www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ARGENTINA

Así vivieron los desaparecidos durante el Mundial'78 en la ESMA del dictador Videla

jueves 28 de junio de 2018, 23:33h
Coindicidendo con el acceso a octavos de Rusia 2018 de Lionel Messi y compañía se ha inaugurado una obra relativa al Mundial de 1978 e el centro de tortura de la dictadura argentina,

La muestra 'El Mundial en la ESMA', inaugurada este jueves, revela cómo vivieron la Copa del Mundo de 1978 los desaparecidos en Argentina que estaban en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), el mayor centro de detención ilegal, tortura y asesinato de la última dictadura militar argentina (1976-1983). La Albiceleste se consagró campeona del mundo por primera vez en su historia el 25 de junio de 1978 en el estadio del River Plate, a pocos metros de la ese tenebroso recinto

"Fui a ver dos partidos, me llevaron a uno en la cancha de Vélez y otro en la de River para ver si alguien se me arrimaba o si alguien me conocía. Por suerte nadie se me acercó. Yo le rogaba a Dios todo el tiempo que no aparezca nadie, porque significaba que si aparecía lo iban a secuestrar como a mí", relató Alfredo Ayala, uno de los tantos que estuvieron detenidos en la ESMA. En ese lugar, convertido en el Espacio y Memoria de Derechos Humanos, se podrán ver hasta el 31 de agosto testimonios de quienes estuvieron detenidos, objetos alusivos e información sobre las vivencias de los desaparecidos durante e la mencionada citamundialista.

Ayala, además, expuso que lo llevaron al Obelisco, donde se celebró la obtención del título. "Así demostraban el poder que tenían. Demostraban que podían sacarte cuando querían y hacer lo que querían con vos", reveló. Y a la experiencia de este detenido por el régimen fascista de Videla se une una sección dedicada a Lisandro Cubas, quien estando detenido fue forzado a hacerle una entrevista al entonces seleccionador de Argentina, César Luis Menotti. Cubas no le pidió ayuda al entrenador por temor a la represalia de los militares.

Alejandra Naftal, directora del Museo Sitio de Memoria ESMA, señaló que "el Mundial en la ESMA es una muestra que trata de dar cuenta sobre la vida que tuvieron los detenidos desaparecidos cuando transcurría el Mundial 78 aquí en Argentina. "Una vez un sobreviviente me dijo que aquí en la ESMA había vida, una vida rara, entre tormentos, capuchas, grilletes y torturas, pero también una vida de solidaridad entre los detenidos. Una vida de resistencias", esclareció.

En ese acto inaugural de la muestra estuvieron presentes Ricardo Coquet -otro de los retenidos-, María Cristina Muro -mujer del desaparecido Carlos Alberto Chiappolini- y el futbolista y campeón del Mundal en 1978 Jorge Olguín. Este último, por su parte, no pudo reprimir la emoción al declarar lo siguiente: "No sé cómo explicar que nosotros realmente no teníamos la menor idea, como no la tenía muchísima gente del país. Hubiéramos deseado, cuando nos enteramos de estas cosas, que todo el país estuviera detrás del triunfo, pero había muchísima gente que sufría. Lo siento de corazón".

Naftal tomó la palabra ante el prolongado silencio que se hizo en el acto, en el que decenas de visitantes (la mayoría jóvenes) quedaron hieráticos, contrmplando los minutores. La directora de la muestra tuvo que romper el momento para proseguir con el recorrido de la visita. Esa senda comienza por la planta baja, en la que se desgrana la vida de los desaparecidos durante ese Mundial (con objetos de los retenidos y testimonios de los mismos); sigue en el segundo piso, qe expone la entrevista de Cubas a Menotti; y en la tercera altura se despliega el testimonio de Carlos Bartolomé, quien fue llevado al estadio del River Plate para filmar la final que Argentina le ganó por 3-1 a Holanda.

"Quienes somos los protagonistas de una generación tenemos la misión de dar testimonio, de trasmitir para que ese pasado nos ilumine en algún momento de nuestro presente. El poder de la memoria nos puede hacer un poco mejores como sociedad", concluyó Naftal, quien definió la entrevista realizada a Menotti por uno de los represaliados como "una situación surrealista".

Esta muestra se ha sumado a la inaugurada el pasado 15 de junio en el Parque de la Memoria. Bajo el título 'Tiren papelitos: Mundial'78 entre la fiesta y el horror' se toma el espacio público en la zona norte de Buenos Aires para dar testimonio de aquel suceso. Allí se ha alzado un monumento en honor a las víctimas del terrorismo de estado dictatorial. Y se analiza cómo se uso la influencia del Mundial de Fútbol de Argentina para legitimar el terrible régimen de Videla.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios