www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ACUERDO GLOBAL

La ONU, sin Estados Unidos, cierra su primer gran pacto para gestionar las migraciones

La ONU, sin Estados Unidos, cierra su primer gran pacto para gestionar las migraciones
Ampliar
EL IMPARCIAL
viernes 13 de julio de 2018, 22:14h
Sólo el Ejecutivo de Trump se ha mantenido fuera de un consenso que ha compartido toda la comunidad internacional.

Todos los países de la ONU cerraron este viernes el primer acuerdo para tratar de mejorar la gestión del proceso migratorio a escala global y afianzar y prolongar la protección de los inmigrantes. Todos menos Estados Unidos. La Casa Blanca ha sido la excepción en la firma del llamado Pacto Mundial para una Migración Segura, Regular y Ordenada, un texto que compromete a las naciones a acometer una serie de objetivos a la hora de gestionar las migraciones.

"Hoy es un día histórico para Naciones Unidas, para el multilateralismo y, especialmente, para millones de migrantes", ha proclamado Juan José Gómez Camacho, el embajador de México ante la ONU. Este diplomático lideró junto a su homólogo suizo, Jürg Lauber, la negociación del acuerdo, fruto de un compromiso de los jefes de Estado y de Gobierno en 2016. Unos trabajos que han desembocado en un acuerdo que no es jurídicamente vinculante.

En este 13 de julio los países de todo el mundo aceptaron por primera vez negociar un gran marco para cooperar en este ámbito y establecer estándares mínimos, arrinconados cada vez más por la crisis de refugiados y migrantes. Entre las metas planeadas sobresalen la de ampliar las vías de migración regular, usar la detención de indocumentados únicamente como último recurso u ofrecer acceso a servicios básicos a todos los inmigrantes, sin importar su estatus.

La ONU considera real que el texto se convertirá en una guía clave a la hora tratar todos los asuntos de migración, como ha ocurrido en otros ámbitos con documentos de ese tipo, como la Agenda 2030 para el desarrollo. Aunque, como se menciona, no sea vinculante. No obstante, el proceso ha deparado un intervalo temporal prolongado de consultas y seis meses de negociación. De ahí han salido los 23 objetivos que abarcan desde temas muy generales a cuestiones concretas, como la de avanzar para que los migrantes puedan transferir de un país a otro sus cotizaciones a la seguridad social.

Este consenso histórico ha arribado en medio de un clima muy crítico con la inmigración en un buen número de países, con un claro aumento de los mensaje nacionalistas y xenófobos por parte de líderes políticos. Por eso, sus responsables subrayan que se trata del resultado más ambicioso que era posible lograr teniendo en cuenta que había que poner de acuerdo a 192 países con realidades muy distintas. Pero se ha logrado. Entre otras cosas, por el ambiente constructivo que se respiró en las discusiones llevabas a cabo en Nueva York, explican desde las Naciones Unidas.

La charla sobre hechos más que en torno a mitos ha valido para afianzar los progresos, ha diagnosticado Louise Arbour, la representante especial de la ONU para la Migración. Esta dirigente canadiense ha recordado que la migración es una realidad inevitable. Aunque Estados Unidos se mantenga al margen. "Nos habría gustado tener a EE.UU. (...), pero la gran mayoría de los migrantes alrededor del mundo se beneficiarán", confesó Gómez Camacho durante una conferencia de prensa.

Miroslav Lajcak, presidente de la Asamblea General de la ONU, puntualizó lo siguiente: "Tenemos a 192 países que han acordado el texto y mantenemos la puerta abierta a Estados Unidos". El caso es que este pacto podría ver cómo falla uno de sus compromisarios. Porque Hungría anunció en esta fecha que su Gobierno va a estudiar la próxima semana la posibilidad de desvincularse. De hecho, el Ejecutivo nacionalista del presidente Viktor Orbán ha sido muy crítico con algunas de las ideas centrales del pacto. Y su ministro de Exteriores (Péter Szijjártó) criticó que el texto no diferencia adecuadamente a migrantes regulares e irregulares, a los que se refirió como "ilegales". La "prioridad número uno" para Hungría seguirá siendo la seguridad y que "Hungría siga siendo un país húngaro", espetó

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios