www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POLÍTICA FISCAL

La Hacienda de Sánchez trabaja para que paguen más las grandes empresas

La Hacienda de Sánchez trabaja para que paguen más las grandes empresas
Ampliar
miércoles 11 de julio de 2018, 23:12h
La ministra María Jesús Montero comparece en el Congreso.

No ha tardado mucho Pedro Sánchez en ir desplegando todo el aparataje ideológico que tiene pensado implementar desde la Moncloa. Si ya ha avanzado su intento de tumbar la reforma laboral de Mariano Rajoy y está acelerando en el asunto del Valle de los Caidos, el Ejecutivo ha proclamado este miércoles uno de los pilares de su filosofía gubernamental en el prisma económico. La encargada de anunciarlo ha sido María Jesús Montero, la ministra de Hacienda.

En la que ha resultado su primera comparecencia en el Congreso ha desgranado algunas de las medidas que serán incluidas en los Presupuestos Generales del Estado de 2019. La principal de ellas, a juicio del equipo de trabajo de esta cartera, es el intento de aprobar, de forma urgente, una reforma fiscal que contenga una amalgama de medidas que obliguen a las grandes empresas del país a pagar más impuestos. El elemento nuclear de la izquierda.

Ha justificado la ministra este extremo encuadrándolo en el objetivo de aproximar a España a la fiscalidad del siglo XXI. La querencia de elevar las arcas públicas por medio de los ingresos que aporten las grandes compañías con sede en el España se pondrá en práctica, ha resaltado, sin que ese aumento acaree una subida también destinada a las clases medias y trabajadoras, a las pymes o a los autónomos y profesionales. Hecho que subraya lo ideológico del planteamiento.

Asimismo, ha susurrado la posibilidad de establecer una nueva figura fiscal sobre el sector bancario "en línea con las tendencias europeas". Y, también, la implementación de una reforma en profundidad del conjunto del sistema tributario nacional, pero estdos dos últimos puntos los ha localizado en un rango temporal más amplio. Son objetivos de legislatura. El aumento de los impuestos a los colosos de la economía debería entrar en vigor en 2019. De hecho, la ministra ha reconocido que un buen puñado de estas directrices habrán de ser tramitadas en un proyecto de ley específico.

En torno al impuesto de sociedades, Montero ha esclarecido que buscarán ensanchar las bases imponibles y acercar el tipo teórico del 25 % al tipo real que se paga. Lo ha afirmado después de que hace días hubiera avanzado que el movimiento consistiría en la imposición de un tipo mínimo del 15 % a partir del cual no se podrá aplicar deducciones.

El novedoso impuesto sobre algunos servicios, por su parte, se cubrirá en forma de un tributo indirecto que recaerá sobre las nuevas áreas de actividad relacionadas con el sector tecnológico. La tributación teconológica tendrá que ver con los ingresos consiguientes a la venta de espacios de publicidad en internet o la facturación de las plataformas digitales que sirven de intermediación con usuarios en la venta de bienes y servicios.

El apartado relativo a la fiscalidad verde, que no afectará a autónomos y profesionales, ha llevado a la ministra a argumentar que no tiene afán recaudatorio, sino que ha sido ideado con el fin de cambiar hábitos y dinámicas que impactan negativamente en el medio ambiente. Como ejemplo ha citado a la posible subida de impuestos sobre el gasóleo para equipararla a la de la gasolina.

Ha habido hueco en su alocución para la lucha contra el fraude fiscal. Ha explicado la dirigente que se está trabajando en el establecimiento de una reforma en la Ley General Tributaria para que en la lista pública de deudores que deben más de un millón de euros a Hacienda aparezcan también los responsables solidarios. Y sobre su mesa también consta una ley destinada a perseguir a los grandes defraudadores, que actualizará la lista de paraísos fiscales e incluirá medidas que atajen las planificaciones fiscales abusivas de las grandes empresas y multinacionales. Les exigirá que tributen donde generen ingresos.

Por último, tras asegurar que están trabajando "intensamente" en una nueva senda de estabilidad presupuestaria que están dialogando con Bruselas -para obtener objetivos menos "encorsetados"-, ha destacado que "no hay otra" que reforzar los servicios públicos con un mayor gasto. Y Hacienda pondrá la lupa en una revisión del sistema fiscal con perspectiva de género, para que "las empresas dejen de penalizar a las mujeres cobrándoles un plus por el hecho de ser mujeres".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.