www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Solo el 155 frenará a Torra

jueves 30 de agosto de 2018, 08:17h

En su infinita ingenuidad, Pedro Sánchez debió creer que con su agradable paseo por los jardines de La Moncloa había logrado apaciguar los ánimos independentistas de Quim Torra. El presidente de la Generalidad, sin embargo, ya ha avisado que prepara un otoño caliente que, según informa hoy "La Vanguardia" se estructura en tres ejes: desobediencia a la eventual sentencia del Supremo sobre los políticos presos, ultimátum al Gobierno para que se avenga a negociar un referéndum y la preparación del clima político que impulse una ruptura con el Estado.

Será el próximo martes, cuando Quim Torra pronuncie en Barcelona un discurso "contundente y desafiante" para señalar el rumbo del movimiento independentista en los próximos meses que se basará en las movilizaciones populares del 11 de septiembre y en las sucesivas celebraciones del aniversario del 1 de octubre que "ayuden a crear este clima para la ruptura".

El presidente de la Generalidad basará su conferencia en la desobediencia. Torra no aceptará que Oriol Junqueras, Josep Rull, Jordi Turull, Dolors Bassa, Raul Romeva, Joaquim Forn, Carme Forcadell, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart estén encarcelados y sean condenados. Y ya ha anunciado –el martes lo hizo en la reunión del Govern– que él no acatará la sentencia. Incluso, parece estar dispuesto a liberar a los políticos al tener transferidas por el Estado las competencias en materia de prisiones tras la torpeza de Pedro Sánchez de acceder a trasladar a los exmiembros de la Generalidad a las cárceles catalanas.

La tormenta política que prepara el títere de Puigdemont supone un órdago de consecuencias imprevisibles. La dependencia parlamentaria del Gobierno sitúan a Pero Sánchez en un callejón sin salida. Pero, aunque pueda costarle La Moncloa, no puede admitir un desafío de este calibre. No puede seguir mirando hacia otro lado mientras la Generalidad endurece cada día el desafío al Estado. Si Quim Torra anuncia el martes que no acatará la sentencia del Tribunal Supremo, incluso que está dispuesto a liberar a los políticos presos, el presidente del Gobierno estaría obligado a aplicar de nuevo el artículo 155. Que no se engañe. Solo así frenará la feroz ofensiva independentista de Puigdemont, Torra y sus secuaces.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (20)    No(1)

+
0 comentarios