www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY TIRA LA TOALLA

martes 05 de junio de 2018, 13:45h
No ha podido resistir el acoso de Aznar y su equipo. Tampoco el de algunos de sus barones, como el certero García-Margallo. Desbordado...

No ha podido resistir el acoso de Aznar y su equipo. Tampoco el de algunos de sus barones, como el certero García-Margallo. Desbordado, además, por la situación y la presión de las generaciones jóvenes, Mariano Rajoy ha dimitido. Si lo llega a hacer la semana pasada, la situación política de España sería muy diferente. Pero resistió contra la evidencia. Hoy ha cedido a ella.

Nunca he hecho leña del árbol caído. Y además Rajoy no se lo merece. Se hizo cargo del Gobierno, a punto de que España fuera intervenida. La prima de riesgo había alcanzado los 638 puntos; hoy, está en el entorno de los 100. El déficit rozaba los dos dígitos; hoy, se acerca a lo exigido por Bruselas. El paro lleva cinco años reduciéndose a 500.000 personas anuales. Y España crece por encima de Alemania, Francia o Italia.

Negar el excepcional éxito económico de Rajoy sería negar la evidencia. Lo que ha hundido al expresidente es su incapacidad para enfrentarse a su debido tiempo y con eficacia a algunas crisis políticas, sobre todo la catalana. La gran política consiste en prever, no en curar. Y Mariano Rajoy ha contemplado durante su gestión cómo el Parlamento de Cataluña proclamaba, contra la Constitución, la independencia de Cataluña y la República catalana.

Todos los observadores, casi sin excepción, pensaban que se tomaría unos meses antes de dimitir, sobre todo porque Podemos y los radicales quieren verle en la cárcel, enredándole en el auto Gürtel, pero, según parece, conservará su escaño para mantener el aforamiento. Ante el Partido Popular se abre ahora un Congreso Extraordinario para elegir sucesor. Deberá celebrarse cuanto antes porque solo quedan once meses para la prueba de fuego de las elecciones autonómicas y municipales.

Aznar, en fin, le ha ganado la partida a Rajoy. Y según los expertos en cuestiones peperas, los jóvenes triunfarán en el Congreso, iniciando una nueva etapa en un partido que es clave para la estabilidad en España.