www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Sonrojo para la RFEF: a dos semanas de la Supercopa el estadio de Tánger está sin luz

viernes 27 de julio de 2018, 21:32h
El recinto elegido por la federación para acoger el Barcelona-Sevilla está sin iluminación por impagos.

A comienzos de julio Luis Rubiales anunciaba que la Supercopa de España se iba a celebrar, presumiblemente, en Tánger. Era una información sorprendente y arriesgada, considerando la polvareda que en el balompié nacional estaba causando su inicio de presidencia de la Reafl Federación Española de Fútbol. Venía de haber despedido a Julen Lopetegui como seleccionador a dos días del debut en el Mundial, por lo que el ambiente no estaba para alardes. Ni mucho menos.

La idea de fijar un partido único y una sede externa a la Supercopa conllevaría una marejada de cuestionamiento encabezada por el Sevilla, que se medirá por ese título ante el Barcelona. Desde el club hispalense se reaccionaría, de manera oficial, calificando la decisión de la RFEF como "arbitraria" e "injustificada". Según el comunicado emitido por la entidad andaluza, desde el estamento federativo se había apostado por esa vía con la "intención exclusiva de solucionar los problemas al FC Barcelona".

Rubiales entraría al trapo, en otra muesca de su estilo, en una entrevista nocturna posterior a la comunicación sevillista, Lo hizo del siguiente modo: "(Castro, presidente del Sevilla) Me dijo: "Fabuloso, Tánger, pero decid que sois vosotros los que me lo habéis impuesto". "Que hagamos esto por los clubes y que un club, para quedar bien con la afición, le eche las culpas a la Federación no nos parece serio ni riguroso", remató el sustituto de Villar, que se mostró dispuesto a mostrar al personal la conversación privada con el presidente sevillista para refutar su versión.

Ante esa diatriba, Castro se haría presente para bajar al barro. Después de negar lo asegurado por el mandatario de la RFEF expuso que "el inicio de Rubiales como presidente no puede ser peor". "Esto es una barbaridad. Una cosa es que el Sevilla tenga la comprensión de intentar solucionar un problema y otra que nos veamos sometidos a la pleitesía que le quiere brindar al FC Barcelona", arguyó sobre la validad del testimonio dado por Rubiales. Y también amenazó con hacer pública la charla privada mantenida con el objeto de su crítica.

"El Sevilla tiene un millón de euros, 6.000 entradas y el viaje pagado", defendió el presidente de la federación, que anunció que fue Javier Tebas -presidente de LaLiga- el que había comentado al club de Nwrvión esta contraprestación por las molestias de viajar a Marruecos. "El problema es de la Federación, has querido que los clubes nos comamos el marrón", replicó Castro. Y Rubiales concluyó la escaramuza reclamando a su interlocutor que "si no quieres jugar en Tánger, dame una alternativa aquí, delante de toda España".

Pues bien, después del sonrojo público el conjunto andaluz tragaría. Pero lo que no estaba ni Castro ni Bartomeu es que el estadio Ibn Batuta de Tánger, que albergará el próximo 12 de agosto la Supercopa de España, se encuentre, este viernes, sin luz. LLeva en este momento más de 24 horas desprovisto de suministro eléctrico debido a atrasos en el pago de las facturas. Y es que la empresa estatal a cargo de la instalación -llamada Sociedad Nacional de Realización y Gestión de Estadios- debe los últimos seis meses.

Amendis, la operadora local del suministro, cortado la luz del estadio, en consecuencia. A dos semanas de que dos de los mejores equipos del balompié español aterricen allí esa es la situación. "Esto se acabará por resolver sí o sí" porque "nadie querrá cargar con un improbable fracaso del evento", declararon fuentes de la organización del evento, al que van a acudir autoridades nacionales y locales. La presión es máxima para estos organizadores de un partido que no esperaban. Porque Sonarges, que gestiona a los principales estadios de Marruecos, sufre problemas de tesorería con regularidad.

Rubiales se ha querido estrenar con la primera Supercopa en la historia que se dispute fuera de la Península Ibérica (y con el primer despido de un seleccionador a dos días del debut mundialista), pero se le ha torcido desde el principio. La delegación técnica de la Real Federación Española de Fútbol desplazada este viernes al estadio confirmó que "cumple excelentes condiciones para albergar la Supercopa". "Se trata de unas instalaciones muy nuevas, con tan solo 7 años, y perfectamente acondicionadas para una celebración a la altura de una Supercopa de España, que puede acoger cómodamente hasta a 45.000 espectadores", sentenció la federación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.