www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONVIVENCIA ENTRE COMUNIDADES

Jóvenes israelíes y palestinos recorren juntos España en un mensaje de paz

sábado 19 de julio de 2008, 12:18h
Son chavales de entre 14 y 17 años, que profesan el Islám y el Judaísmo, dos religiones que convergen en un mismo libro y que, junto al cristianismo, convivieron pacíficamente en Al-Andalus, el territorio que ahora toman como modelo.

Por este motivo, se encuentran estos días visitando ciudades como Granada, Córdoba y Toledo, en un programa que proclama la amistad, el conocimiento mutuo y el diálogo como el mejor camino para derribar los estereotipos y fomentar la participación democrática de todos los ciudadanos.

Este encuentro está promovido por la asociación americana Jacobs International Teen Leadership Institute (JITLI), una experiencia que se organiza cada verano y que lleva a adolescentes israelíes judíos y árabes, palestinos, mexicanos y estadounidenses a conocer otros países y mostrar una imagen distinta a la que aparece todos los días en los medios de comunicación.

El director de la asociación, Gary Jacobson, ha explicado que la idea surgió hace nueve años, cuando entendieron la necesidad de que se conocieran las diferentes comunidades que habitaban la frontera entre Israel y Gaza, donde "ahora acontece mucha violencia". "Intentamos que conozcan la historia del ser humano. No se trata de discutir sobre política y religión, sino de conocerse como personas, crear amistad y romper estereotipos. Ojalá podamos crear líderes que puedan conducir a las personas a un futuro mejor", ha manifestado Jacobson.

Salma Akel, una adolescente musulmana que habita en Israel, es una de las participantes del proyecto, del que considera que es una buena oportunidad para recabar información sobre otras nacionalidades, religiones y países como España.

El programa ha comenzado este viernes con una visita a la Alhambra y una excursión a lugares históricos de la ciudad, como la Mezquita Mayor, donde los jóvenes han recibido una conferencia del imán Abdulashib Castiñeira y del decano de la Comunidad Islámica en España, Karim Viudes. Allí se les ha hablado también sobre la responsabilidad que tienen, como nueva generación, de promover la paz entre sus respectivos países.

Después de Granada, visitarán Córdoba y Toledo, ciudades donde podrán disfrutar de actividades culturales o actuaciones de flamenco, fusionado con música judía y árabe.

Para Shoshi, bailaora de flamenco procedente de Israel y colaboradora del proyecto, es "mágico" ver cómo en los talleres de danza y en las fiestas las chicas "bailan del mismo modo, transmitiendo las mismas sensaciones de libertad a través del movimiento y tocando las palmas al unísono, creando armonía".

El proyecto brinda a estos adolescentes la oportunidad de apreciar sus similitudes, comprender sus diferencias, hacer amigos y dialogar para crear un futuro en paz.