www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MÚSICA

Ariana Grande y el trauma que arrastra desde el atentado de Manchester

Ariana Grande y el trauma que arrastra desde el atentado de Manchester
Ampliar
(Foto: Instagram: arianagrande)
miércoles 06 de junio de 2018, 00:47h
La cantante ha confesado sufrir estrés postraumático desde aquel dramático suceso que aconteció en uno de sus conciertos.

Ariana Grande sufre de trastorno por estrés postraumático desde el atentado terrorista que tuvo lugar en Manchester, Inglaterra, en el marco de uno de los conciertos de su gira mundial. Así lo ha confesado a la revista Vogue en una entrevista concedida a la edición británica de esta publicación y que saldrá a la luz el próximo viernes. Se han adelantado algunos extractos del texto final y de esas piezas es de donde se ha recuperado el pesar de la cantante.

La estadounidense padeció el shock hace poco más de un año y explica que en el presente no está capacitada puede hablar del acontecimiento sin romper a llorar. Lo arguye aduciendo que "muchas personas han sufrido graves y tremendas pérdidas". "Sé que esas familias, mis fans y todo el mundo experimentaron una tremenda pérdida", prosigue, antes de afirmar que ante el calibre del drama "ni siquiera debería hablar" del asunto al compararlo con su propia experiencia.

El caso es que esta estrella del pop internacional atraviesa una dolencia catalogada como trastorno mental y que es causada por el trauma generado por un acontecimiento estresante de naturaleza amenazadora para la persona. Este padecimiento, asociado en sus primeros diagnósticos a los soldados que regresan de contextos de guerra, se ha presentado en la cantante después del 22 de mayo de 2017, cuando al final del recital dado en el Manchester Arena un ataque yihadista causó la muerte de 22 de sus fans e hirió a decenas de ellos.

Horas después de aquel horrible suceso Ariana Grande escribió en sus redes sociales el siguiente mensaje: "Rota. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras". Ese comentario recibió 83.000 adhesiones en apenas diez minutos y llegó a los millones de contactos. Entonces, la artista decidió cancelar indefinidamente sus conciertos venideros y su representante, Scooter Braun, explicó la profundidad del impacto en su representada.

"Esta noche, nuestros corazones están rotos. Las palabras no pueden expresar nuestro dolor por las víctimas y las familias dañadas en este ataque sin sentido. Lloramos por las vidas de los niños y los seres queridos a quienes se ha llevado este acto cobarde", expuso, antes de agradecer a los servicios de emergencias porque "se lanzaron hacia el peligro para ayudar a salvar vidas". El shock estaba servido para la estrella, su entorno y sus fans.

Unas decenas de días más tarde, la cantante visitó el hospital en el que se encontraban algunas de las víctimas que salieron de atentado con vida, aunque heridas. Y el 14 de junio se organizó el único concierto en España (Barcelona), en el que se rindió tributo a los fallecidos y se festejó la vida con una actuación de Ariana que venció al miedo junto a miles de sus fanáticos. "Somewhere over the rainbow" se erigió en el tema homenaje a los fallecidos, siete de ellos menores.

Y el recorrido se ha detenido hace dos semanas, cuando se cumplía el primer aniversario del ataque terrorista. La cantante decidió revelar en redes sociales su nuevo tatuaje detrás de la oreja. Se trata de una pequeña abeja, símbolo del pasado industrial de la ciudad de Manchester, como tributo a las víctimas. Todo ello antes de desnudar su sufrimiento en una entrevista que expone la debilidad de un icono planetario ante un acontecimiento semejante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.