www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRISIS MIGRATORIA

Sánchez pide apoyo a la UE "para controlar la inmigración"

Sánchez pide apoyo a la UE 'para controlar la inmigración'
Ampliar
(Foto: Moncloa)
EL IMPARCIAL/Efe
domingo 24 de junio de 2018, 19:45h
Polonia, Hungría, la República Checa y Eslovaquia se niegan a aplicar el sistema de cuotas de reparto de refugiados.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este domingo en Bruselas que buscará apoyos entre los socios comunitarios para "controlar mejor" los flujos migratorios.

Sánchez se ha mostrado esperanzado en que la UE llegue a un acuerdo común. El presidente del Ejecutivo ha expresado esa confianza en una declaración ante los periodistas: "Hemos encontrado más puntos de unión que de discrepancia". De este modo, ha insistido en que al final el acuerdo que se adopte tiene que tener una visión europea con responsabilidades comunes ante desafíos que también lo son.

Los líderes de dieciséis países de la Unión Europea han participado en una cumbre informal para acercar posturas de cara al Consejo Europeo de la semana que viene, en el que los Veintiocho intentarán responder a la situación de los inmigrantes que llegan por el Mediterráneo.

A la reunión para tratar esta cuestión -que divide fuertemente a los países- han asistido los jefes de Estado o de Gobierno de Alemania, Francia, España, Italia, Grecia, Austria, Bulgaria, Malta, Bélgica, Holanda, Croacia, Eslovenia, Dinamarca, Finlandia, Suecia y Luxemburgo.

Se trata de una cumbre informal que ha convocado Jean-Claude Juncker a petición de Angela Merkel

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, convocó el encuentro a petición de la canciller alemana, Angela Merkel, que para salvar su Gobierno de coalición necesita ofrecer soluciones al líder del ala bávara de su partido y ministro de Interior, Horst Seehofer, que demanda más mano dura en política migratoria.

Al término de la reunión, Merkel ha firmado que hay coincidencia en que "no se puede dejar solos" a los socios más afectados por la llegada de la inmigración irregular y dijo que los refugiados "no pueden elegir" en que país piden asilo.

Por su parte, el primer ministro maltés, Joseph Muscat, ha afirmado que hay "una señal de que hay una voluntad de ir hacia más cambios operacionales". Una opinión que también comparte el primer ministro belga, Charles Michel, quien dijo que si los países continúan trabajando así en los próximos días será posible conseguir "progresos" en el Consejo Europeo del próximo jueves.

Italia aboga por crear "centros de protección internacional en los países de tránsito" de los inmigrantes en los que se seleccione quién tiene derecho al asilo en la UE

Por otro lado, Italia -principal punto de entrada de quienes atraviesan el Mediterráneo- ha recriminado a sus socios europeos la falta de apoyo durante años y que no hayan cumplido con las cuotas de acogida de refugiados. En este sentido, Roma pide que se reforme el reglamento de Dublín, que exige que se solicite el asilo en el país de llegada y este se haga cargo después de los demandantes. El Gobierno italiano exige así que se creen centros en los Estados de tránsito en los que se decida de antemano quién tiene derecho al asilo en Europa antes de que partan, lo que debería reducir las salidas hacia Europa.

Al mismo tiempo, aquellos para quienes se garantizara el derecho de asilo serían redistribuidos automáticamente entre los Estados de la UE, de modo que no todos llegarían a las costas italianas o españolas. Y esta es precisamente la preocupación principal de Alemania, hacia donde se desplazan cientos de miles de inmigrantes para solicitar asilo.

El nuevo Gobierno italiano y en particular su vicepresidente, el líder de la xenófoba Liga, Matteo Salvini, ha intensificado en las últimas semanas su ofensiva y amenazado con no dejar desembarcar más barcos, tras no acoger al Aquarius, que con 630 inmigrantes a bordo fue recibido en España.

Los ausentes

Los países del Grupo de Visegrado -Polonia, Hungría, la República Checa y Eslovaquia- no acudirán, se niegan a aplicar el sistema de cuotas de reparto de refugiados, piden mayor control de las fronteras exteriores y crear centros de acogida fuera de la UE, una posición que comparte Austria, que asumirá en julio la presidencia del Consejo de la Unión.

En este contexto, la Comisión Europea se ha visto obligada a modificar sus planes y contempla crear "plataformas de desembarco" en países del Norte de África. Esto se combinaría con paquetes de retorno voluntario a los países de origen y más esfuerzos de reasentamiento.

Estos desembarcos regionales darían a los inmigrantes "la protección y dignidad que merecen" y deberían respetar las leyes internacionales y derechos humanos, según el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramópulos, aunque la situación en países como Libia pone esto en cuestión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios