, porque extraña que no quepa recurso alguno ante Tribunales Superiores alemanes sobre tal resolución. Tercera, porque es extravagante que el Tribunal alemán entrara en el contenido de la euroorden como si él tuviera que juzgar el pleito. Pero lo más llamativo y por lo que esa resolución adquiere el carácter de auténtica chapuza, ante la que cualquiera podría acusar al Tribunal de prevaricador (dictar a sabiendas una resolución injusta), es que la subordinación de la resolución a los artículos del Código Penal alemán que califica la alta traición, con toda claridad equiparable al delito español de rebelión, es pura coincidencia, según se desprende de la información de los medios sobre dicha resolución. Estos hablaban de "violencia insuficiente" de los separatistas, de "capacidad de doblegar al Estado" por parte de la secesión. Cosa que contradice toda lógica, pues si la rebelión triunfa, ¿Qué Tribunal podría juzgar a los sediciosos, sin ser, precisamente, aquél la víctima de la sedición? Lo chocante y lo que obliga a pensar, repito, en que la resolución (si definitiva o no nadie lo aclara) es una auténtica chapuza, es que leyendo el articulado del Código Penal alemán que califica la alta traición, no habla para nada de "violencia suficiente" ni de "doblegar al Estado" ni cosa que se parezca. Más aún, el Código Penal alemán no requiere ni siquiera violencia para la alta traición, como exige el español para que se dé rebelión, sino simplemente "amenaza de violencia" (Arts. 81,82).

Resumiendo, es muy claro el principio de doble incriminación exigido por la euroorden, que el Tribunal alemán se ha saltado a la torera. De paso diré que el hecho de que los Mossos estuvieran armados y de que algunos estén procesados permitiría apuntalar el delito de "rebelión armada".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
0 comentarios