www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PROTESTAS

El ministro de Exteriores alemán llama a "levantarse del sofá" contra el racismo

El ministro de Exteriores alemán llama a 'levantarse del sofá' contra el racismo
Ampliar
domingo 02 de septiembre de 2018, 17:57h
Las violentas manifestaciones de la ultraderecha están evidenciando su crecimiento en cuanto a seguimiento.

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, ha alzado la voz en el Bild. Lo ha hecho para tratar de convulsionar las conciencias de los compatriotas que permanecen impasibles ante los incidentes racistas acontecidos en Chemnitz, ciudad del este del país en el que grupos de neonazis han organizado protestas violentas y "cacerías" de extranjeros después de que un hombre muriese apuñalado el pasado domingo, presuntamente a manos inmigrantes.

"Los años de coma discursivo y de la comodidad deben acabarse", ha proclamado este político socialdemócrata que va más allá: advierte que la situación se volverá más "amenazante" si la sociedad no se levanta contra los desmanes de la ultraderecha. "Debemos todos mostrar al mundo que nosotros, los demócratas, somos la mayoría y los racistas, una minoría. La mayoría silenciosa debe levantar la voz", apremia Maas en una charla firme.

Asimismo, la ministra de Justicia, Katarina Barley, ha venido a declarar que debe investigarse si los incidentes de Chemnitz estuvieron organizadas por redes ultraderechistas. Esta mandataria, también socialdemócrata, quiere tener la certeza de que la oleada de marchas contra la inmigración, explícitas en su racismo y violencia, están relacionadas con uno de los partidos políticos de mayor aceptación en la mencionada localidad.

Porque tras la muerte del alemán de origen cubano, en las fiestas de Chemnitz, fueron arrestadas dos personas que había pedido asilo y eran procedentes de Siria e Irak -los dos parmanecen en prisión preventiva-. A partir de ahí prendió la mecha: ese mismo domingo 800 ultraderechistas coparon el centro de la ciudad persiguiendo de viandantes de aspecto extranjero, causando múltiples heridos. El Gobierno de Angela Merkel condenó esos actos y los calificó como "cacerías de odio".

Las protestas de este sábado dejaron 18 heridos y 37 denuncias


Pero, claro, las marchas de estos ciudadanos exaltados contra los migrantes no han cesado. En la que tuvo lugar este sábado, por ejemplo, la Policía alemana informó que el cruce de la marcha ultraderechista y de varias contramanifestaciones acabó con al menos 18 heridos, incluidos tres policías, y 37 denuncias por delitos. Además, los agentes registraron una agresión sufrida por un afgano de 20 años, a manos de cuatro encapuchados y horas después del final de las protestas.

"Pese a lo esperado y por el momento conocido número de delitos, (la jornada) se mantuvo en términos generales pacífica", sintetizó en el comunicado oficial la presidenta de la Policía de Chemnitz, Sonja Penzel. Eso sí, el texto no esconde que "durante y tras las concentraciones hubo situaciones en las que la policía tuvo que actuar para evitar una escalada" de la violencia. El estado de emergencia que se ha desatado en la localidad está llevando al límite a los agentes.

"Especialmente durante la denominada fase de salida de participantes de todas las marchas hubo en la ciudad varios enfrentamientos entre distintos grupos que tuvieron que ser confrontados de forma consecuente por las fuerzas de seguridad", relata el comunicado, que afirma que hasta 11.000 personas protestaron en las calles una semana después de que en sus calles muriese un hombre apuñalado. La manifestación más concurrida fue la convocada por el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y el colectivo xenófobo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida), se detalla.

Por último, se explica que los delitos denunciados están relacionados con los daños personales y materiales, resistencia a los agentes y ostentación de símbolos inconstitucionales, por acciones que se cometieron durante y después de las protestas. En ese monto figura la denuncia del parlamentario socialdemócrata Sören Bartol, que aseguró ser atacado por neonazis aunque la Policía desplegara unos 2.000 agentes -con perros, caballos, tanquetas y otros vehículos- en la jornada sabatina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.