www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RELATO/ENSAYO

Haruki Murakami: La chica del cumpleaños

domingo 08 de julio de 2018, 18:39h
Haruki Murakami: La chica del cumpleaños

Ilustraciones de Kat Menschik. Traducción de Lourdes Porta Tusquets. Barcelona, 2018. 78 páginas. 15 €. Libro electrónico: 7,99 €.

Por José Pazó Espinosa

La chica del cumpleaños es el título de un atractivo libro editado por Tusquets. Incluye dos textos breves de Haruki Murakami, el primero un relato corto que da título al libro, y el segundo un ensayo breve llamado “Mi cumpleaños” El tema del volumen, por tanto, es el cumpleaños y, en sí mismo, el libro es un bonito obsequio ya que, aparte del contenido, es un libro objeto/regalo, ilustrado por Kat Menschik, dibujante alemana con una obra amplia e interesante como ilustradora literaria.

El libro, como objeto, tiene algo de caramelo o juguete. Es de tapa dura, predominan los tonos rosas, rojos y blancos, e incluso tiene un marcapáginas de tela naranja. Es un libro conjuntado, más neopop que orientalista, de tan solo 78 páginas, de las que casi la mitad son ilustraciones. La edición está muy cuidada en el papel, la tipografía, los colores y la composición, lo que hace que su lectura sea muy agradable como hecho físico, un proceso casi olvidado en estos tiempos de libros electrónicos. Es, en definitiva, como libro objeto, un magnífico regalo de cumpleaños, atractivo pero no abrumador, como son algunas veces las novelas de Murakami por su mera extensión.

Pero vayamos al contenido. “La chica del cumpleaños”, Basudei garu, en japonés “katakanizado”, apareció en la recopilación de cuentos de Murakami de 2002 llamada Basudei Sutorizu (Birthday stories). Trata de una chica que trabaja en un restaurante y a la que le ocurre algo fuera de lo normal el día de su veinte cumpleaños. No diré lo que le ocurre, tan solo apuntaré que es un hecho que determina su destino de forma muy sutil, al igual que el de cualquier lector de la historia, aunque suene a paradoja. Formalmente, la narración es muy simple y aparentemente clara, con un narrador que relata la experiencia de la chica y una conversación final brevísima con la protagonista. El valor de este relato casi insignificante descansa en una revelación que queda al alcance del lector, y que está relacionada con el hecho de que más que lo que obtenemos, es crucial en nuestra vida lo que deseamos, aunque no sepamos qué es, ya que nuestro deseo es la referencia de nuestro balance vital.

El segundo texto, que igualmente apareció en la antología mencionada de 2002, incluye una reflexión curiosa de Murakami sobre su propio cumpleaños y el rito que lleva a cabo cada año ese día, cada 12 de enero. De forma muy murakamiana, el escritor japonés celebra su cumpleaños celebrando el de otra persona muerta que nació el mismo día que él. No diré quién es tampoco, tan solo anticiparé que se trata de un hombre que murió joven y que vivió entre la aventura, la escritura y el alcohol. Y que escribió en inglés.

Parte del atractivo de la escritura de Murakami reside en el tratamiento normal y casi banal de lo extraordinario. Sus relatos están repletos de seres que se debaten entre la existencia y la inexistencia, que habitan los campos de lo fantasmal, seres que no han dejado nuestro mundo físico pero que a la vez viven en otro espiritual en el otro lado del espejo, mundo que solo intuimos. Fantasmas que, como Murakami, celebran su cumpleaños en nombre de otro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios