www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Eduardo Verdú: Todo lo que ganamos cuando lo perdimos todo

domingo 16 de septiembre de 2018, 17:19h
Eduardo Verdú: Todo lo que ganamos cuando lo perdimos todo

Plaza & Janés. Barcelona, 2018. 365 páginas. 17,90 €. Libro electrónico: 7,99 €.

Por Federico Aguilar

Quizá ustedes recuerden el caso de Lutz Eigendorf, nacido el 16 de julio de 1956 en Brandenburgo, República Democrática Alemana, Lutz Eigendorf, que se convirtió en un ídolo de masas del deporte rey en el Dynamo de Berlín, el equipo vinculado a la temible y poderosa Stasi, el servicio de inteligencia del régimen comunista. Asimismo, el centrocampista del Dynamo, con tan sólo 22 años, se incorporó a la selección de la RDA. Todo parecía que estaba en orden y el Gobierno lo consideraba una de las figuras más emblemáticas del país, a la que “vendía” como ejemplo de las “bondades” del sistema comunista.

Pero resulta que no era así y que el futbolista sentía y acumulaba un profundo descontento. Por eso el 20 de marzo de 1979 tomó una decisión que cambiaría su vida por completo. Aprovechando que el Dynamo de Berlín pasó el muro entre las dos Alemanias para jugar un amistoso ante el Kaiserslautern en la ciudad occidental de Giessen, Eigendorf se las ingenió para quedarse en la República Federal. El escándalo fue enorme y ni la Stasi ni el régimen iban a perdonar lo que consideran una insoportable afrenta, máxime cuando Eigendorf comenzó una campaña de denuncia de cómo se vivía en la RDA, y de la prácticamente esclavitud y miseria a la que eran sometidos sus ciudadanos.

El plan de jugador, a quien la República Federal de Alemania proporcionó asilo político, era conseguir que su esposa e hija, pudieran escapar de la opresión y reunirse con él en el mundo libre. Un propósito que, naturalmente, la Stasi no iba a tolerar que llegase a hacerse realidad. Y no solo eso: su familia sufrió un brutal y continuo acoso, con interminables interrogatorios. El sueño de Lutz Eigendorf nunca se cumplió. El 5 de marzo de 1983 tuvo un accidente de coche que le costó la vida. Saltaron las alarmas de que ese accidente había sido orquestado por la Stasi. Al principio de las investigaciones no se encontraron pruebas, pero años después, caído el Muro y eliminado el régimen comunista, un periodista descubrió en los archivos de la Stasi un dossier donde se explicaba que el futbolista era un objetivo a batir.

Ahora, el también periodista Eduardo Verdú (Madrid, 1974) se ha basado en la desgraciada historia de Lutz Eigendorf para ofrecernos una hipnótica novela en la que se entrecruza lo político y lo personal y emocional en un retrato del mal totalitario, que nos llega más hondo al encarnarse en una historia concreta, con víctimas que tienen nombres y apellidos, y que existieron en la realidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios