www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTE JUEVES, 132 MUERTOS

La campaña electoral de Pakistán, asolada por los atentados

La campaña electoral de Pakistán, asolada por los atentados
Ampliar
EL IMPARCIAL/Efe
viernes 13 de julio de 2018, 23:54h
Daesh golpea con crudeza a la campaña de estos comicios, ya condicionados por la violencia.

La campaña electoral en Pakistán vivió este viernes una jornada sangrienta con 132 muertos y alrededor de 140 heridos en dos atentados contra mítines políticos, cuando faltan menos de dos semanas para los comicios generales en el país. No obstante, el mayor de los atentados -que ha causado 128 muertos y 122 heridos- fue reivindicado por el grupo yihadista Daesh, en uno de los peores actos terroristas que ha sufrido la nación enlos últimos años.

El ataque terrorista ocurrió cuando un suicida hizo explotar las bombas que portaba durante un mitin en un mercado en el distrito de Mastung, en la provincia occidental de Baluchistán, una de las regiones paquistaníes más azotadas por el terrorismo. El acto lo encabezaba el político Siraj Raisani, del grupo regional Partido Nacionalista Awami (ANP), que falleció en un centro hospitalario a consecuencia de las graves heridas sufridas, según explicó su hermano Lashkari.

El fallecido era hermano de un antiguo jefe de Gobierno de Baluchistán, Mohammad Aslam Khan Raisani, y uno de sus hijos había muerto también en un atentado terrorista en 2011. Asimismo, parte de los heridos fueron trasladados a varios hospitales en Quetta, la capital provincial, donde los servicios sanitarios activaron el "estado de emergencia" ante la masiva llegada de víctimas. Así lo ha confirmado Muhammed Ramzan, portavoz de la Policía.

Daesh y los talibanes paquistaníes reivindicaron los ataques


Daesh asumió la autoría del atentado suicida en un escueto comunicado difundido por la agencia Amaq, afín a la organización terrorista, en el que se indica que se perpetró "con un cinturón de explosivos durante un mitin electoral". Al parecer, el terrorista, que se encontraba sentado entre el público, detonó los explosivos que portaba al final del evento. Este extremo lo ha aportado el portavoz de Policía de Mastung, Sana Ullah.

Por su parte, Nasir ul Mulk -primer ministro paquistaní, que gobierna de manera interina hasta la celebración de las próximas elecciones- condenó el atentado en Mastum "en los términos más rotundos" y mostró su pesar por los fallecidos, al tiempo que rezó por la pronta recuperación de los heridos, según reza un comunicado. Y el el general Qamar Javed Bajwa, jefe del Ejército paquistaní, "condenó el atroz ataque terrorista en Mastung", según escribió en Twitter el director de la oficina de comunicación militar (ISPR), el general Asif Ghafoor.

En la cronología del horror vivido en esta fecha, antes ya había sido perpetrado otro atentado. Fue otra detonación que golpeó a un acto electoral en la ciudad de Bannu, en la provincia nororiental de Khyber Pakhtunkhwa, que dejó cuatro muertos y diecinueve heridos. "Los intentos de los adversarios por hacer descarrilar la actividad democrática no deben tener éxito", ha comentado Ghafoor. En este ataque, reivindicado por los talibanes paquistaníes, murió el político Haroon Bilour.

El pasado martes se vivió el primer atentado de la campaña electoral


Según se ha reconstruido, el objetivo del ataque era el exministro Akram Durrani, quien fue titular de Vivienda del último Gobierno central y del partido Jamiat-Ulema-Islam, que salió ileso. Así ha proseguido una campaña electoral de complicada digestión, pues el pasado martes sobrevino el primer atentado de relevancia durante la campaña electoral. Entonces, al menos veinte personas murieron y sesenta resultaron heridas en un ataque suicida contra el ANP, también en Khyber Pakhtunkhwa.

Pakistán celebrará elecciones generales y provinciales el 25 de julio, en las que están llamados a votar 105 millones de ciudadanos, según datos de la Comisión Electoral. Y, aunque la violencia se redujo en el país durante 2017 con 1.260 muertos por terrorismo (540 de ellos civiles, 208 miembros de las fuerzas de seguridad y 512 supuestos terroristas), la cifra más baja en una década, según el Portal de Terrorismo del Sur de Asia, que estudia la violencia en la región, estos brotes terroristas han complicado el escenario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios