www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENSAYO

Domingo García Marzá et al. (Coord.): Homenaje a Adela Cortina

domingo 24 de junio de 2018, 18:48h
Domingo García Marzá et al. (Coord.): Homenaje a Adela Cortina

Tecnos. Madrid. 2018. 629 págs. 30 €.

Por José Antonio González Soriano

La editorial Tecnos nos presenta un asombroso libro, Homenaje a Adela Cortina. Ética y filosofía política, en el que participan cincuenta firmas para conmemorar la incorporación de la filósofa Adela Cortina (Valencia, 1948) al cuerpo de catedráticas eméritas de la Universidad de Valencia. Es un ingente esfuerzo editorial que nos ofrece una reconstrucción consistente y completa de su aportación teórica y de la importancia de los debates que ésta suscita.

La obra de esta pensadora imprescindible tiene como punto de partida la noción kantiana del ser humano como “fin en sí mismo”: “Premisa insuperable de todo razonamiento en torno a derechos y deberes”. Para complementar a Kant se sirve la autora de la ética dialógica (Apel, Habermas): “Todo ser humano es constitutivamente un interlocutor”. En esta corriente la categoría central es la del reconocimiento recíproco, y desde ella se organiza el abanico de temas comunitarios que aborda la ética aplicada. Finalmente el trabajo de Cortina apunta hacia un nuevo modelo ético, que ella denomina “ética de la razón cordial”: una propuesta que hunde sus raíces en la sensibilidad cristiana del amor al prójimo, reinterpretado como obligación social de empoderamiento de cada individuo, a partir de nuestra común condición de vulnerabilidad.

Los vínculos morales se apoyarían en una incierta dimensión de “alianza” basada en la compasión, que introduce la cuestión de los valores correspondientes. Arribamos de este modo a un cierto eclecticismo terminológico (a la par que conceptual) como el precio a pagar por la firme voluntad de la autora de desarrollar creativamente las líneas asentadas en la filosofía moral de nuestro tiempo.

La herencia ilustrada aún viva en nuestra cultura se reconoce por la vigencia del universalismo moral (basado en la dignidad intrínseca de todo ser humano) y la cuestión de la autonomía del sujeto moral. La necesaria imbricación del individuo en la sociedad y la demanda de su reconocimiento intersubjetivo alentaron la distinción entre moralidad y eticidad, desde la que se apunta a la condición de ciudadanía en su sentido moderno. Este escenario ha dado acogida en la época contemporánea a la radicalidad de los principios democráticos de gobierno y a la pluralidad axiológica de nuestras sociedades complejas y abiertas, generando unas exigencias que han tenido que ser construidas filosóficamente con los más bien escasos mimbres que nos legó el pensamiento ilustrado.

De ese modo se han tejido, por un lado, las teorías utilitaristas y funcionalistas del bien común (que han abandonado la premisa de la universalidad), y, por otro, las éticas procedimentales dialógicas y la teoría asimismo procedimentalista de la justicia, que han sostenido firmemente la premisa de la universalización de las normas y de la dignidad. ¿Hay posibilidad de seguir avanzando teóricamente por este camino mientras se procura salvar la dicotomía entre la autonomía del individuo y su corresponsabilidad en el desarrollo de las comunidades históricas en las que nos toca vivir? Adela Cortina plantea que sí es posible, y para ello se ha servido de la fuerza inspiradora del mensaje cristiano.

Discípula de Aranguren y Muguerza, la nueva catedrática emérita conoció en Alemania a Karl Otto Apel (fallecido el quince de junio del pasado año), y de este encuentro surgió el marco principal de sus inquietudes teóricas, que fue definiendo a través de una serie de obras: Razón comunicativa y responsabilidad solidaria (1985), Ética mínima (1986), Ética sin moral (1990), Hacia una teoría de la ciudadanía (1997). Su esfuerzo por “liberar” la moral del estrecho marco procedimentalista de la segunda generación de la Escuela de Frankfurt se fraguó en títulos como Ética de la razón cordial (2007), Justicia cordial (2010) y su último libro: Aporofobia (2017, reseñado en Los Lunes de El Imparcial).

De esta misma vinculación entre ética y política se ha nutrido su investigación en el campo de las “éticas aplicadas”, que ha enfocado especialmente en el campo de las neurociencias y la biología evolutiva, así como en un terreno tan ajeno habitualmente a las prescripciones democráticas como el de la empresa.

El volumen trata de rendir homenaje a esta impresionante arquitectura teórica desplegando una gran variedad de artículos; algunos desarrollan los vértices más significativos del pensamiento de la autora, mientras que otros tratan temáticas paralelas o complementarias. El resultado es una grandiosa panoplia de filosofía práctica, con asuntos tan diversos como los fundamentos naturalistas de la ética, la educación, la “producción masiva de vulnerabilidad” o el destino de los refugiados.

En el plano más estrictamente filosófico, destaca poderosamente la intervención de Dorothea Apel. La cuidadísima edición nos presenta un texto de más de seiscientas páginas totalmente libre de erratas, donde cada artículo se hace acompañar de una extensa y sugerente bibliografía. Una auténtica obra monumental a la altura de la pasión filosófica de Adela Cortina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios