www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA RELIGIOSA

50 millones para luchar contra el hambre

50 millones para luchar contra el hambre
Ampliar
domingo 08 de julio de 2018, 12:13h

Manos Unidas ha recaudado casi 50 millones de euros para luchar contra el hambre en el mundo. Esto se desprende de la memoria anual, correspondiente al pasado año, que la Institución acaba de publicar. Exactamente Manos Unidas consiguió 48.652.692 de euros, un 2,2 % más que el ejercicio anterior.

Manos Unidas aprobó el pasado año 570 nuevos proyectos por un valor de 38.524.002 de euros que, sumados a los iniciados en años anteriores, resultaron en un total de 894 proyectos en ejecución en 59 países de África, Asia y América. Con estas iniciativas se apoyó directamente a 1.682.397 personas y a más de 6 millones de forma indirecta.

El sector más favorecido en 2017 continuó siendo el educativo con 199 proyectos, seguido del agrícola con 114, el sanitario con110, el social con 79 y la promoción de la mujer con 68. Manos Unidas trabaja con más de 400 organizaciones locales en el Sur y en la Memoria se destacan, como muestra de algunos de los resultados obtenidos, “el empoderamiento de jóvenes y mujeres en Paraguay y Sierra Leona para generar recursos y mejorar sus condiciones de vida; el acceso a una educación de calidad para niñas en diversas regiones de la India; la puesta en marcha de servicios sanitarios para la población más aislada en Oriente Medio, Benín y República Democrática del Congo, y el fortalecimiento de la cultura de paz en “. Al trabajo de cooperación al desarrollo se sumaron las intervenciones de emergencia realizadas a petición de los socios locales de Manos Unidas y que dieron respuesta a situaciones poco reflejadas en los medios de comunicación pero de extrema gravedad. Fueron un total de 34 proyectos por valor de 1.981.976 euros, que apoyaron a más de 185.000 personas afectadas por catástrofes y crisis humanitarias en países como Sudán del Sur, Kenia, Uganda, Filipinas, India, Haití y Perú, entre otros.

En sus 72 Delegaciones diocesanas y las oficinas de los Servicios Centrales en Madrid, Manos Unidas contaba, al cierre de 2017, con 5.160 voluntarios y 140 trabajadores contratados. En materia de sensibilización y educación para el desarrollo, destacaron iniciativas propias como la campaña “El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida”, en la que se llamaba al compromiso personal y social para transformar hábitos como el desperdicio alimentario y un modelo económico que “prima el beneficio frente a las personas” y que impiden que el alimento llegue a todo el mundo; así como actividades que la Organización realiza anualmente como los Premios Manos Unidas, la V edición de las 24 horas de Manos Unidas y la VIII edición del Festival de Clipmetrajes.

Y dentro de esta crónica religiosa semanal, me van a permitir que hable de la reciente Asamblea General de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España que ha otorgado de nuevo la confianza a una Junta Directiva presidida por un servidor, y en la que hay notables incorporaciones, como Laura Otón, redactora de COPE y última galardonada con el Premio Lolo de periodismo, y Rodrigo Pinedo, director de medios del Arzobispado de Madrid. También han revalidado sus cargos el Tesorero, Víctor Cortizo, y el Secretario General, Álvaro de la Torre Gil. Por unanimidad de los presentes en la asamblea, celebrada en el salón de actos de la Cadena COPE, se otorgó la confianza a la nueva Junta Directiva, en la que desempeñarán las labores de Vicepresidente primero José María Legorburu, decano de la Facultad de Comunicación del CEU, y como Vicepresidenta segunda Elsa González, expresidenta de la FAPE. José Gabriel Vera Beorlegui seguirá siendo el consiliario. Entre los vocales de la Junta, continúa Manuel María Bru, sacerdote y periodista director de “Crónica Blanca”, y delegado de Catequesis del Arzobispado de Madrid, con las nuevas incorporaciones de Laura Otón y Rodrigo Pinedo, que a buen seguro aportarán nuevas ideas y un renovado impulso a una asociación, la UCIPE, que quiere seguir siendo la referencia y el punto de encuentro entre los periodistas y comunicadores que viven su profesión y su vocación desde un compromiso cristiano y humanista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios