www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXPLORACIÓN ESPACIAL

Descubren un gran lago de agua salada bajo la superficie de Marte

Imagen tomada por la Mars Express de la zona del Polo Sur marciano donde se ha localizado el lago.
Ampliar
Imagen tomada por la Mars Express de la zona del Polo Sur marciano donde se ha localizado el lago. (Foto: ESA/DLR/FU BERLIN/CC BY-SA)
miércoles 25 de julio de 2018, 20:28h

Se encuentra a 1.500 metros de profundidad, bajo el hielo del Polo Sur.

El planeta rojo es hoy "un poco más azul". Un grupo de investigadores italianos ha anunciado el descubrimiento de un lago de agua líquida y salada bajo la superficie de Marte.

El histórico descubrimiento se ha producido gracias a los datos facilitados por la sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea, en una región llamada Plamun Australe, localizada en la capa de hielo del Polo Sur del planeta.

La investigación, que publica Science, fue presentada en la sede de la Agencia Espacial Italiana (ASI) y fue calificada por su presidente, Roberto Battiston, como "la más importante de los últimos años". El lago tiene unos 20 kilómetros de ancho y se encuentra a 1,5 kilómetros bajo la superficie marciana.

El instrumento clave en la detección del lago ha sido MARSIS, un georadar con dos alas de 20 metros cada una, capaz de "mirar" bajo la superficie del planeta, de la roca y el hielo, por medio de las ondas electromagnéticas de baja frecuencia que emite.

Roberto Orosei, autor principal del trabajo y responsable científico del MARSIS, instalado en la sonda Mars Express, ha explicado que la masa de agua "se captó debido a que los ecos procedentes de debajo de esta zona eran más fuertes que los ecos de la superficie y que esta circunstancia se produce sólo cuando se observa agua subglacial como en la Antártida".

El estudio asegura que se trata de agua salada, ya que es lo que permitiría que, unido a la presión de la capa de hielo, el lago subterráneo permaneciera líquido a pesar de estar a una temperatura de entre menos 30 y los 70 ºC, como sucede en la Tierra. El agua del lago Vostok (el más grande de los casi 400 lagos subglaciales conocidos de la Antártida), por ejemplo, se mantiene liquida debido al peso que ejerce sobre ella la pesada capa de hielo.

Un antiguo vergel

El hoy desierto "cuarto planeta" no ha sido siempre así. En un pasado remoto (miles de millones de años atrás) se cree que Marte era muy similar a la Tierra. De hecho, observando su superficie pueden identificarse vastas cuencas, canales y lechos secos de ríos. También se han descubierto minerales que sólo pueden formarse en presencia de agua líquida.

Pero el clima ha cambiado significativamente a lo largo de los 4.600 millones de años de historia del planeta y el agua líquida no puede existir en la superficie hoy en día, por lo que los científicos miran bajo tierra. Los primeros resultados de la nave espacial Mars Express, de 15 años de antigüedad, ya arrojaron luz sobre la existencia de hielo de agua en los polos del planeta, enterrado en capas intercaladas con polvo.

La presencia de agua líquida en la base de los casquetes polares se sospecha desde hace tiempo; después de todo, es bien sabido que el punto de fusión del agua disminuye bajo la presión de un glaciar que lo cubre. Además, la presencia de sales en Marte podría reducir aún más el punto de fusión del agua y mantener el agua líquida incluso a temperaturas de varias decenas de grados bajo cero.

Vida pasada, y futura

Este importantísimo descubrimiento, aunque despeja algunas dudas, plantea otros muchos interrogantes, como, por ejemplo, si existen otras formaciones acuíferas a lo largo y ancho de la geografía marciana, máxime si se tiene en cuenta que la Mars Express, tan sólo ha explorado el 10 % del Polo Sur marciano. Los investigadores lo ven muy posible: "Esta es sólo una pequeña área de estudio; resulta emocionante pensar que podría haber más de estas bolsas subterráneas de agua en otros lugares, aún por descubrir", comenta Orosei.

Este hallazgo también "da alas" a una posible colonización de nuestro vecino planetario. El agua no sólo sirve para beber, sino que también permitiría obtener oxígeno, indispensable para la vida en una atmósfera como la marciana Marte. Algo que, no obstante, también podría realizarse con el hielo que yace bajo buena parte de la superficie marciana. Pero la pregunta del millón sigue siendo la misma: ¿albergarán estas, u otras aguas marcianas, vida?

Se sabe que algunas formas de vida microbiana prosperan en ambientes subglaciales de la Tierra, aun a temperaturas bajo cero, pero ¿podrían los pozos subterráneos de agua líquida salada y rica en sedimentos en Marte proporcionar un hábitat adecuado, ya sea ahora o en el pasado?

En opinión de Orosei, aunque sería un enorme reto, ya tenemos la tecnología para perforar la superficie marciana y llegar hasta el agua líquida. Lo complicado, según el científico, sería no contaminarla con nuestros microbios, lo que ya ha impedido que se exploren lagos similares en la Antártida. De conseguirlo, esa agua marciana, podría proporcionarnos datos incomparables sobre la historia del planeta rojo y sus antiguos o modernos "habitantes".

Lo que parece claro es que el objetivo prioritario será encontrar nuevas bolsas de agua, y, a ser posible, más cerca de la superficie. Esa será, sin ningún género de dudas, la meta principal de los rovers que ESA y NASA (ExoMars y Mars2020) mandarán en 2020 a un planeta que, desde hoy, es "un poco más azul".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (65)    No(0)

+

0 comentarios